hospimedica2

NORMATIVA SOBRE OBSEQUIOS A JEFES Y OFICIALES EN EL EJÉRCITO EN EL ÚLTIMO TERCIO DEL SIGLO XIX

historia sanchez copia

Un hombre debe vivir cerca de sus superiores como cerca del fuego:

ni tan  cerca que se queme ni tan lejos que se hiele.

Diógenes de Sínope (412 AC-323AC), filósofo griego.

La aceptación o no de obsequios entre los componentes de un mismo Cuerpo o Unidad, no debe evitar las atenciones sociales y de urbanidad que se merecen, tanto personal como socialmente. No obstante, y debido a los escasos haberes que los individuos de tropa cobraban, se prohibió por Real Orden de 1871,  realizar colectas para hacer obsequios o regalos a los Jefes y Oficiales de los diferentes Cuerpos del Ejército, entre los que se encontraba la Guardia Civil, haciendo referencia a “los escasos haberes de los mismos”, que casi siglo y medio después sigue prácticamente igual. Nóminas por debajo de la media del resto de las fuerzas encargadas de la seguridad pública, desgraciadamente acostumbrados a ser “las cenicientas” de todas las fuerzas del orden público, y como bien dice el refrán, “una buena capa todo lo tapa”, pensarán los que obviamente no sufren esta discriminación salarial tan injusta como discriminatoria,. Y en este punto me viene a la memoria el gran Marco Tulio Cicerón, que ya en la primera Catilinaria  se preguntaba : “quosque tanden…? “ ¿Hasta cuándo?.

NÚM. 4 CIRCULAR

    “Excmo. Sr.:-En Real órden de 31 de Enero de este año se dijo por este Ministerio lo siguiente:- Ha llamado la atención del Rey (q.D.g) que no obstante lo terminantemente mandado en la Real órden de 16 de Setiembre de 1867, que entre otras cosas prohibe que en ningun caso ni por ningun motivo se hagan colectivamente por Cuerpos demostraciones que ocasionen desembolsos á los Jefes y Oficiales, son muy frecuentes los casos que ocurren de esta índole, contrarios en todo á los escasos haberes de los subalternos y demás individuos de tropa y á los severos principios en que se funda la disciplina del Ejército; y deseando Su Majestad que estos abusos no se repitan, ha tenido por conveniente prohibir terminantemente y en absoluto todo obsequio ó regalo colectivo de inferiores á superiores, esperando de la rectitud y carácter de los Jefes que evitarán por los medios de que disponen tales obsequios, si en algun caso se intentaran hacer á pesar de lo que expresamente se previene.- Y Su Majestad ha tenido á bien disponer que se recuerde el exacto cumplimiento de este mandato como lo verifico de su Real órden, debiendo manifestar á V.E que por mi parte estoy dispuesto á no tolerar en manera alguna acto cualquiera que tienda á faltar á lo prevenido en la disposición que queda transcrita..- Dios guarde á V.E muchos años. Madrid 23 de Octubre de 1871.- Bassols.- Señor...”

    Por Antonio Sánchez, Historiador y miembro de la GC (A).

Fuente

Circular nº 4 de octubre de 23 de octubre de 1871. Madrid.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar