Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

El acusado de matar a un policía nacional supone una "peligrosidad social extrema", según los forenses

  • Escrito por Redacción

1008563 1

La Sección Tercera de Málaga ha dejado visto para sentencia el juicio al hombre alemán acusado de asesinar a un policía nacional en la capital en mayo de 2014.

Los forenses que hicieron la evaluación del procesado han dicho que no era responsable de sus actos, pero es una persona con una "peligrosidad social extrema", lo que hace necesario su internamiento en un centro psiquiátrico por un largo periodo.

La Fiscalía ha mantenido su petición de 34 años de internamiento en un centro psiquiátrico, con la eximente completa de enajenación mental, por sufrir el procesado esquizofrenia paranoide agravada por consumo de sustancias. El acusado ha hecho uso de su derecho a la última palabra para decir que lo siente mucho y pedir perdón a la familia y compañeros, asegurando que estaba bebido y drogado.

Además, el procesado, Stephan R., que en su declaración la pasada semana dijo que no recordaba nada de lo sucedido, ha manifestado que prefiere cumplir la condena en España, pese a que los especialistas han señalado que el mejor sitio para su internamiento sería un centro sin barreras de idioma, es decir, en Alemania. Al salir de la Sala, el acusado ha recibido gritos de "asesino".

Los médicos que evaluaron su estado mental, teniendo en cuenta informes del centro penitenciario, del hospital y también procedentes de Alemania, han señalado que sufre una esquizofrenia paranoide agravada por consumo de drogas y alcohol, por lo que en el momento de los hechos no era responsable de sus actos. Han apuntado que su patología es de difícil recuperación porque va creciendo.

Asimismo, los especialistas psiquiátricos que los examinaron en la cárcel han señalado en la vista oral que el procesado tiene delirios, megalomanía y se sentía perjudicado y víctima de una persecución o complot policial, que, dentro de ese delirio, extiende también al Gobierno y al Ministerio del Interior. Han incidido en el "peligro" social que supone.

En la sesión de este jueves también han declarado los forenses que hicieron la autopsia al agente, los cuales han señalado que para realizar la herida que sufrió el fallecido, que fue mortal de necesidad y llegó al corazón, había que aplicar mucha fuerza, por lo que han descartado que fuera fruto de un choque entre el agresor y la víctima.

El fiscal ha mantenido su acusación por los delitos de asesinato, homicidio en grado de tentativa, atentado y lesiones; mientras que la defensa señala que no ha quedado probado, por las declaraciones practicadas en el juicio, que el hombre intentara acabar con la vida de otro de los compañeros del policía fallecido en el momento de la detención.

Los hechos tuvieron lugar en la calle Frigiliana de Málaga capital, cuando varios agentes acudieron para arrestar al procesado, un indigente que frecuentaba la zona y que tenía una orden de detención en vigor. Según el escrito del fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, al darse cuenta el procesado de la presencia policial intentó ocultarse en un establecimiento.

Dos agentes entraron y, al intentar detenerlo, el hombre empezó a gritar y forcejear, logrando soltarse y salir hacia la puerta, cuando se encontró con el policía Francisco Díaz y, de forma sorpresiva, sacó un cuchillo de 21 centímetros que ocultaba en la chaqueta y "con gran violencia y sin darle tiempo a reaccionar, le asestó una puñalada", que le provocó la muerte.

El acusado salió huyendo y fue perseguido por otro policía, al que también se enfrentó e intentó asestarle una puñalada, pero no lo consiguió, llegando incluso éste a tener que desenfundar su arma y a cortarle el paso. En la persecución se unieron otros agentes, llegando a realizar varios disparos que no dieron al imputado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones