Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La Policía pide al Gobierno para que devuelva la inmunidad al comisario que mató a su mujer en Brasil

  • Escrito por Redacción

jesus-figon--490x578

La decisión del Ministerio de Exteriores de aceptar hoy la petición de las autoridades brasileñas de retirar la inmunidad diplomática al comisario Jesús Figón Leo, acusado de matar a su mujer la madrugada del pasado martes, ha provocado una tormenta política entre el Gobierno y la cúpula del Cuerpo Nacional de Policía, que ha hecho llegar extraoficialmente sus quejas al Ejecutivo porque entiende que la vida del agente en las cárceles brasileñas corre serio peligro.

El enfado en el cuerpo por el fin del blindaje diplomático ha provocado incluso la reacción unánime de los cuatro sindicatos mayoritarios del cuerpo, que hoy han emitido un comunicado en el que han criticado abiertamente a Exteriores, al que han acusado de "tratamiento confuso y oportunista" de este asunto.

"Creemos que la inmunidad diplomática, en este caso, no se debe instar o renunciar en razón al delito cometido, sino que debe hacerse efectiva en función de la defensa de los derechos constitucionales del acusado. Al asumir la inmunidad diplomática, no se está defendiendo la impunidad, sino que se está preservando sus derechos como ciudadano español, garantizando la celebración de un juicio equitativo y justo en España", han explicado en su nota las centrales SUP, CEP, UFP y SPP.

"Queremos poner de manifiesto el gravísimo peligro en que se coloca la vida de Figón, en el caso de retirarle la inmunidad diplomática, puesto que podría ingresar preventivamente en alguna de las cárceles de Brasil, donde su vida y su integridad física carecerían de valor al ser miembro de un Cuerpo de Policía extranjero y estar acusado de haber dado muerte a una ciudadana brasileña", han matizado.

Todas las organizaciones sindicales representativas del Cuerpo Nacional de Policía han solicitado "la intervención del ministro del Interior para que, en unión del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, mantengan la inmunidad diplomática al Comisario Principal Jesús Figón, para que sea extraditado a España, a disposición de la Audiencia Nacional, órgano jurisdiccional competente, para que sea juzgado en España".

El comisario principal quedó en libertad el martes por la noche (madrugada del miércoles en España) después de prestar declaración ante la policía, que no pudo detenerle en aplicación de la Convención de Viena que regula la inmunidad. Según fuentes diplomáticas, Jesús Figón, de 64 años, se presentó a las 6:30 horas del martes en comisaría para confesar voluntariamente que había matado a Rosemary Justino Lopes, de 56 años, la que durante 30 años había sido su pareja y madre de uno de sus cuatro hijos, una chica de 25 años.

De acuerdo con la confesión del mando de la Policía Nacional española, la muerte fue accidental y en "defensa propia", una versión que los investigadores brasileños no acaban de creer porque, al parecer, la mujer recibió más de cinco puñaladas. Figón -informó el diario O Globo- relató en comisaría que su mujer sufría depresiones. Unas crisis que se agravaban, como esta semana, cuando se acercaba la fecha del aniversario de la muerte de uno de los hijos de su esposa.

Figón aseguró ante los agentes que discutió la noche del lunes con su cónyuge, que era alcohólica. La mujer, siempre de acuerdo con la versión del supuesto homicida, se encontraba borracha e intentó agredirle con un cuchillo, momento en el que él se lo arrebató y se lo clavó a la víctima.

El matrimonio habitualmente residía en Brasilia, capital administrativa del país y donde se ubica la embajada española, pero tenían un apartamento en la turística ciudad de Vitòria, donde tuvo lugar el homicidio y de donde era originaria Rosemary Justino, al que se desplazaban regularmente.

EL CORREO

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones