Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Almuñécar le planta cara al botellón en la playa con la ayuda de la Guardia Civil

  • Escrito por Redacción

almunecar-botellon--575x323

El Ayuntamiento crea un dispositivo en el que la Benemérita y la Policía Local cooperan para evitar esta práctica que afecta a negocios y vecinos

La alarma saltó el pasado sábado 18 de julio cuando el epicentro de la movida sexitana viró de los bajos del paseo del Altillo, tradicional zona de copas, a la playa ubicada justo enfrente. Allí, unas 2.000 personas se concentraron para realizar un macrobotellón a pesar de la presencia de carteles en los que se avisaba de sanciones entre 300 y 60.000 euros a los infractores de los artículos 6, 7 y 8 de la Ley 7/2006 del 24 de octubre, normativa que prohíbe la permanencia y concentración de personas que se encuentren consumiendo bebidas.

Ante la falta de civismo que viene experimentando esta playa durante los fines de semana veraniegos, el Consistorio ha decidido dar un paso más para intentar aplacar un problema, que, de entrada, posee una difícil solución. «Hemos concertado una actuación conjunta con la Guardia Civil», anunció el teniente de alcalde de Seguridad, Juan José Ruiz Joya, que añadió que de la mano de la Policía Local se realizarán «actividades preventivas en las zonas previamente y luego, junto a la Benemérita, harán cumplir la normativa y denunciar a los consumidores de alcohol».

La presencia de la Guarcia Civil y la Policía Local vació el viernes la zona del botellón

La medida, que entró en funcionamiento el pasado viernes, supone un refuerzo a la vigilancia orquestada por la Policía Local que, como reconoció Ruiz Joya, no era suficiente: «Contamos con distintas patrullas pero con los medios que tenemos es casi imposible, por eso realizamos actuaciones conjuntas». «No puedo meter a cuatro policías en un lugar donde hay 2.000 personas bebiendo», expresó el edil, que admitió haber recibido quejas «tanto de vecinos como de bares».

«Es un problema que hay que erradicar porque perjudica a los negocios, ponemos de nuestra parte pero no es fácil», incidió Ruiz Joya, cuyo plan pasa por «concienciar a los jóvenes y darles planes alternativos, no sólo es cuestión de multar».

El concejal de Playas, Luis Aragón, explicó que, pese a existir esta problemática, «es menor que en otros años». «Es difícil controlar en su totalidad porque supone los medios son limitados y sólo lo sufrimos en verano, cuando la población se cuadriplica», subrayó el edil, que considera que no es «un problema exclusivo» de Almuñécar. «Antes el botellón era en la plaza Damasco y Antonio Gala y de ahí lo conseguimos quitar, pero es difícil porque van al paseo del Altillo y para Las Góndolas, sobre todo ahora», manifestó Aragón, que aseveró que tras estas concentraciones «intensificamos la limpieza en ese punto de la playa para paliar la suciedad».

Puesta en escena

Durante el viernes, día en el que empezaron las citadas actuaciones conjuntas, este periódico comprobó cómo la presencia de varias patrullas por el paseo del Altillo amilanó a quienes frecuentan el botellón, dejando una estampa de playa vacía y bares atestados, algo inusual una semana atrás.

«Hemos disuelto unos pocos núcleos que habían tanto en la parte de arriba del paseo como en Puerta del Mar y hemos sancionado a ocho personas, pero esperábamos más», afirmó un guardia civil, quien resaltó que lo que pretenden «es trabajar de forma preventiva para que vean la presencia policial». Acto seguido, confiscaron una bolsa llena de cervezas.

«Los propietarios estamos quemados por el botellón porque pagamos impuestos, cumplimos los requisitos y no estropeamos el paseo», dijo José Centurión, dueño de un bar de la zona. «Lo hemos hablado con todo el mundo durante todo el año porque es un problema que, además, no controla a quienes beben, sean menores o no», le completó Sam Duggan, responsable de una discoteca cercana.

Entre vuelta y vuelta de las patrullas, varios jóvenes, conforme se acercaban y veían el panorama, se 'hacían los suecos' e iban con la música a otra parte. «Esto va en función de los días; unos vienen y otros no», expresó una joven que, con su grupo de amigos, se fue de allí escondiendo sus víveres bajo el brazo en busca de mejor fortuna. Otros, directamente, esperaron hasta las tres de la madrugada, hora en la que la Policía Local y la Guardia Civil se fueron hacia otro lado y las luces de la playa se apagaron. Allí, bajo el amparo de la oscuridad, se sentaron en un banco y se sirvieron unos cuantos cubatas bien cargados.

EL IDEAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones