Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Detenido el dueño del vertedero incendiado en Valdemingómez

  • Escrito por Redacción

VERTEDERO

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han detenido a Juan José Escribano, el dueño del vertedero ilegal que se incendió el pasado 27 de junio en Valdemingómez y que causó graves problemas a la zona de Vallecas y a Rivas-Vaciamadrid. El instituto armado le acusa de un delito contra el medioambiente y los recursos naturales, según han informado fuentes de la Comandancia de Madrid.

El Seprona investigó a este hombre, que tiene una propiedad de seis hectáreas justo en el límite de Madrid y Rivas, a raíz del incendio que se inició al quemarse un vehículo en las proximidades de su vertedero. La zona tiene toneladas de basura que salieron ardiendo. Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid lo extinguieron en un primer momento, pero debido a las altas temperaturas y a los materiales almacenados en esa zona (en algunos puntos llega hasta una tercera planta) se inició una combustión interna que causó graves problemas respiratorios a los vecinos de la avenida de Pablo Iglesias y de la urbanización Covibar, en Rivas, además del Ensanche de Vallecas.

La Guardia Civil ha redactado un detallado atestado en el que se recoge todas las irregularidades que supuestamente ha cometido Juan José Escribano al verter sin las correspondientes autorizaciones en una zona protegida próxima al Parque Regional del Sureste y una zona de reforestación de Rivas.

El magistrado del Juzgado de Instrucción nº 14 de Madrid, en función de guardia de detenidos, ha acordado esta tarde la libertad del arrestado, que tiene la obligación de acudir a sede judicial los días 6 y 20 de cada mes, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El magistrado de guardia ha acordado además, mediante un auto de medidas cautelares, requerir a Juan José Escribano la paralización de cualquier actividad de recepción de residuos en la finca que tiene alquilada, hasta que regularice la actividad empresarial que allí desarrolla obteniendo para ello las correspondientes licencias.

Escribano señaló en declaraciones a EL PAÍS que reconocía la ilegalidad de sus vertidos, pero que tenía que hacerlo de esa manera para ganarse la vida y no tener que pagar las altas tasas de los vertederos públicos. Se ofreció incluso a extinguir con sus medios el fuego.

La Guardia Civil ha detectado durante el registro del vertedero que en el mismo había mucho materiales que no eran inertes (escombros) y que había muchos residuos que eran peligrosos y tóxicos, como plásticos, neumáticos, fundas de cableados, envases, telas asfálticas, fibrocemento e incluso dos bombonas de butano. La zona carecía de las más elementales medidas de prevención, como la impermeabilización de su fondo, el cerramiento del perímetro, la clasificación de los residuos y el sistema de recogida de lixiviados.

Desde 2013, la Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid han intervenido en más de 50 ocasiones por vertidos incontrolados realizados por Juan José Escribano, de 53 años. Le constan expedientes sancionadores en la Comunidad de Madrid por valor de 300.000 euros. Se estima que el beneficio obtenido durante este tiempo ha superado el millón de euros, ya que cobraba 20 euros por cada contenedor vertido.

EL PAIS

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones