hospimedica2

La Guardia Civil de Córdoba celebra su Patrona y defiende su labor en Cataluña como "la más exigente"

Varios guardias civiles ofrecerla companeros

La Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba celebró ayer su festividad más importante, el día de su patrona, la Virgen del Pilar.

Y lo hizo además en medio de toda la tensión que el país atraviesa con la situación en Cataluña y las críticas, de algunos sectores, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Por esto mismo, los dos discursos pronunciados ayer, el del jefe de la Comandancia cordobesa, Juan Carretero, y el del subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, dirigieron sus palabras hacia Cataluña y reclamaron la unidad de España bajo un estado de derecho basado en la Constitución. Al clima de unión contribuyeron además las decenas de banderas rojigualdas colgadas en los balcones de las viviendas que están integradas en el cuartel. Fue Carretero quien defendió esa labor ejercida por el Instituto Armado en Cataluña como uno de los servicios "más exigentes" de la democracia y quien mostró su "orgullo" por el trabajo realizado por estos agentes. El jefe de la Comandancia de la Guardia Civil recordó que los dos contingentes que han sido enviados hasta ahora hacia Cataluña "partieron con unas órdenes claras". Con ello se refirió a garantizar el libre ejercicio de derechos y libertades "desempeñando sus cometidos teniendo siempre presentes los principios de proporcionalidad, congruencia y oportunidad". Además de, añadió Carretero, "cumplir las órdenes de jueces y fiscales".

Este ha sido el primer año de Carretero en el día de la patrona al frente de la Comandancia cordobesa. Como cada año, el jefe de la Guardia Civil en Córdoba destacó los datos más importantes referidos a la cobertura que el cuerpo ofrece en toda la provincia. De esta manera, apuntó hacia el objetivo de no superar en este ejercicio las cifras de criminalidad del año pasado, al tiempo que señaló con especial relevancia las labores efectuadas para evitar los delitos en el campo. En este sentido, apuntó que estos delitos en explotaciones agrícolas han descendido un 16,4% y basó gran parte de esta tarea en el trabajo del Seprona.

En cuanto al Subsector de Tráfico, Carretero explicó que los agentes encomendados en este apartado han intervenido en 1.162 siniestros viales, han prestado 4.282 auxilios y han realizado más de 5.500 verificaciones de alcohol y drogas. Aquí quiso dedicar una mención especial a la inmovilización del autobús con 60 viajeros cuyo conductor dio positivo en cannabis o la paralización del conductor de camión que sextuplicaba la tasa de alcoholemia permitida.

Por otro lado, Carretero también afirmó que el "más grave" de los retos al que se enfrentan en estos momentos es el terrorismo. En este sentido, apuntó que la provincia ha acogido durante el último mes un total de seis encuentros en el que se han reunido más de un centenar de policías locales en 38 municipios para compartir información y ser "más eficaces ante la amenaza terrorista".

Primo Jurado también centró la mayoría de su discurso en las labores del Instituto Armado en Cataluña. "No es este 12 de octubre de 2017 una patrona ni una fiesta nacional normal", afirmó el subdelegado del Gobierno para añadir que "nuestros sentidos se vuelven a los sucesos de Cataluña que ponen en riesgo esa unidad que corre por 500 años de historia en España y la legislación y la convivencia que nos dimos hace cuatro décadas". Con ello, Primo Jurado tuvo una especial mención a los agentes de la Guardia Civil que prestan ahora servicio en Cataluña y a los que repitió en hasta dos ocasiones "no estáis solos".

El día acompañó, tras la jornada de lluvia de la festividad el año pasado, y en la Comandancia de la avenida de Medina Azahara se reunieron un gran número de agentes del cuerpo de la Guardia Civil, como el sector de Tráfico o el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), acompañados, además de por numerosos familiares, por compañeros de la Policía Local y Nacional. También estuvieron presentes representantes de todas las instituciones. Desde el Ayuntamiento acudieron la alcaldesa, Isabel Ambrosio, y miembros de su equipo y partido, como los ediles de Seguridad y Promoción de la Ciudad, Emilio Aumente y Carmen González, respectivamente. Eso sí, no hubo representación de la otra parte del equipo de gobierno, Izquierda Unida. También acudió la delegada de la Junta en Córdoba, Rafaela Crespín, así como la parlamentaria María Jesús Serrano (PSOE) o los senadores Beatriz Jurado y Rafael Merino (PP). Antes de que dieran comienzo los discursos de Carretero y Primo Jurado se hizo entrega de las distinciones a aquellos guardias que con su servicio han contribuido al engrandecimiento de este cuerpo. Entre los condecorados, además de agentes a título individual, también estuvo el Equipo ROCA contra los robos en el campo o los encargados de la operación Molino de viento, encargado de desarticular un equipo de delincuentes que robaba joyas.

Se sabía además que esa situación política tensa que ahora atraviesa España tendría protagonismo en este día de la patrona ya que se suspendió la tradicional copa de convivencia que ofrece la Guardia Civil tras este acto


Imprimir   Correo electrónico