Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

El furtivismo provoca 9 expedientes en seis meses

  • Escrito por Redacción

FURTIVISMO

Entre la fauna burgalesa no hay animales salvajes tan codiciados como el león Cecil, abatido hace un par de semanas en Zimbaue en una cacería tan polémica que aún colea, pero sí otros animales de interés para los furtivos.

El Seprona lleva años tratando de controlar estas prácticas que, de hecho, en el primer semestre de 2015 ya han obligado a presentar nueve expedientes sancionadores ante la Administración responsable en la materia, que es la Junta de Castilla y León, por posibles incumplimientos de la ley regional de caza. En el mismo período de 2014 se tramitaron otras tantas, según información oficial remitida por la Guardia Civil.

Las cuatro operaciones de este primer semestre estaban incluidas en el denominado Plan Vareto, una campaña de vigilancia y control del furtivismo que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y el Instituto Armado pusieron en marcha a finales del pasado marzo, cuando comenzaba la temporada de caza del corzo. Así, el primero de los dos incidentes en los que tuvieron que intervenir los agentes del Seprona se produjo en Huerta de Rey, en abril, cuando se observó a un hombre manipulando un enrejado en el campo. Cuando se acercaron para solicitar la identificación, le sorprendieron con una jaula metálica para trampeo, con cuatro compartimentos y dispuesta para capturar animales. Para ello, se había introducido un macho de perdiz roja en un compartimento estanco del centro de la propia jaula. La Guardia Civil levantó en este caso seis actas de denuncia porque esta modalidad de caza está prohibida en Castilla y León, por el perjuicio que supone en el proceso de reproducción de las perdices, especie que en esa época está en celo. Y a esto hay que añadir que el hombre carecía de permiso de caza en vigor. Por eso, los agentes no solo tramitaron seis denuncias distintas, sino que pusieron en conomiento de la Fiscalía los hechos.

El segundo de los sucesos más graves ocurrió a primeros de mayo en el Valle de Santibañez, donde el Seprona abrió expediente sancionador a un cazador que llevaba escondido en el coche una cabeza de corzo sin el precinto que debe colocarse en la cuerna del animal una vez capturado, pero que acababa de matar en un coto de la provincia. En este caso, los agentes se movilizaron al escuchar un disparo y localizar a un hombre que se adentraba en un campo de cereal y poco después regresaba con una mochila cargada a la espalda. Cuando le obligaron a detener el coche, localizaron una bolsa de plástico con la cabeza del ejemplar macho sin precintar, por lo que se le abrió expediente. El cuerpo del animal se encontró tirado en el campo de ceral, en una prueba de que lo único que le interesaba era ‘el trofeo’.

Otro de los expedientes sancionadores de este primer semestre de 2015 también tuvo como causa la ausencia de precinto de un corzo abatido en Hontoria del Pinar, solo que en este caso el Seprona encontró en el coche el ejemplar completo y no solo la cabeza. En cualquier caso, al carecer de la marca obligatoria y al observarse que el rifle de caza empleado iba desenfundado entre los asientos delanteros y traseros, cosa que está prohibida, se abrió procedimiento para que la Junta aplique las sanciones correspondientes.

También el arma fue el detonante de la última de las acciones contra el furtivismo hechas públicas por la Guardia Civil, en un suceso ocurrido a mediados de abril en Santa María del Campo. La Benemérita detectó a las nueve y media de la noche un coche que circulaba por caminos ubicados en un coto de caza mayor y, cuando lo paró, se encontró con una sorpresa: en el asiento trasero había un rifle desenfundado y cargado, una práctica considerada infracción administrativa por la ley de caza de Castilla y León.

DIARIO DE BURGOS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones