Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Así es la dura batalla en la autopista del hachís

  • Escrito por Redacción

droga2--620x349

Fue el olor a pegamento el que les delató. Eso y que lo que llevaban en la nevera era pescado congelado cuando, supuestamente, volvían de faenar una mañana entera en el mar. Sin embargo, su ocupación había sido otra bien distinta: trasladar unos 900 kilos de hachís hasta Lebrija, desde el Estrecho y atravesando el Guadalquivir.

Por MARÍA ALMAGRO

Pero, cuando regresaban, a eso de las tres de la tarde una patrullera de la Guardia Civil les dio el alto. Ya a bordo, los agentes no daban con la droga a pesar de sus sospechas. Hasta que uno de ellos percibió un olor raro que procedía de los balones de la semirrígida que portaba el barco. Allí, en esas defensas, que habían hecho de fibra, metían los kilos de hachís. Lo dejaba claro el fardo de pago que todavía guardaban como botín. Las investigaciones posteriores de esta incautación llevaron a la desarticulación de toda una red de narcos expertos en los dobles fondos.

La autopista de la droga, como llaman a la ruta que planean los traficantes desde el Estrecho hasta la desembocadura del Guadalquivir, está plagada de historias como ésta. Aquí la lucha contra el narcotráfico es continua. Cambia, se transforma y se adapta a las nuevas reglas del juego. Pero sigue. «Lo saben. Cuando nosotros damos un paso, ellos dan dos... o tres», cuenta sin tapujos uno de los agentes que lleva años batallando contra esta lacra en el Servicio de Vigilancia Marítima de la Guardia Civil.

El ingenio no para a la hora de buscar las vueltas a lo común para colar la droga. La prueba la encontramos en un puerto deportivo. No hay que irse hasta el Guadarranque o Tánger. Con llegar hasta Sancti Petri en Chiclana se puede entender en qué consiste esta pelea. Allí se encuentra un equipo de la Patrulla Fiscal que cada día visita distintos puntos de atraques de embarcaciones de recreo que se han convertido en un nuevo coladero para los narcos. «Ahora se están dando barcos de pesca que alijan de las planeadoras en alta mar». «Son más lentas pero se pueden camuflar mucho mejor entre las 'auténticas' y además tienen que pagar a menos gente», cuentan entre pantalanes. También cargan menos, pero cuando lo que separa Marruecos de la costa de Cádiz son apenas 15 kilómetros el hecho de volver a por más quizá no es tan descartable.

Una de estas embarcaciones deportivas puede esconder de 700 a 1.500 kilos mientras que una planeadora de alta velocidad es capaz de portar hasta tres toneladas de hachís, el doble. Aún así, el trabajo que hacen las fuerzas de seguridad en alta mar y el apoyo del SIVE desde la costa hace que muchos traficantes tengan que cambiar sus cartas para ganar la partida. «Llegan a salir dos barcos para ponerlos uno delante del otro mientras que alijan de la neumática para que les sirva de pantalla ante el radar».

Dos agentes del servicio de Fiscal acuden a un registro.Dos agentes del servicio de Fiscal acuden a un registro.- ANTONIO VÁZQUEZ

Es precisamente desde el SIVE desde donde también dan los avisos de cualquier barco que resulte sospechoso. Esa alerta les sirve a estos agentes de Fiscal y Frontera para llevar una vigilancia más controlada. Los datos técnicos de una embarcación, la documentación del propietario o si el barco es de un socio de ese club deportivo o si, por el contrario, es uno de paso puede ser la pieza clave de una investigación. «Muchos se alquilan o venden para temas de drogas». Así, si hay indicios que dicha embarcación puede portar estupefacientes, el registro es más exhaustivo que un simple control. «Hacemos el trabajo del mar pero en tierra».

Perros que buscan el 'premio'

Y en esta labor a veces tienen que contar con la ayuda del Servicio Cinológico con la intervención de algún perro policía. Por el pantalán aparece 'Boby'. Un perro de agua de dos años, juguetón y cariñoso, muy inquieto pero que obedece a la mínima a su dueño, Infante, un agente de sobrada experiencia como adiestrador. «Se les enseña con un premio al que se le asocia algo con el olor que luego tendrá que buscar, luego en los registros cuando encuentran ese olor se les da el premio».

‘Boby’, un perro policía, salta desde un barco al pantalán tras hacer un registro antidroga.‘Boby’, un perro policía, salta desde un barco al pantalán tras hacer un registro antidroga.- ANTONIO VÁZQUEZ

‘Boby’ lleva poco aunque parece que apunta buenas maneras. Como las que tenía un perro que se llevó años con Infante. «Ese... en el primer registro detectó cuatro kilos de hachís. Había 20 tíos en el operativo que estaban encima y no los vieron...», bromea. El animal había marcado en un falso suelo. Otra de sus hazañas ocurrió en Algeciras. Allí comenzó a marcar una tabla que iba sobre una furgoneta. «Se la comía. Ya nos íbamos pero insistía. Hasta que decidimos abrir. Estaba entera forrada de ‘chocolate’».

Aunque los perros policía no trabajan exclusivamente para actuaciones en puertos deportivos, en estos lugares se les está necesitando a menudo. La tendencia de alijar en alta mar ha convertido a estos lugares en puntos calientes contra el narcotráfico. Y su poder de camuflaje entre este tipo de barcos hace que la dificultad de encontrarlos lógicamente sea mayor. Un ejemplo, los fines de semana pueden entrar y salir del club de Sancti Petri de unos 30 a 40 barcos. Además, sobretodo en verano hay que unirles las motos de agua (muy activas también en este negocio), por lo que los riesgos de alijos crecen.

Desafiando los límites

De esta circunstancia son muy conscientes en las patrulleras de Servicio Marítimo que se deslizan por toda la costa gaditana. «Casi todos los alijos que cogemos son de noche», cuenta un experimentado agente. «Hay embarcaciones que cantan mucho. Por la trayectoria que eligen, el tipo de casco, e incluso algunos llevan hasta pescado congelado...».

Pero otros, se camuflan a la perfección. Aún así, el trabajo tanto de Guardia Civil como de Vigilancia Aduanera y Policía da sus frutos y las incautaciones en el Estrecho –por tierra, mar y aire– siguen batiendo récords. Para conseguirlo la lucha no cesa. En el agua contra todo tipo de embarcaciones: las panelables, más pequeñas que pueden llegar a transportar entre 1.500 y 1.800 kilos de hachís, hasta las de alta velocidad que son capaces de transportar entre 2.000 y 4.000 kilos a 50 nudos (unos 110 km/hora) que en el Estrecho es desafiar todos los límites. Un experto en hacerlo es Iván Odero, el rey de las narcolanchas de Sanlúcar en el que se inspiró la película de 'El Niño', y que ahora está en libertad después de que la Audiencia considerara que no había riesgo de fuga tras cumplir su primera condena y recurrir la segunda.

Para perseguir a estos 'niños', la Guardia Civil cuenta con un potente equipo que empieza con la propia patrulla, una lancha de 3.000 caballos que se mueve «como una peonza», explica el capitán Félix Valverde mientras maneja los mandos. El barco no tarda ni un minuto en salir del atraque y su maniobrabilidad es casi de ciencia ficción cuando es capaz de escorarse en un momento y ponerte casi en paralelo con la línea de agua. «Es muy importante que tengamos estos equipos. Hay que luchar con todo». 24 horas de servicio. El día no acaba cuando se pone el sol. Todo lo contrario. Aquí, la mayoría de las veces, es cuando comienza.

Un agente del Servicio Marítimo en la patrullera Un agente del Servicio Marítimo en la patrullera- A. VÁZQUEZ

LA VOZ DIGITAL

Comentarios   

BELEN
0 #1 BELEN 24-11-2015 12:02
50 (nudos náuticos equivalen a 92 Km/hora... y por cierto que se quiere decir con "una lancha de 3000 caballos que se mueve como una peonza"?...Hubi era agradecido como mujer de uno de esos patrones que se juegan la vida a esas velocidades, que aludierais en el artículo a qué módico precio lo hacen, o como su especialidad es de las peores pagadas del Cuerpo. Muy amables por publicarme. BELEN
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones