Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La normativa de armas y explosivos se incumplió casi 1.800 veces el año pasado

  • Escrito por Redacción

 explosivos d147a133

Hace unos días, la Guardia Civil de Huesca detuvo a un hombre de 54 años en el Somontano acusado de homicidio en grado de tentativa y de varios delitos de agresión sexual a sus hijas menores de edad. Tras registrar la finca de su propiedad, los agentes hallaron en su poder armas y explosivos y también fue imputado por un delito de tenencia ilícita de este tipo de artefactos.

Tipificada como una infracción grave en la ley, el año pasado se impusieron en Aragón cerca de 1.800 sanciones de este tipo.

En materia de armas y explosivos, las infracciones pueden encuadrarse en el orden penal o en el administrativo. Tanto las primeras como las segundas pueden clasificarse en leves, graves o muy graves y en el peor de los casos (sanciones penales graves) tardan hasta cuatro años en prescribir y pueden llevar aparejadas multas superiores a los 600.000 euros.

Por ejemplo, se considera infracción penal muy grave el almacenamiento de armas largas sin haber obtenido el correspondiente permiso. Idéntica gravedad adquiere el almacenamiento con licencia válida pero sin las suficientes medidas de seguridad.

El año pasado este extremo se sancionó en Aragón hasta en 49 ocasiones. El resto de los 1.790 expedientes sancionadores iniciados en la Comunidad estuvo relacionado con la fabricación, almacenamiento y la tenencia ilícita.

Otro de los aspectos en el que las autoridades ponen especiales medidas de vigilancia es la reparación de las armas. Sus dueños, aún con todos los documentos de pertenencia en orden, no pueden bajo ningún concepto proceder a su reparación en caso de avería. La ley establece que para llevar a cabo estos trabajos es indispensable tener la condición de armero, además de un establecimiento abierto e inscrito en el pertinente registro.

En Aragón, según unos recientes datos facilitados por la Guardia Civil que es la encargada de las intervenciones de armas de todo el país, más de 72.000 personas tienen una licencia de armas en vigor. Se trata, en su mayoría, de escopetas y rifles para la práctica de la caza, ya que en la Comunidad hay muchos aficionados.

Dos millones de licencias 

Las 72.000 licencias aragonesas son sólo una pequeña parte de los cerca de dos millones de documentos de este tipo que hay en todo el territorio nacional, según los datos facilitados por el Ministerio del Interior.

Como sucede en Aragón, la mayoría de ellas amparan escopetas y rifles para la práctica cinegética. Otra parte importante del total de armas en circulación está en poder de los miembros del Ejército y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que engloban a Policía Nacional, Guardia Civil, así como a policías autonómicas y locales.

Además de la expedición de nuevos permisos, la Intervención de Armas de la Guardia Civil también se encarga de su control y de su revocación si el titular deja de cumplir los requisitos. El año pasado en la Comunidad se revocaron cerca de medio centenar de permisos, sobre todo porque sus propietarios habían cometido algún delito, como robos con violencia, malos tratos o lesiones.

En 2014 en toda España se concedieron y renovaron en torno a 280.700 permisos mientras que las bajas se situaron en algo más de 62.000. Entre enero y diciembre del año pasado se retiraron de la circulación 247.000 armas: sobre todo armas blancas (más de 90.000) y escopetas (74.213), pero también pistolas (26.156), revólveres (14.691) y rifles (6.574), entre otras.

En los depósitos de la Guardia Civil 17.000 armas esperan a ser subastadas (el Instituto Armado organiza subastas periódicamente) y más de 30.000 aguardan para ser convertidas en chatarra.

Las autoridades controlan cada detalle dentro de este mercado: existe un registro permanentemente actualizado de todos los establecimientos relacionados con las armas y los explosivos. Así, de acuerdo a los últimos informes de Interior, en España hay 27 fábricas de armas de guerra y 33 fábricas de armas convencionales; en torno a 1.500 armerías; 17 establecimientos que elaboran explosivos y hasta 131 talleres de pirotecnia.

EL HERALDO

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones