Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

La banda del polígono cae en pleno golpe en Mojados después de sumar 22 robos

  • Escrito por Redacción

NF0CJ2A1--647x231

La histórica banda del mazo surge y desaparece desde hace ocho años en función de las detenciones de sus sucesivos cabecillas –todos ellos miembros de una misma familia–, pero sus golpes siempre tienen un denominador común, como es su reiteración en un corto espacio de tiempo y la elevada cuantía de los botines que consiguen en cada oleada.

Esta vez, sin embargo, se han superado a sí mismos al reunir la friolera de un millón de euros en seis meses fruto de 22 robos de mercancía, camiones, coches y furgonetas cometidos, sobre todo, en polígonos industriales tanto de la capital como de la provincia.

Pero sus presuntos integrantes, al igual que sus antecesores, fueron capturados al final por los agentes de la Guardia Civil al ser sorprendidos en su último asalto, esta vez a un restaurante de la travesía de Mojados (El Gallo Rojo), en la madrugada del pasado 1 de mayo. Allí fueron detenidos el cabecilla, José Luis R. D., ‘Pipi’, de 32 años –hermano y primo de los anteriores líderes de la banda–, junto a tres compinches: Guillermo F. S., ‘Guardiola’, de 33; Cristian R. I., de 23, y Rafael B. H., de 29, todos ellos afincados en Las Flores, el mismo barrio que exportó al resto de miembros del grupo.

Un restaurante y un Audi

El arresto de los cuatro sospechosos, que esa noche viajaban a bordo de un coche (un Audi A-4) que acababan de sustraer de un taller del mismo pueblo, dio paso a una operación, denominada ‘Olarva’, para determinar si este grupo de viejos conocidos, que suman 124 antecedentes entre todos pese a su juventud, estaba vinculado con los asaltos de la banda del polígono. Y resultó, a juicio de los investigadores, que sí. Así que la banda del polígono resultó ser la cuarta versión de la ya histórica banda del mazo –la original fue desarticulada durante el año 2006 por desvalijar 28 gasolineras y bares con una «violencia extrema»–.

La actividad de este grupo comenzó en octubre del año pasado (cinco robos menores en Cigales, Aldemayor y Valladolid) y se intensificó a partir de enero, cuando pasaron de desvalijar empresas a robar directamente camiones enteros –con la cabeza tractora– o los remolques con la mercancía (electrodomésticos, ruedas, café, comida, aceite...). Eso además de sustraer coches o furgonetas. Pero la casualidad les jugó una mala pasada a los autores gracias a la oportuna visita del propietario a la amplia nave de una empresa abandonada en el polígono El Brizo de Aldeamayor de San Martín.

El testigo abrió la puerta a primera hora de la mañana del 20 de marzo y se encontró con dos camiones completos, un remolque, un turismo de alta gama (un Saab) y toneladas de mercancía en palés repartidas por las instalaciones de la antigua firma de ropa Marco Polo. Los guardias intervinieron el botín y comenzaron a buscar y a devolver el material a las víctimas que habían denunciado los distintos robos en los polígonos industriales de Valladolid y La Cistérniga, así como en Laguna, Cabezón y Palencia –en esta provincia cometieron dos asaltos–.

La versión 4.0 del grupo

Pero nada pudieron averiguar, en esos primeros instantes, sobre la identidad de los autores. La situación, fruto de nuevo de la casualidad, quiso que el propietario de otra nave abandonada, situada ahora en el polígono San Cosme de Villanubla, visitará la propiedad el 24 de marzo y se topara con otros dos camiones enteros sustraídos horas antes allí mismo y en San Cristóbal.

El hallazgo llevó a la Guardia Civil a realizar un llamamiento a la colaboración ciudadana en forma de petición a los dueños de naves en desuso para que acudieran a visitarlas para comprobar si la entonces banda del polígono (o del mazo 4.0) la estaba usando como almacén para ocultar la voluminosa mercancía robada. No hubo suerte y la investigación continuó hasta centrarse en el entorno del conocido grupo, aunque con distintas caras, de Las Flores.

Pero la banda no cometía errores hasta que cuatro de sus presuntos miembros fueron sorprendidos en pleno asalto al citado restaurante de Mojados, situado al borde de la carretera de Madrid (N-601) o a bordo del Audi A-4 sustraído de un taller cercano. Punto y final a una oleada de 22 robos en apenas medio año que llevó al grupo a acumular mercancía valorada en un millón de euros.

Los agentes creen que los detenidos cometieron en el último mes otros tres robos, dos de ellos también en Mojados, donde sustrajeron una furgoneta del mismo taller y electrodomésticos de un camión, así como un tercero en el polígono de La Mora (La Cistérniga). Allí se llevaron palés de productos cárnicos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones