Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 13 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 05 de...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Dos sospechosos del caso Yéremi también fueron investigados por el de Madeleine McCann

  • Escrito por Redacción

yeremi1--644x362

En ocho años se han controlado más de 32.000 coches e investigado tráfico de órganos y sectas destructivas

El pasado martes se cumplieron ocho años de la desaparición del pequeño Yéremi Vargas de su casa de Vecindario, en el municipio grancanario de Santa Lucía de Tiruajana. Desde entonces, la Guardia Civil no ha descansado para resolver uno de los casos más complicados a los que se ha enfrentando y que pese al tiempo transcurrido no abandona. Uno de los próximos pasos será interrogar a un escocés encarcelado en Gran Bretaña por matar a una mujer y abusar sexualmente de su hijo, quien junto a un amigo también en prisión estuvo en Gran Canaria cuando se produjeron los hechos. Estos dos individuos también fueron investigados por las autoridades como sospechosos del caso de Madeleine McCann, la niña británica cuyo rastro se perdió en un apartamento del Algarve.

Fuentes de la investigación consultadas precisaron que después de que la Guardia Civil acreditase su presencia de los dos escoceses en la zona de la desaparición -en realidad eran tres individuos, pero el último está ahora en libertad-, los sospechosos decidieron no colaborar con los agentes españoles. Ahora, sin embargo, la situación ha cambiado y al menos uno de ellos ha decidido hablar, si bien a través de su abogado. «No sabemos el por qué de ese cambio de actitud, pero vamos a intentar aprovecharlo», añadieron las fuentes.

Estos dos sujetos tienen el perfil criminal que los encargados del caso consideran compatible con el de quienes se llevaron a Yéremi. Se trata de tipos violentos, con antecedentes por agresiones sexuales a menores y experiencia delictiva. Sin embargo, ni siquiera se puede decir que sean los principales sospechosos, pues lo único que se ha acreditado es su presencia. «Hay una larga lista de ellos, y a algunos incluso les hemos detenido de forma discreta. Pero no hemos podido avanzar en esas investigaciones», explican las fuentes.

Tráfico de órganos y sectas

La hipótesis principal es que Yéremi Vargas fue víctima de una agresión sexual, aunque por supuesto no se descartan otras. Ni siquiera es posible asegurar que no fuera sacado de la isla, aunque esa posibilidad es menor porque la voz de alarma de la desaparición se dio rápido y de inmediato se controló el puerto y el aeropuerto de la ciudad. «Hemos ampliado el abanico al máximo; por supuesto hemos hecho mucho trabajo en el entorno de los delincuentes sexuales, pero también hemos mirado el tráfico de órganos e incluso la posible actuación de sectas destructivas, ya que sabemos que algunas actúan en Gran Canaria», señalan las fuentes del caso consultadas por ABC.

"El trabajo con los coches ha sido muy complicado porque había muchos que ni siquiera tenían permiso de circulación"

Los modelos de los coches vistos por los testigos el día de la desaparición también han sido objeto de análisis. Por la zona llamaron la atención un Opel Corsa de color blanco que circulaba en sentido contrario por una de las calles, conducido por un tipo con gorra; un Renault Clio de color negro con los cristales tintados y una pegatina de margarita en la parte trasera, y otro Opel Corsa de distinto modelo que el primero con faldón y parte trasera negra que merodeaba por el lugar aquel día. «Hemos investigado más de 30.000 coches de esas características, pero no ha habido resultados. Fue un trabajo muy complicado, porque muchos de ellos circulaban estando dados de baja en Tráfico, una situación que en esa zona era por entonces bastante habitual», precisan las fuentes.

En esta investigación no se han escatimado medios, y son muchos los que han colaborado con la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que es la que lleva el peso de las pesquisas. En los primeros días se sumó a la búsqueda el Ejército, buceadores que rastrearon la costa, policías locales... Ya en la fase de investigación se ha tenido contactos más o menos puntuales con las policías británica, noruega, francesa. El FBI envió a sus expertos para analizar la investigación por si había algo que se había escapado y concluyó que ésta era de un nivel excelente, pocas veces alcanzado.

Sara Morales

Especial importancia adquirió la colaboración con la Policía, entre otras razones porque este Cuerpo también investiga aún la desaparición de la joven Sara Morales, ocurrida no mucho antes que la de Yéremi Vargas. De hecho, una de las posibilidades estudiadas es que el autor en ambos casos fuera del mismo. Entre los investigadores de los dos Cuerpos se han compartido datos, objetivos, se han realizado vigilancias conjuntas y registros. La información ha fluido en ambas direcciones con una intensidad y fluidez como pocas veces se ha conocido. «Es un reto enorme y queremos resolverlo, porque estos casos, cuando afectan a niños o a jóvenes, son más sensibles», dicen las fuentes.

La Guardia Civil considera que la colaboración ciudadana podría ser clave en este caso. De hecho, lamenta que algunas de las informaciones que han conocido mucho después de los hechos no se les hubieran comunicado antes, «porque habríamos avanzado mucho más».

ABC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones