Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 (CUIDADO CON LAS COCES)

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA. ARTÍCULO 2 …

‹‹La Constitución ...

El gran encierro

El gran encierro

No, no me refiero ...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 04 ...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 03 de...

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

MANIFESTACION DE ODIO EN ALSASUA

Miles de personas ...

Los majaderos de Alsasua

Los majaderos de Alsasua

Tras el acto terro...

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

POR SUS HECHOS LOS CONOCEREIS

A cada uno por los...

Prev Next

hospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Cae el mayor traficante de explosivos de España

  • Escrito por Redacción

armas-incautadas-red-traficantes

Acaba de ser detenido dentro de la operación contra la banda de “Cabeza de Cerdo”: suministraba dinamita y detonadores a este grupo y a organizaciones terroristas

La llamada operación Jucarie, en la que fue desarticulada la banda criminal rumana a la que pertenecía el capo “Cabeza de cerdo”, detenido en 2011, ha servido también para enviar a prisión al mayor traficante de explosivos de España. La Policía Nacional investiga ahora su red de clientes, ya que también ha suministrado material a organizaciones terroristas.

El pasado jueves, un equipo policial formado por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial y el Grupo 21 de la Brigada de Información de Madrid desarticuló, con la detención de sus cabecillas, a la más temida y peligrosa organización criminal que operaba en España desde hacía años.

El intento de atentado contra el capo rival, clave

La banda, que estuvo liderada hasta 2011 por Ioan Clamparu, alias “Cabeza de cerdo”, estaba en “plena guerra” con un clan rival, con el que pugnaba por hacerse con el poder de los negocios de la prostitución y la extorsión en Madrid. Esa disputa provocó, según las fuentes policiales consultadas por El Confidencial Digital, “movimientos en falso” de los nuevos cabecillas para imponerse a sus enemigos.

Los sucesores de Clamparu decidieron acabar con la vida del líder de la banda rival y, para ello, organizaron un atentado contra él utilizando un coche teledirigido con un artefacto explosivo.

Los planes, sin embargo, salieron mal. En la noche del 7 de noviembre, en la localidad madrileña de Parla, el encargado de colocar dicho artefacto cometió un error fatal, siendo él víctima del explosivo mientras lo manipulaba en un vehículo. El individuo pasó varias semanas en coma, perdió una pierna, y padece lesiones irreparables en el estómago y un brazo.

Fue entonces cuando se estrechó el cerco contra la banda de Camparu, que sufrió la semana pasada un duro revés con la detención de cinco de sus principales cabecillas.

Identificado y detenido el mayor traficante de explosivos

La ‘operación Jucarie’, no obstante, ha tenido una víctima criminal más, que no ha trascendido. Según las fuentes policiales consultadas por ECD, la importancia de esta operación es “aún mayor” por la detención de un sexto individuo, encargado de suministrar la dinamita y los detonadores a la banda rumana.

Su pista, explican desde la Policía, empezó a ser seguida tras el frustrado intento de atentado del 7 de noviembre. Desde entonces, se han realizado una docena de registros en la ciudad de Madrid, en las localidades de Alcorcón, Coslada, Torrejón de Ardoz, Villa del Prado, y en el municipio toledano de Illescas.

En esas investigaciones, se consiguió intervenir numerosa documentación de relevancia, material informático, teléfonos móviles, armas de fuego, y dinero en efectivo de todos los implicados: los miembros de la banda y el “conseguidor” del material explosivo.

Además, se han recogido pruebas suficientes para confirmar que este individuo, detenido por la Policía, “era el mayor traficante de explosivos de España”, ya que no solo “distribuía” a la banda rumana, sino también a otros grupos criminales y organizaciones terroristas.

Ahora investigan su red de clientes

El “distribuidor de explosivos” ha sido detenido y no tiene la posibilidad de pagar fianza para quedar de nuevo en libertad. Se le acusa de un delito de tenencia, suministro y fabricación de explosivos y, ahora, el objetivo es detectar a sus clientes en España.

En este sentido, las pesquisas policiales incluyen “desde bandas de crimen organizado hasta grupos terroristas”. Desde el Cuerpo Nacional recuerdan que, con la detención de este individuo, se ha evitado que este tipo de bandas pueda volver a hacerse con material explosivo dentro de nuestras fronteras para perpetrar un atentados.

EL CONFIDENCIAL DIGITAL

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones