Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La crueldad con los animales tiene castigo

  • Escrito por Redacción

Caballo-famelico

El mundo animal no escapa a la lacra del maltrato. Suele aumentar el número de casos de este tipo en época estival, pero lo cierto es que en lo que va de año en Castilla-La Mancha se han dado numerosos casos, y de una gravedad extrema, en lo que respecta al trato de los animales.

En esta comunidad autónoma, la normativa de protección de los animales data de 1990, pero lo cierto es que muchos de los casos que se han descubierto ha sido por la intervención de la Guardia Civil y por tanto se han derivado a la Justicia imputando delitos a los autores de los mismos.

Castilla-La Mancha es una comunidad señalada por estas actuaciones contra el maltrato animal y lamentablemente también porque muchos de los autores perpetran sus actos sobre los animales en esta tierra. En lo que va de año 2015, han sido numerosos los casos y aunque bien es cierto que sólo en el mes de agosto han tenido lugar al menos cuatro casos de maltrato animal, estas deplorables actuaciones no cesan y se suceden desde principios de año.

Como muestra, unos cuantos botones. En el mes de febrero fue imputado un joven de 34 años de Cuenca por un vídeo difundido a través de la mensajería instantánea del móvil, en el que se estaba maltratando a un animal. Al parecer, en el vídeo se observaba como un hombre joven llegaba a matar a una paloma con una gran crueldad arrancándole la cabeza de un mordisco. Maltrataba al animal produciéndole al final una violenta y cruenta muerte.

También en ese mismo mes, pero en este caso en Albacete, la Guardia Civil imputaba a tres personas otro delito de las mismas características. En este caso, por la existencia de cadáveres de ganado ovino junto a una explotación ganadera del término municipal de Mahora. Se encontraban en diferentes estados de descomposición e incluso algunos de ellos carbonizados. También se encontraron cadáveres de corderos recién nacidos junto a sus madres con síntomas de desnutrición y falta de cuidados, llegando a morir por inanición o cualquier otra complicación derivada de la escasez de alimentos.

En el mes de abril, la Guardia Civil de Ciudad Real comunicó que había detenido a una persona como presunta autora de un delito contra la fauna y el maltrato de animales domésticos. El dueño de una cerca había dejado atado a un asno a la farola de una calle, y el equino presentaba heridas en las patas traseras y cola, producidas al ser arrastrado por su dueño, con ayuda de un camión, por un camino y una calle, además de un golpe en el hocino propinado con un palo. Se detuvo a un varón de 67 años de edad y vecino de Miguelturra.

Y ya más próximo al verano, se produjeron otros dos casos en el mes de junio, uno de ellos en la provincia de Albacete y el otro en la de Guadalajara. En el primero de ellos, el Seprona denunció a una persona por la comisión de varias infracciones graves a la Ley 8/2003 de Sanidad Animal por la existencia de varios cadáveres de ganado porcino en las proximidades del trasvase Tajo-Segura. En concreto, eran 8 cadáveres de ganado porcino de unos 100 kilos de peso y junto a los animales había marcas de neumáticos de un remolque; y en otro paraje se encontraron otros 3 cerdos cuyas patas se encontraban atadas con cuerdas similares así como 13 cerdos muertos y preparados para ser quemados sobre unos palés de madera.

En el caso de la provincia de Guadalajara, fue detenida una persona en Uceda al derramar agua hirviendo sobre un perro produciéndole heridas graves, al parecer ‘para quitarle las garrapatas’. El perro, de raza mastín, de aproximadamente mes y medio, presentaba una pérdida total del pelo en la totalidad de su tronco, visualizándose parte de la epidermis y de la dermis.

En el mes de julio ocurrió un caso que conmocionó a los colectivos animalistas por la crueldad del autor de los hechos que fue detenido en Cuenca. Colocaba a una cría de gato de tres meses en el suelo, tomaba impulso y le propinaba tal patada que lanzaba al animal a la altura de un segundo piso, tras lo cual impactaba fuertemente contra el suelo y al final fallecía entre convulsiones. Todo ello, mientras los amigos del autor de la patada lo grababan en vídeo y se reían. En principio se dijo que rondaban los 15 años y por tanto al ser mayores de 14 años la Ley les considera plenamente responsables de los hechos.

Y los casos más recientes se han producido en este mes de agosto. El día 7 la Guardia Civil informaba de que había detenido a una persona por un delito de maltrato animal que había consistido en quemar a un perro en Carrión de Calatrava (Ciudad Real). El animal se encontraba atado y con síntomas de haber sufrido quemaduras en gran parte de su cuerpo, además de otras lesiones de consideración. Había sido rociado con algún tipo de sustancia inflamable incendiándolo posteriormente, por lo que presentaba quemaduras en la mayoría de su cuerpo. Falleció tres días después.

En el siguiente caso la víctima era un caballo, localizado por la Guardia Civil tras comunicarle que había un incendio presuntamente provocado en la localidad de Villahermosa (Ciudad Real). Uno de los caballos mostraba heridas en los cuartos traseros producidas por un arma blanca.

El último caso hasta la fecha tuvo lugar en la provincia de Albacete, donde fue imputada una persona por un delito relativo a la protección de la flora y fauna. Y es que se encontró una yegua atada junto a un vallado de una parcela, que se hallaba en evidente estado de abandono en cuanto a falta de cuidados. Presentaba síntomas de desnutrición debido a una inadecuada alimentación así como varias heridas en su cuerpo y mucha sed. El propietario manifestó que no poseía documentación del animal y que sufría una enfermedad. Sin embargo, días más tarde volvió a inspeccionarse el paraje y se encontró a la yegua muerta y cubierta por una lona.

La normativa. Todas estas acciones no pueden quedar impunes y la crueldad debe encontrar castigo. La normativa regional en vigor es la Ley 7/1990, de 28 de diciembre, de protección de los animales domésticos, y en ella se establecen una serie de obligaciones y prohibiciones para los poseedores de animales objeto de protección en esta Ley. En este sentido, cabe destacar que los animales que participan en espectáculos taurinos y festejos debidamente autorizados quedan fuera del ámbito de aplicación de la norma.

Entre las prohibiciones queda claramente establecido que no se puede «maltratar o agredir físicamente a los animales o someterlos a cualquier otra práctica que les pueda producir sufrimientos o daños, sin causa justificada». O que también está prohibido «practicarles mutilaciones, salvo las intervenciones efectuadas por un veterinario en caso de necesidad terapéutica, para garantizar su salud o para limitar o anular su capacidad reproductiva». Además, «la filmación, en el ámbito de Castilla-La Mancha, para el cine, la televisión u otros medios de difusión, que reproduzca escenas de crueldad, maltrato o sufrimiento de animales deberá ser en todos los casos, sin excepción, un simulacro». Las infracciones administrativas se clasifican en leves, graves y muy graves, y las sanciones oscilan entre 100 y 10.000 euros.

Según los datos aportados por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural durante el pasado año 2014 se produjeron un total de 169 denuncias, se iniciaron 126 expedientes sancionadores, y hubo hasta 91 expedientes resueltos en Castilla-La Mancha.

Los casos que son derivados a la Justicia se dirimen por el artículo 337 del Código Penal, que castiga con pena de tres meses y un día a 18 meses de prisión -en el caso de que se cause la muerte del animal-, e inhabilitación especial para el ejercicio o profesión que tenga relación con animales.

LA TRIBUNA DE CIUDAD REAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones