La Secretaria de Estado de Seguridad preside en Sevilla el acto del Día de la Patrona de la Guardia Civil con ausencias relevantes

guardia patrona secretaria

La Guardia Civil de Sevilla ha celebrado este viernes el acto oficial por la festividad de la Virgen del Pilar, patrona del Cuerpo Benemérito. La liturgia ha sido la habitual, con el desfile de fuerzas y los discursos de autoridades en el escenario que se utiliza para estas ocasiones en el hangar que tienen los grupos de reserva y seguridad (GRS) en la comandancia sevillana.

Sin embargo, a pesar de que el guión era el mismo que en anteriores ocasiones, la ausencia del que ha sido hasta hace ocho días jefe de la IV Zona de Andalucía, el general Manuel Contreras, ha marcado el acto y también la alocución del director general de la Guardia Civil, Félix Azón, que defendió la elección que hace su departamento a la hora de elegir a las personas que ascienden en el escalafón.

El general Contreras pasó a la reserva el 3 de octubre después de que el ministro Grande-Marlaska no lo ascendiera a general de división. Al quedarse sin ascenso, el mando, que había llegado al generalato de la mano del popular Juan Ignacio Zoido, quedaba fuera de la carrera activa. Una decisión, que ha sorprendido en el seno de la Guardia Civil después de que Contreras haya liderado el dispositivo de la Benemérita contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar y que según defienden desde el propio ministerio ha restituido el principio de autoridad en la comarca gaditana. Un éxito policial que no le ha servido para ascender a su máximo responsable.

La ausencia voluntaria de Contreras en un acto muy señalado ha sido en respuesta a que no le hayan dado la oportunidad de despedirse de la bandera; un acto castrense habitual entre los generales y otros mandos de la Guardia Civil que pasan a la reserva. Las mismas fuentes explican que ha sido el último agravio hacia un general cuya salida del Cuerpo no ha sido nada discreta, lo que no ha sentado nada bien al departamento de Fernando Grande-Marlaska.

Félix Azón ha acompañado este viernes a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, quien ha presidido el acto en el acuartelamiento de Montequinto. Azón ha iniciado su discurso agradeciendo el trabajo realizado por el general Conteras. Sin embargo también ha hecho alusión a los ascensos, en clara referencia a la polémica suscitada. «Esta institución siempre premia la idoneidad y elige a los que considera los mejores para los puestos de más responsabilidad». En esa línea ha aplaudido el ascenso del general Rodríguez Castillo, quien fuera responsable de la comandancia de Cádiz, y a quien el director general considera responsable de algunos de los éxitos en la lucha contra el narcotráfico.

La secretaria de Estado de Seguridad, que llegó con retraso al acto, también hizo una referencia velada a la polémica generada en Cataluña por el discurso ofrecido por el jefe de la Guardia Civil en Cataluña, el general Garrido, quien defendió la operación policial contra los CDR independentistas. La secretaria de Estado ha destacado en su discurso «la neutralidad política» de la Guardia Civil así como su «disposición» para la «defensa de España, que se traduce en el respeto a las instituciones y en el exacto cumplimiento de la Constitución y de las leyes».


Imprimir   Correo electrónico