Menu
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
logo-circulo-ahumada
Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 25 de...

GILA CALATA AGITA EL MISTI POR CULPA DEL ALCALDE

GILA CALATA AGITA EL MISTI POR CUL…

Anécdota policial ...

EXCLUSIVA: ENTREVISTA AL GENERAL FÉLIX SANZ ROLDÁN, DIRECTOR DEL CNI

EXCLUSIVA: ENTREVISTA AL GENERAL F…

El General de Ejér...

Sábados culturales en Benemérita al Día

Sábados culturales en Benemérita a…

SUMARIO SÁBADO 18 de...

De velos, libertades y complejos

De velos, libertades y complejos

Un juzgado de Palm...

CUMPLIMOS CINCO AÑOS

CUMPLIMOS CINCO AÑOS

Cumplimos cinco añ...

LA HIPOCRESIA DEL POLITICO FRENTE A LA DIGNIDAD DEL GUARDIA CIVIL

LA HIPOCRESIA DEL POLITICO FRENTE …

Hipocresía es el d...

DOMINGOS BENEMÉRITOS

DOMINGOS BENEMÉRITOS

SUMARIO: DOMINGO 12 ...

Prev Next

NUEVOhospimedicalpatrocinador

Noticias Actualidad

Cinco años de expulsión de España para un hombre que mordió a dos guardias civiles

  • Escrito por Redacción

andar-por-carretera

El condenado, de origen nigeriano, se rebeló contra los agentes después de que estos le advirtieran del peligro de caminar por el arcén de la Nacional 232

Doce meses de prisión que han sido sustituidos por una pena de expulsión del territorio nacional durante cinco años. Esa es la consecuencia de los hechos que tuvieron lugar en la carretera nacional 232 el pasado 19 de abril y cuyo protagonista fue A.J., un joven de Nigeria de 28 años de edad, que se encontraba en situación irregular en España y contra el que pesaba una orden de expulsión durante cinco años de la subdelegación de Gobierno de Málaga fechada el 21 de agosto del 2013.

El 19 de abril del 2014, hacia las 18 horas, el joven nigeriano circulaba por el arcén de la carretera N-232 sin ningún tipo de prenda reflectante cuando fue divisado por dos motoristas de la Guardia Civil. Al llegar a su altura se detuvieron para, dice el texto de la sentencia, advertirle tanto de lo improcedente de su actitud como de los riesgos que corría.

Pero, a tenor de su reacción, no le sentaron bien los comentarios. La sentencia da por probado que comenzó a proferir insultos contra uno de los dos agentes «diciéndole en inglés hijo de puta y policía cabrón».

Ante los reiterados insultos uno de los motoristas de la Guardia Civil se acercó a él, momento en el que el acusado comenzó a empujarle en el pecho «levantando el puño de modo amenazante con la intención de agredir al agente, logrando el agente evitar ser agredido y sacar al acusado de la calzada», momento en que acudió en su ayuda su compañero de patrulla. La tensión del enfrentamiento, lejos de disminuir, se disparó y el ya condenado comenzó «a gritar e insultar a ambos agentes forcejeando con ellos y quitando a uno el transmisor» que utilizó para intentar agredirles a modo de látigo, momento en que tomaron la decisión de reducirlo.

La reacción del joven fue aún peor. En un momento dado lanzó una dentellada contra uno de los agentes mordiéndole en el pantalón a la altura de la rodilla. Posteriormente atacó, también con la boca, al otro agente y le mordió en la mano izquierda. Ninguno de los agentes, dice la sentencia, sufrió lesiones lo que llevó a imponer la menor sanción posible (12 meses de prisión) que fue sustituida por la expulsión de España durante cinco años.

LA RIOJA

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

WEBS RECOMENDADAS

Benemérita al día

Actualidad

Cultura y Sociedad

Otras Secciones

Boletín de Noticias

SUSCRÍBETE >> Recibe gratis todas las noticias en tu correo
Términos y Condiciones