Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La Guardia Civil de León denuncia a un grupo organizado dedicado a la caza furtiva en Babia y Luna

  • Escrito por Redacción

Guardia-Civil-Babia-Luna-Leon

El Seprona de la Guardia Civil de León ha denunciado un grupo organizado, compuesto por tres personas, dedicado a la caza furtiva en distintos cotos de caza de la comarca leonesa de Babia y Luna, que estaba realizando un aprovechamiento abusivo de las especies cinegéticas sin cumplir con los requisitos legales.

La operación 'Torrevareto' se inició cuando los agentes sorprendieron a una persona efectuando la entrega de cuatro cabezas de rebeco, con precintos que no cumplían los requisitos legales, a otra persona para su naturalización, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno en un comunicado recogido por Europa Press.

Una vez decomisados los rebecos, se procedió a la identificación de los intervinientes en la trama de caza furtiva resultando implicadas tres personas, una residente en Extremadura y dos en la comarca de Laciana (León).

El modus operandi del grupo organizado se estructuraba en tres fases, la primera consistente, por medio del arrendatario del aprovechamiento cinegético, a la venta de precintos vía Internet a cazadores que contrataban los servicios para el abatimiento de las piezas de caza.

Posteriormente, se depositaban en un lugar concreto, donde, se desplazaba en una segunda fase, un vecino de la comarca que se responsabilizaba de recoger los animales abatidos, retirarles los precintos para volver a ser utilizados y depositarlos en un congelador, donde finalmente, en una tercera fase y al contar con un número considerable de ejemplares abatidos, se informaba a la persona encargada de la naturalización, quien se desplazaba hasta un punto concertado para su recogida, posterior naturalización y entrega al cazador que inicialmente contrató sus servicios.

La investigación sigue abierta y no se descarta la implicación de más personas y el hallazgo de más animales. Las denuncias y los efectos intervenidos han sido puestos a disposición de la Consejería de Medio Ambiente en Castilla y León.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones