Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Cartas al Director

Cartas al Director

Envíe su carta...

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Juzgado por amenazar por teléfono a su ex, a un guardia civil y al juez

  • Escrito por Redacción

M3C4F1

La Fiscalía pide dos años de cárcel para un vecino de Sober al que acusa de acosar a su ex pareja mediante insultos y amenazas de muerte proferidas por teléfono y de forma insistente.

Llegó un momento en que las llamadas se repetían tanto que acabó contestándolas directamente la Guardia Civil, pero ni eso lo disuadía. Está procesado también por amenazar al guardia civil que cogía el teléfono y al juez que instruyó la investigación en el juzgado de Monforte. Ya fue condenado por hechos similares en el 2006.

Los hechos por los que este hombre tenía que haberse sentado ayer en el banquillo de los acusados en Lugo ocurrieron entre septiembre del 2011 y febrero del 2012. El juicio se celebró ayer por la mañana en el juzgado penal número dos de Lugo, pero el acusado no se presentó. El jue decidió celebrar la vista igualmente y la Fiscalía mantuvo la petición inicial de condena y su calificación de los hechos.

La acusación pública sostiene que el procesado incurrió en un delito continuado de amenazas y de otro de quebrantamiento de condena. Justo cuando empezaron a producirse las llamadas amenazantes, un juzgado monfortino dictó una orden que le prohibía acercarse a su ex pareja o comunicarse con ella mediante cualquier medio.

Dos meses de amenazas

Siempre según el escrito de acusación, la mujer se decidió a denunciar a mediados de septiembre, cuando ya llevaba dos meses recibiendo llamadas telefónicas amenazantes de su ex. Le exigía que volviese con él y le decía cosas como que la iba a matar y a «picar viva», además de insultarla. La denuncia y la orden de alejamiento no sirvieron para frenarlo, porque las llamadas siguieron, y en ocasiones de forma muy insistente. Por ejemplo, el 14 de septiembre la mujer recibió trece llamadas desde el teléfono del acusado. Ocho días después, en otra llamada le dijo: «Te queda poco de vida, porque lo estoy planeando todo para matarse cuando menos te lo esperes, y también a toda tu familia».

El 28 de septiembre volvió a telefonear para amenazarla de muerte y un guardia civil le devolvió la llamada y el hombre no negó haber sido él el responsable de las amenazas. Pero aún iría más lejos, porque el 10 de octubre volvió a telefonearla para amenazar a la mujer con cortarle la cabeza. El mismo guardia civil lo llamó a continuación y el procesado le contestó insultándolo y amenazándolo a él y al juez que instruía el caso y que había dictado la orden de alejamiento.

Tiene antecedentes, pero no cuentan

Lo habitual es que una primera pena de prisión que no supere los dos años no suponga el ingreso en prisión del condenado. Eso cambia cuando se trata de un reincidente. En ese caso, la entrada en prisión es automática, aunque sea una condena menor. El procesado por este caso ya fue condenado por violencia machista, pero en el 2006. A efectos de reincidencia esa condena caducó en el 2010.

LA VOZ DE GALICIA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones