hospimedica2

UN FUSIL DE ASALTO DE LEYENDA: EL C.E.T.M.E

Cetme inicio

     Los antepasados de los fusiles de asalto CETME (y de otros modelos actuales) fueron los SturmGewëhr o fusiles de asalto alemanes de la Segunda Guerra Mundial. Estas nuevas armas se desarrollaron con el objetivo de combinar la precisión y alcance de los fusiles clásicos con la potencia de fuego automático de las ametralladoras.

Orígenes

Así, en 1949 se creó en España el Centro de Estudios Técnicos y Materiales Especiales, un organismo ideado para investigar y desarrollar nuevos equipos para los ejércitos españoles. A este Centro llegaron algunos técnicos alemanes que colaboraron en el diseño de los nuevos fusiles. Sólo un año después, en 1950, el estado mayor emitió el encargo de desarrollar un fusil automático con un alcance eficaz de 1.000 metros, que pesase menos de cuatro kilos, midiese un metro de longitud y se alimentase con cargadores de 30 cartuchos. Nacía así el primer CETME.

     No encontramos ya entrado el año 1945. La Segunda Guerra Mundial esta apunto de acabar, los científicos alemanes del proyecto MP-44/Sgt-44 huyen y se refugian en España, para no ser capturados por los aliados, especialmente soviéticos o norteamericanos. Una vez finalizó la contienda, los científicos e ingenieros alemanes acabaron en las filas de investigadores de los vencedores, pero uno de ellos, el científico Ludwig Vorglimler, puso rumbo a España. Entró a formar parte del Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales, organismo creado por Franco para compensar el gran aislacionismo en el que había caído su régimen tras finalizar la Guerra Civil española (1936-1939).

Precursor Cetme.jpg

STG44, primer fusil de asalto y precursor del CETME

Vorglimler era el principal diseñador del primer Fusil de Asalto de la historia, el STG44 y su evolución el STG45. La verdad es que en su día el STG44 disgustó profundamente a Hitler que se permitió opinar que era feo, tosco y pesado; y quizás lo fuera, pero tenía la capacidad de hacer fuego para adaptarse a las circunstancias del combate, de manera tanto automática como semiautomática con el tamaño y potencia de fuego de los fusiles K98 y Gewehr, así los pelotones ganaban una potencia de fuego bastante superior a sus enemigos aliados armados con M1 Garand y subfusiles Thompson y M3, marcando una notable diferencia en determinadas situaciones tácticas.

Así pues, una vez asentado en España, Vorglimler, continúa con sus investigaciones y con el prototipo que Mauser tenía al final de la guerra.

En 1949 sale a la luz el CETME A1, de calibre 7,92x40 mm pero pronto la competencia empieza a quejarse de que el tipo de cartucho es contrario a las leyes de la guerra y CETME recalibra el arma  y nace el CETME A2 con un calibre ligeramente más pequeño pero un cartucho más largo, 7,62x51mm que es la munición estandarizada OTAN. Ambos modelos usan cargadores de 20 cartuchos y resultan precisos hasta 1000 metros. Este arma ya fue utilizada por el Ejército español en la Guerra de Sidi Ifni (1957-1958), compartiendo el campo de batalla con los fusiles de cerrojo Mauser de 1943, con una más que notable diferencia en la potencia y cadencia de tiro, efectividad y sobre todo eficacia.


Cetme A-1.jpg

CETME Modelo A1

El proyecto no pasó inadvertido en Alemania y,  H&K se quiso implicar con CETME para coproducirlo aunque después se desligase y usara el CETME B como modelo para su G3. El CETME B mejoraba el asa portafusa, la bocacha permitía el uso de granadas de fusil y el culatín era muy ergonómico.  En España pasa a ser reglamentario en los tres ejércitos, Aire, Armada y Tierra; siendo fabricada su versión en 1958.

Modelos Cetme.jpg

Modelos de CETME

El modelo CETME C, comúnmente conocido como "Chopo" llego en 1964. Incorporaba un guardamanos de madera, que evidentemente protegía al tirador del calentamiento del cañón, una carrilera para incorporar miras telescópicas y el alza pasa a ser de librillo con distintas distancias, 100, 200, 300 y 400 metros. Es de lejos el mejor modelo, duro, fiable y resistente, desmontaje relativamente, robustez y gran fiabilidad, lo hace, sin duda,  uno de los mejores de su época.

Se dota a Guardia Civil y Policía Nacional con dicho modelo y aún hoy se usa en algunas academias militares españolas aunque solo sea para “machacar”, es decir, tabla de combate, paso de pista, desfiles, etc…, siendo sin duda la mejor versión de todos los modelos.

Cetme C.jpg

CETME Modelo C

El modelo CETME E no deja de ser similar al C pero con guardamanos, cargador y culatín de plástico, un pequeño experimento del que no hay muchos ejemplares.


cetme E.jpg

CETME Modelo E

            El modelo CETME L puede que sea el gran fiasco de toda la serie. España busca ponerse a la altura de otros países de la OTAN y necesita un fusil de calibre 5,56x45mm, hecho de chapa metálica y plástico, usa cargadores de 30 cartuchos y consigue suavizar el retroceso con el nuevo calibre pero no resulta un fusil fiable y requiere mucho mantenimiento, los muelles recuperadores se desgastan con facilidad y en ocasiones los ejemplares mas antiguos no cargan bien ni siquiera el primer cartucho.  Era excesivamente frágil, cualquier golpe podía hacer que el culatín quedara prácticamente suelto, a pesar de los dos pasadores que lo sujetan. Hoy en día se sigue usando para deportes militares como triatlón y concursos de patrullas, estando en activo hasta el año 1999.

            De un tiempo a esta parte surgen voces dentro de las unidades operativas españolas que defienden el uso del CETME C como fusil de tirador a nivel pelotón, debido a su gran precisión y potencia, dotado con una mira decente y el cargador de 20 cartuchos puede añadir alcance a los pelotones españoles en zonas de combate sin necesidad de recurrir a equipos de tiradores dotados con Accuracy AW y Barret .50, dado que con sus G36 de 5,56x45mm hacer blanco a mas de 600 metros es, prácticamente,  una lotería.
El modelo LC incorpora el culatín retráctil, cañón más corto y un conjunto de cierre diferente al no disponer de muelle amortiguador solo recuperador, haciéndolo esta diferencia más eficaz.

También existió el modelo menos conocido, el  LV (L-Visor óptico) era igual que el modelo L pero con la diferencia de que el cuerpo de puntería del alza era sustituido por un cuerpo especial para la colocación de un visor óptico y además llevaba una mira de auxilio. Este modelo se componía además una caja con dos tipos de visores uno diurno y otro nocturno, su cometido era ser utilizado por tiradores selectos de intervención rápida así como en unidades de ataque nocturno.


     Tras los problemas acarreados por los últimos modelos desarrollados por CETME, en  1996 sale a concurso público la adquisición de un nuevo fusil de elevadas prestaciones para las Fuerzas Armadas españolas. Fue elegido en 1999  el modelo G36E de la empresa H&K(curiosamente la que codesarrolló el CETME en sus inicios).

     CETME  también tuvo otros modelos como el AMELI y el subfusil CETME C2, siendo estos poco conocidos en nuestro país.

El curioso Cetmetón. Aunque no es un desarrollo propiamente dicho de CETME, tras la Segunda Guerra Mundial se llegó a la conclusión acertada de que sería necesario equipar a los tres ejércitos con un arma automática y retirar los viejos mosquetones (Mauser) modelo 1916 y 1943 de acerrojamiento manual. Como el número de unidades de estas armas era muy alto y muchos estaban en perfecto estado de conservación, en un principio se aprovecharon las estructuras de los mosquetones y se montó un cañón de CETME con mecanismos adaptados para ellos. Estos modelos fueron el FR 7 y el FR 8 también conocidos como Fusiles Reformados 7 y 8, o más popularmente como CETMETON. Posteriormente fueron destruidos, exportados o vendidos como armas de caza a particulares.

Conclusión


     La familia de fusiles de asalto CETME ha demostrado durante ya más de cinco décadas ser un producto de primera calidad. Fiable, preciso y resistente, este fusil ha estado en servicio en más de 30 países, tanto bajo las siglas CETME como H&K G-3.

            Y todo parece indicar que todavía le quedan bastantes años dando “guerra" en manos de coleccionistas y usuarios de las últimas versiones. Con este rifle, la industria armamentística española demostró, como tantas otras veces, que con los apoyos necesarios podía situarse entre las punteras a nivel mundial. Lástima que en los últimos años no se garantizase la independencia tecnológica de nuestra industria y de nuestras Fuerzas Armadas, pues estaba más que demostrado que podíamos estar a la altura de los mejores si se ponía empeño en ello. Ahora le toca demostrar al H&K 36 (descendiente del CETME) que puede ser un digno heredero de la saga iniciada tras finalizar la IIª Guerra Mundial.


Un poco de historia


1948: Se concibe el CETME (Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales), como medio de contrarrestar los efectos que el aislamiento internacional estaba teniendo sobre las Fuerzas Armadas.
1949: Se crea el CETME.
1952: Comienzan las demostraciones en España y Alemania.
1956: Comienza la fabricación del Modelo A.
1957: Alemania adopta el Fusil de Asalto CETME. En España, el Ejército de Tierra adopta el Fusil de Asalto CETME.
1958: Comienza la fabricación del Modelo B. La Marina y el Ejército del Aire adoptan el Fusil de Asalto CETME.
1959: Se firma el primer acuerdo de desarrollo conjunto con Alemania.
1962: Se firma el segundo acuerdo de desarrollo conjunto con Alemania.
1964: La Fuerzas Armadas Españolas adoptan el cartucho 7,62x51mm NATO. Comienza la fabricación del Modelo C.
1966: Comienza el desarrollo del Modelo L.
1976: Termina la fabricación del Modelo C.
1980: Termina el desarrollo del Modelo L.
1982: Se terminan los primeros prototipos de la AMELI.
1984: Se fabrican los primeros lotes de los Modelos L y LC.
1985: Se firma el primer contrato de 600 AMELIs para el ejército británico.
1996: Las primeras M-16 comienzan a aparecer en unidades especiales, para su evaluación. Se establecen las bases para el concurso público de ofertas para reemplazar al CETME. Optan al concurso los fusiles de asalto C-7 (DIEMACO, Canadá), FNC (FN, Bélgica), Galil (IMI, Israel), G-36 E (H&K, Alemania), SIG-550 (SIG, Suiza) y AUG-77 (Steyr, Austria).
1999: El H&K G-36E es seleccionado como futuro fusil de asalto español.

Características técnicas

Nombre

CETME (Mod. A, B, C, E, L, LC y LV)

Fabricante

Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales

Diseñador

Ludwig Vorgrimler

País de Origen

España

(Diseñada) Servicio

(1952) 1957-1975 (A, B, C) 1975-1999 (L, LV)

Munición

Mod. A: 7,92x40mm CETME

Mod A2, B: 7,62x51mm CETME

Mod B, C, E: 7,62x51mm OTAN

Mod L, LC, LV: 5,56x45mm OTAN

Sistema de Disparo

Acerrojamiento semirrígido de bloqueo por rodillos

Alcance (efectivo)

Mod A: 1000m (600m-800)

Mod B, C, E: 1000m (600m)

Mod L, LC, LV: 800m (400m)

Cadencia de disparo

750 disparos por minuto

Peso

Mod A, B, C, E: 4,3 Kg

Mod L, LC, LV: 3,3 Kg

Cargador

Mod A, B, C, E: Extraíble recto 20 cartuchos

Mod L, LC, LV: Extraíble recto 30 cartuchos

Bibliografia

Historiabelli.blogspot.

Armas.es.

Otras abiertas.

Por Antonio Sánchez, Historiador, Instructor de tiro y miembro de la Guardia Civil (A).


Imprimir   Correo electrónico