Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La Guardia Civil es consciente de que el terrorismo islamista intenta hacerse con armas NRBQ a nivel internacional

  • Escrito por Redacción

nrbq-guardia civil

La Guardia Civil es consciente de que el terrorismo islamista está "intentando" conseguir armas de naturaleza nuclear, radiológica, biológica y química a nivel internacional, no dentro en España, algo que conoce gracias a las revelaciones de los servicios de inteligencia, según ha hecho saber el capitán de José Antonio Torres, segundo jefe de la Unidad Técnica de NRBQ de la Benemérita.

 Benemérita al Día - 28 de abril de 2015

Torres ha hecho estas declaraciones con motivo de una visita a Murcia, donde tiene previsto impartir este martes una charla titulada 'La Guardia Civil ante la amenaza nuclear, radiológica, biológica y química (N.R.B.Q.)', en el marco de las jornadas de conmemoración de los cien años de la Universidad de Murcia.

En concreto, la conferencia tendrá lugar a las 12.00 horas en el salón de actos Hermenegildo Lumeras de Castro, en la Facultad de Química del Campus de Espinardo. En una entrevista concedida a Europa Press, Torres ha advertido que "no es fácil" hacerse con armas de naturaleza NRBQ, sobre todo porque actualmente "hay mucho control de este tipo de agresivos", lo que está dificultando la adquisición por parte de los terroristas. En cuanto a la posibilidad real de que los islamistas se hagan con este tipo de armas, Torres cree que debe ser difícil: "si todavía no han hecho nada es porque no pueden", ha aseverado.

"El terrorismo islámico es el que más miedo nos da por su forma de actuación, que busca mucha repercusión e impacto psicológico", según Torres, quien reconoce que el terrorismo islamista es hoy por hoy la hipótesis "más peligrosa", aunque ha descartado que haya amenazas inminentes.

En caso de que haya un atentado, Torres cree que el arma que podrían utilizar los terroristas con más probabilidad son los explosivos, seguidos de los tóxicos industriales y, en tercer lugar, la colocación de explosivos asociados a un radioisotópico con el fin de provocar una dispersión radiológica.

En este sentido, Torres cree que los explosivos siguen siendo el arma que se puede utilizar con más probabilidad porque se puede adquirir fácilmente; igualmente, los tóxicos industriales químicos son de fácil acceso, ya que hay más de 700.000 productos en el mercado, y aunque su uso no pueda provocar muchas bajas, sí que su utilización tendría efectos psicológicos y repercusión mediática, generando "miedo social", que es su objetivo.

En tercer lugar, Torres baraja como hipótesis más probable la colocación de material explosivo unido a un radioisótopo o producto radiológico que se puede obtener, por ejemplo, una fuente radioactiva procedente de una máquina de radioterapia de cualquier hospital. En este caso, la explosión esparciría el producto en partículas pequeñas que generan una radioactividad en un radio que podría alcanzar unos 500 metros cuadrados, aunque su extensión dependería de la cantidad de explosivos, del tipo de redioisótopos y de las condiciones meteorológicas.

En caso de radioactividad, el capitán de la Guardia Civil advierte que el operativo de actuación y de rescate es más complicado porque los agentes no pueden permanecer mucho tiempo en la zona debido a las radiaciones, mientras que las labores de limpieza serían "muy tediosas". Y es que este tipo de productos puede provocar la muerte inmediata mediante una radiación aguda y también tiene efectos a largo plazo, induciendo el cáncer o malformaciones genéticas en la gente que ha estado expuesta.

En cambio, ha considerado "más difícil que se produzca una amenaza nuclear o con materiales biológicos "importantes", ya que "hay mucha seguridad y es muy complicado acceder, por ejemplo, a una central nuclear y conseguir material fisible".

Sin casos reales

El Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ todavía no ha tenido que hacer frente a atentados reales de naturaleza NRBQ, aunque sí que ha atendido numerosos casos de falsas alarmas. Por ejemplo, Torres recuerda que en alguna ocasión han tenido que atender sobres sospechosos enviados a determinadas instituciones simulando contener agresivo biológico, pero un análisis de laboratorio ha descartado posteriormente que se tratara de una carga letal.

En el caso de la Región de Murcia, Torres explica que no ha habido amenazas sospechosas. En caso de producirse, la Comandancia de la Guardia Civil de Murcia cuenta con un equipo básico que se podría hacer cargo de la situación "inmediatamente" hasta el despliegue de la unidad especializada, con base en Valencia, y que podrían estar disponibles en un margen de dos horas.

En cualquier caso, Torres ha asegurado que la Guardia Civil está preparada para todo tipo de amenazas de NRBQ, aunque admite que unas pueden ser más complejas que otras. Y es que hay una gran sensibilidad a nivel internacional sobre esta amenaza y la situación ha evolucionado mucho: mientras hace diez años igual podían faltar recursos, ahora ya hay medios suficientes, así como un apoyo internacional.

Conferencia en Murcia

En su conferencia, Torres tiene previsto explicar, en primer lugar, los riesgos y amenazas de NRBQ, que son de naturaleza nuclear, radiológica, biológica y química. En segundo lugar, va a mostrar las medidas que la Guardia Civil está tomando para hacer frente a esas amenazas. Torres ha señalado que la Guardia Civil tiene un despliegue "bastante amplio" integrado por más de 1.800 agentes formados al respecto y que están plenamente operativos.

Además, todas las provincias cuentan con unas unidades de respuesta básica, y la Benemérita también tiene distribuidas nueve unidades más especializadas por todo el territorio nacional. Torres ha señalado que la respuesta básica consiste en saber en qué consiste esa amenaza, así como realizar labores de perimetración y control del personal afectado, mientras que las unidades especializadas están preparadas para hacer los tres anillos de seguridad, tienen equipos para detectar e identificar sustancias, y cuentan con una estaciones de descontaminación especializadas.

Casos de ébola y legionela

Al ser preguntado por la posible intervención del Servicio NRBQ de la Benemérita en los casos de ébola que se declararon el año pasado en España, Torres ha indicado que se trataba de un asunto de salud pública, por lo que las funciones de su unidad serían realizar "apoyo a Sanidad". "Es un asunto médico y nosotros nos encargamos de los aspectos operativos y apoyamos en lo que haga falta", ha destacado.

En caso de declararse un caso de ébola intervienen los grupos básicos de la unidad de NRBQ y su función se limita a acompañar al personal sanitario, haciendo una perimetración de la vivienda y actuando en caso de problemas de orden público, como en el supuesto de que el enfermo se resistiera a ser atendido.

Los efectivos de la NRBQ de la Guardia Civil también han apoyado a algunos hospitales para impartir al personal sanitario su protocolo de vestido y desvestido de uniformes. Y es que los sanitarios, en un principio, tenían clara la intervención médica, pero no tanto la parte de higiene y de cómo vestirse, desvestirse y descontaminarse.

En este sentido, Torres insiste en que la especialidad de NRBQ de la Guardia Civil, en el aspecto sanitario, su labor se circunscribe a actuar cuando aparece un enfermo con el fin de tenerle confinado y así evitar que contamine a más personas, a la espera de la llegada de los médicos. Torres explica que las unidades especializadas de NRBQ cuentan con personal médico que les acompaña en las actuaciones, pero no son suficientes y, normalmente, se tienen que apoyar en el personal del servicio sanitario de cada comunidad autónoma, con los que trabajan conjuntamente.

Torres ha hecho estas declaraciones con motivo de una visita a Murcia, donde tiene previsto impartir este martes una charla titulada 'La Guardia Civil ante la amenaza nuclear, radiológica, biológica y química (N.R.B.Q.)', en el marco de las jornadas de conmemoración de los cien años de la Universidad de Murcia. En concreto, la conferencia tendrá lugar a las 12.00 horas en el salón de actos Hermenegildo Lumeras de Castro, en la Facultad de Química del Campus de Espinardo. En una entrevista concedida a Europa Press, Torres ha advertido que "no es fácil" hacerse con armas de naturaleza NRBQ, sobre todo porque actualmente "hay mucho control de este tipo de agresivos", lo que está dificultando la adquisición por parte de los terroristas. En cuanto a la posibilidad real de que los islamistas se hagan con este tipo de armas, Torres cree que debe ser difícil: "si todavía no han hecho nada es porque no pueden", ha aseverado. "El terrorismo islámico es el que más miedo nos da por su forma de actuación, que busca mucha repercusión e impacto psicológico", según Torres, quien reconoce que el terrorismo islamista es hoy por hoy la hipótesis "más peligrosa", aunque ha descartado que haya amenazas inminentes. En caso de que haya un atentado, Torres cree que el arma que podrían utilizar los terroristas con más probabilidad son los explosivos, seguidos de los tóxicos industriales y, en tercer lugar, la colocación de explosivos asociados a un radioisotópico con el fin de provocar una dispersión radiológica. En este sentido, Torres cree que los explosivos siguen siendo el arma que se puede utilizar con más probabilidad porque se puede adquirir fácilmente; igualmente, los tóxicos industriales químicos son de fácil acceso, ya que hay más de 700.000 productos en el mercado, y aunque su uso no pueda provocar muchas bajas, sí que su utilización tendría efectos psicológicos y repercusión mediática, generando "miedo social", que es su objetivo. En tercer lugar, Torres baraja como hipótesis más probable la colocación de material explosivo unido a un radioisótopo o producto radiológico que se puede obtener, por ejemplo, una fuente radioactiva procedente de una máquina de radioterapia de cualquier hospital. En este caso, la explosión esparciría el producto en partículas pequeñas que generan una radioactividad en un radio que podría alcanzar unos 500 metros cuadrados, aunque su extensión dependería de la cantidad de explosivos, del tipo de redioisótopos y de las condiciones meteorológicas. En caso de radioactividad, el capitán de la Guardia Civil advierte que el operativo de actuación y de rescate es más complicado porque los agentes no pueden permanecer mucho tiempo en la zona debido a las radiaciones, mientras que las labores de limpieza serían "muy tediosas". Y es que este tipo de productos puede provocar la muerte inmediata mediante una radiación aguda y también tiene efectos a largo plazo, induciendo el cáncer o malformaciones genéticas en la gente que ha estado expuesta. En cambio, ha considerado "más difícil que se produzca una amenaza nuclear o con materiales biológicos "importantes", ya que "hay mucha seguridad y es muy complicado acceder, por ejemplo, a una central nuclear y conseguir material fisible". Sin casos reales El Servicio de Desactivación de Explosivos y Defensa NRBQ todavía no ha tenido que hacer frente a atentados reales de naturaleza NRBQ, aunque sí que ha atendido numerosos casos de falsas alarmas. Por ejemplo, Torres recuerda que en alguna ocasión han tenido que atender sobres sospechosos enviados a determinadas instituciones simulando contener agresivo biológico, pero un análisis de laboratorio ha descartado posteriormente que se tratara de una carga letal. En el caso de la Región de Murcia, Torres explica que no ha habido amenazas sospechosas. En caso de producirse, la Comandancia de la Guardia Civil de Murcia cuenta con un equipo básico que se podría hacer cargo de la situación "inmediatamente" hasta el despliegue de la unidad especializada, con base en Valencia, y que podrían estar disponibles en un margen de dos horas. En cualquier caso, Torres ha asegurado que la Guardia Civil está preparada para todo tipo de amenazas de NRBQ, aunque admite que unas pueden ser más complejas que otras. Y es que hay una gran sensibilidad a nivel internacional sobre esta amenaza y la situación ha evolucionado mucho: mientras hace diez años igual podían faltar recursos, ahora ya hay medios suficientes, así como un apoyo internacional. Conferencia en murcia En su conferencia, Torres tiene previsto explicar, en primer lugar, los riesgos y amenazas de NRBQ, que son de naturaleza nuclear, radiológica, biológica y química. En segundo lugar, va a mostrar las medidas que la Guardia Civil está tomando para hacer frente a esas amenazas. Torres ha señalado que la Guardia Civil tiene un despliegue "bastante amplio" integrado por más de 1.800 agentes formados al respecto y que están plenamente operativos. Además, todas las provincias cuentan con unas unidades de respuesta básica, y la Benemérita también tiene distribuidas nueve unidades más especializadas por todo el territorio nacional. Torres ha señalado que la respuesta básica consiste en saber en qué consiste esa amenaza, así como realizar labores de perimetración y control del personal afectado, mientras que las unidades especializadas están preparadas para hacer los tres anillos de seguridad, tienen equipos para detectar e identificar sustancias, y cuentan con una estaciones de descontaminación especializadas. Casos de ébola y legionela Al ser preguntado por la posible intervención del Servicio NRBQ de la Benemérita en los casos de ébola que se declararon el año pasado en España, Torres ha indicado que se trataba de un asunto de salud pública, por lo que las funciones de su unidad serían realizar "apoyo a Sanidad". "Es un asunto médico y nosotros nos encargamos de los aspectos operativos y apoyamos en lo que haga falta", ha destacado. En caso de declararse un caso de ébola intervienen los grupos básicos de la unidad de NRBQ y su función se limita a acompañar al personal sanitario, haciendo una perimetración de la vivienda y actuando en caso de problemas de orden público, como en el supuesto de que el enfermo se resistiera a ser atendido. Los efectivos de la NRBQ de la Guardia Civil también han apoyado a algunos hospitales para impartir al personal sanitario su protocolo de vestido y desvestido de uniformes. Y es que los sanitarios, en un principio, tenían clara la intervención médica, pero no tanto la parte de higiene y de cómo vestirse, desvestirse y descontaminarse. En este sentido, Torres insiste en que la especialidad de NRBQ de la Guardia Civil, en el aspecto sanitario, su labor se circunscribe a actuar cuando aparece un enfermo con el fin de tenerle confinado y así evitar que contamine a más personas, a la espera de la llegada de los médicos. Torres explica que las unidades especializadas de NRBQ cuentan con personal médico que les acompaña en las actuaciones, pero no son suficientes y, normalmente, se tienen que apoyar en el personal del servicio sanitario de cada comunidad autónoma, con los que trabajan conjuntamente.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2444503/0/guardia-civil-es-consciente-que-terrorismo-islamista-intenta-hacerse-con-armas-nrbq-nivel-internacional/#xtor=AD-15&xts=467263

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones