Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La Guardia Civil detiene a un menor que cambiaba las imágenes de abuso de su hermana por una consola

  • Escrito por Redacción

guardia-civil-delitos-pederastia--620x349

El menor tenía 14 años y la pequeña sólo tres. Eran hermanos y vivían junto a sus padres en la localidad malagueña de Estepona, en un piso alquilado. Tras una denuncia, la Guardia Civil ha logrado detener a los pederastas que habían comprado las imágenes por internet, mientras que un juez ha decretado el ingreso del niño en un centro de reforma.

Un menor ingresó en el centro tras ser detenido por la Guardia Civil de Málaga por supuestamente abusar de su hermana de tres años, grabarlo en video y ofrecer a la pequeña a otros pederastas a cambio de una consola. Una investigación que ha tenido una segunda fase que se ha saldado con el arresto en Madrid e Irún de dos individuos que presuntamente contactaron con el menor.

La «operación Drey» se inició después de que los especialistas del Equipo Mujer Menor (Emume) fuesen alertados a través de una denuncia de la posible existencia de un chico que en foros de internet ofrecía a su hermana a cambio de dinero o una consola.

Los agentes aceleraron las pesquisas, y comunicaron los hechos a la Fiscalía de Menores, cuando las primeras indagaciones confirmaron que los datos iniciales eran veraces.

El menor fue interceptado por los agentes a primera hora de la mañana, cuando se desplazaba al instituto, y fue llevado al cuartel de la Guardia Civil en la localidad esteponera. Los investigadores avisaron a la madre, que acudió a las dependencias policiales con un abogado. Por consejo del letrado, el chico se negó a declarar. Aunque los agentes previamente habían intervenido la mochila y el portátil que en ella se guardaba.

«Sabíamos que en la casa sólo había un ordenador familiar, así que pensamos que si había algo, debía ser en el facilitado por la Consejería de Educación», explicaron fuentes cercanas al caso, que precisaron que el chico se conectaba a internet a través de la wifi del instituto.

Después de que no quisiese prestar declaración, el joven fue detenido y puesto a disposición judicial: «Por unanimidad se acordó su internamiento».

Los investigadores debían encontrar pruebas definitivas y el portátil era su principal baza. La tarea fue distinta a lo que están acostumbrados porque el dispositivo contaba con el sistema operativo Linux, aunque acabaron encontrando lo que buscaban.

A pesar de que el menor lo había borrado, lograron recuperar un video en el que se veía al detenido abusando de su hermana pequeña. Grabación que había realizado con el teléfono móvil.

Apoyados en la información inicial que señalaba que el chico había ofrecido a su hermana a pederastas potenciales, los agentes solicitaron autorización judicial para entrar en su correo y determinar si hubo distribución.

Esta línea de trabajo dio sus frutos. Los expertos hallaron dos cuentas con las que el menor supuestamente había intercambiado la grabación de su hermana. Esta pista llevó hasta dos individuos: un informático de Madrid y un vecino de Irún, que fueron detenidos por distribución de pornografía infantil. El segundo, según las fuentes consultadas, utilizaba un ordenador común de una asociación de vecinos para el intercambio de archivos. Gracias a la colaboración de los responsables, se pudo identificar más rápidamente a esta persona.

Durante la celebración del juicio al menor, que se enfrentaba a una petición de internamiento de dos años y medio a tres años y medio, reconoció los hechos, por lo que fue trasladado a un centro de reforma.

«El chico era consciente de que había hecho algo malo, pero no calibraba la gravedad», señalaron las citadas fuentes, que agregaron que se trataba de un joven que no tenía muchos amigos y que no solía relacionarse con la gente.

ABC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones