Real Orden por la que se establecían los principios para la celebración de la Patrona por todos los guardias civiles

ofrenda-virgen

La aprobación de la Real Orden de 8 de febrero de 1913 provocó la publicación de una Orden General del Cuerpo tan sólo diez días después, en la que el Director General establecía los principios generales de lo que habría de ser la festividad para los guardias civiles:
La fiesta de la Patrona se instauró como una fiesta del compañerismo, en la que los componentes de cada acuartelamiento se reúnen para rezar por sus compañeros caídos en acto de servicio y por el duque de Ahumada, organizador y primer Inspector General del Arma, así como acto de reconocimiento hacia la Patria y hacia Su Majestad El Rey.

 orden patrona


Imprimir   Correo electrónico