Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

El PSOE apuesta por desenterrar el mando único de Guardia Civil y Policía Nacional

  • Escrito por Redacción

directores-gc-pn

El Partido Socialista ya ha anunciado que si gana las elecciones revertirá proyectos legislativos impulsados por el Ministerio del Interior durante esta legislatura, pero los socialistas también acudirán a las urnas defendiendo una estructura de mando de las Fuerzas de Seguridad Estado radicalmente distinta.

Fuentes del principal partido de la oposición consultadas por este diario han asegurado que, en estos momentos, Ferraz apuesta por volver a integrar las direcciones generales de Policía Nacional y de la Guardia Civil en un sólo mando.

Los defensores de la medida, que sólo está sobre la mesa pero goza de un respaldo mayoritario en el seno del PSOE, argumentan que permitiría aliviar las tensiones y los fallos de coordinación que, a su juicio, han protagonizado ambos cuerpos durante los últimos tres años y medio.

La propuesta implica un giro de 180 grados al modelo actual. El modelo de mando único ya fue implantado por el PSOE durante el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La medida estaba incluida en el programa con el que los socialistas se presentaron a las generales de 2004. Sin embargo, el Ejecutivo de Zapatero no la aplicó hasta septiembre de 2006. El encargado de gestionar la transformación fue el exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, que destituyó a los mandos que comandaban en aquel momento la Policía Nacional y traspasó la dirección de esa institución al político que ocupaba la Dirección General de la Guardia Civil, Joan Mesquida.

Cinco años de integración

Rubalcaba justificó la unificación asegurando que permitiría potenciar la coordinación entre las dos instituciones y mejorar la eficacia del Ministerio en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia organizada. El exsecretario general del PSOE también se apresuró a aclarar que el mando conjunto no implicaría la pérdida del carácter militar de la Guardia Civil y menos aún la progresiva integración de los cuerpos en uno solo de nueva creación. En abril de 2009, ya durante el segundo Gobierno de Zapatero, Mesquida fue relevado en el cargo por Francisco Javier Velázquez, pero el organigrama de Interior no varió un ápice, a pesar de las disfunciones que generó en la práctica el modelo. De hecho, las relaciones entre ambos cuerpos siguieron experimentando picos de máximo distanciamiento.

Imagen de archivo de varios miembros de la Guardia Civil. (EFE)Imagen de archivo de varios miembros de la Guardia Civil. (EFE)

El experimento acabó tras la llegada del PP a Moncloa. El actual responsable de la cartera de Interior, Jorge Fernández Díaz, aprobó la recuperación de dos direcciones generales independientes, una para cada cuerpo, dentro del primer paquete de medidas que promovió cuando se hizo cargo del Ministerio en diciembre de 2011. El político catalán aseguró que el mando único había demostrado ser “ineficiente e ineficaz”, y colocó a Ignacio Cosidó al frente de la Policía Nacional y a Arsenio Fernández de Mesa, de la Guardia Civil.

Fomento de la competencia

Desde entonces, el Ministerio del Interior ha hecho un esfuerzo para tender puentes entre ambos cuerpos y fomentar el intercambio de información. El Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), creado el pasado mes de noviembre, tiene precisamente entre sus fines actuar como nexo. Pero Interior también ha aprovechado la separación para incentivar la rivalidadentre los dos organismos con la intención de exprimir sus recursos humanos y materiales en un momento de graves restricciones presupuestarias.

Rubalcaba justificó la unificación asegurando que permitiría potenciar la coordinación entre las dos instituciones y mejorar la eficacia del Ministerio

Interior ha conseguido con esa estrategia mejorar las principales estadísticas criminales, pero al mismo tiempo ha desatado un brutal enfrentamiento entre los cuerpos por la extensión de sus respectivas competencias. El resultado son episodios como la pelea que protagonizaron varios miembros de esos cuerpos en febrero de 2013 por la gestión de un paquete sospechoso enviado al Consulado de Francia en Madrid o los roces por el control de la investigación del fraude masivo en las ayudas para la formación de trabajadores en Andalucía.

El PSOE considera que la solución para esas hostilidades es fusionar de nuevo las dos direcciones generales actuales. El cambio sólo afectaría a la estructura de mando. Ferraz no se plantea por ahora unificar también los cuerpos. Esa otra propuesta estará presente en las próximas generales, pero el partido encargado de reivindicarla será Podemos.

EL CONFIDENCIAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones