Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 11 ...

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

MI RESPETO A LA GUARDIA CIVIL

Quiero hablaros so...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 10 de...

El Guardia Civil Dani Diaz prepara un nuevo reto solidario para ayudar al hijo de un compañero en 2017

El Guardia Civil Dani Diaz prepara…

Nuestro compañero ...

Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Reino Unido acusa a España de entrar ilegalmente en aguas de Gibraltar

  • Escrito por Redacción

GIBRALTAR

Gibraltar vuelve a convertirse en el centro de la polémica en las relaciones entre el Reino Unido y España, después de que ayer el Ministerio de Exteriores británico acusara a las autoridades patrias de cometer «una clara violación de las leyes marítimas», con la entrada «reiterada de varios barcos  españoles» en aguas territoriales del Peñón, unos hechos que el Gobierno de Rajoy niega tajantemente. 

Así, según informó la Policía Real de Gibraltar, podría tratarse de un incidente que sucedió en torno a las 3,00 horas, cuando un navío y un helicóptero de las Fuerzas de Seguridad españolas se encontraban persiguiendo a otra embarcación. De acuerdo con la Policía del Peñón, los agentes desplegaron una lancha adicional que llegó a la costa de Sandy Bay para intentar detener a los ocupantes del navío que se quería capturar, mientras el helicóptero sobrevolaba la zona. «Estas repetidas incursiones en aguas territoriales británicas suponen una clara violación de la soberanía de la UE y presentaremos con urgencia este caso a las autoridades españolas», sentenciaron.

A juicio del ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) de España facilitó, con esta acción, la huida de un narcotraficante por no pedir ayuda a las autoridades británicas. «Su decisión ha tenido como resultado la fuga de un delincuente que los ciudadanos de ambos lados de la frontera quisieran haber visto detenido y encarcelado», apostilló. 

«Si el SVA había estado haciendo un buen trabajo lo debería haber culminado alertando a las excelentes fuerzas de seguridad gibraltareñas para que se hicieran cargo de la persecución», aclaró el ministro, añadiendo que «el conjunto del Peñón esperará que este asunto será eficazmente perseguido por el Gobierno del Reino Unido. Entablaré contacto con Londres para considerar qué acción se debe tomar ahora», concluyó.

Por su parte, el Ejecutivo patrio rechazó siquiera calificar como «incidente» la acusación vertida por las autoridades británicas, ya que España reconoce esas aguas territoriales como de su titularidad por lo que, a su modo de ver, no se ha cometido violación alguna. 

«No hay conflicto. El Estado reconoce esas aguas como propias», sostuvo en respuesta fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores. «Los barcos», ratificaron, «realizan tareas de control rutinario contra actividades ilegales en el cumplimiento de la ley», aclararon.      

ANTECEDENTES.

El último incidente similar registrado entre Londres y Madrid tuvo lugar el pasado 11 de mayo cuando los dos ocupantes de un pesquero gibraltareño avisaron a la Policía del Peñón de que la Guardia Civil pretendía abordar su embarcación. Las autoridades británicas se presentaron entonces en el lugar de los hechos para proteger al pesquero. Sin embargo, un oficial que saltó al pequeño buque se hizo unas heridas leves al abordarlo.

La oficina de Picardo elevó este incidente al Reino Unido y agradeció a la Policía gibraltareña haber cumplido con su deber «de manera ejemplar». 

Y es que, a pesar de que el Peñón, a través del Gobierno de David Cameron,  denuncia con asiduidad lo que llaman «incursiones» de la Guardia Civil en sus aguas territoriales, España no reconoce a Londres más que las del interior del puerto ya que, en virtud del Tratado de Utrecht de 1713 solo cedió a la Corona británica el castillo y la ciudad de Gibraltar, junto con su puerto, defensas y fortalezas, no así el istmo que separa el Peñón de la Península ni las aguas que rodean esa territorio en concreto.

También en agosto de 2014, el Ejecutivo gibraltareno denunció que otra patrullera española, esta vez la Río Tormes, había intentado «interferir con un submarino nuclear», aunque fuentes diplomáticas patrias aseguraron que tal incidente no había ocurrido y que la Guardia Civil «había cumplido en todo momento con su cometido en aguas españolas».

EUROPA PRESS

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones