La Guardia Civil homenajea en Pamplona a las víctimas de ETA en el 175º aniversario de su fundación

0001 homenaje caidos pamplona

La Guardia Civil ha rendido homenaje este martes en Pamplona a las víctimas de la banda terrorista ETA coincidiendo con el 175º aniversario de la fundación del Instituto Armado.

El acto ha tenido lugar en el monumento a las víctimas del terrorismo, en la plaza del Baluarte de Pamplona. Allí se han dado cita familiares de las víctimas, ciudadanos, representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y mandatarios políticos. Han sido recordados todos los agentes de la Guardia Civil asesinados por ETA en Navarra y posteriormente familiares de algunas víctimas de la banda terrorista, como el general Juan Atarés o Diego Salvá, han depositado una corona de flores al pie del monumento acompañados por el aplauso de los asistentes.

Seguidamente, agentes de la Guardia Civil han realizado un homenaje a los caídos en el que se ha entonado 'La muerte no es el final' y se ha depositado otra corona de flores. También se han dado vivas a la Guardia Civil, a España y a Navarra.

Han participado en el acto el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, y el coronel jefe de la Guardia Civil en la Comunidad foral, José Santiago Martín Marcos, que han saludado a los familiares de las víctimas al finalizar el acto.

También han acudido el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve; la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo; el presidente de UPN, Javier Esparza; la presidenta del PPN, Ana Beltrán, y la dirigente de Ciudadanos Ruth Goñi.

"VALENTÍA DE LAS VÍCTIMAS, SACRIFICIO DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD"

Previamente, la Guardia Civil ha organizado una jornada en Pamplona sobre 'Los años de plomo: una visión retrospectiva 40 años después'.

En la jornada han participado Florencio Domínguez, director del Centro Memorial de Víctimas; Valentín Díaz Blanco, coronel de la Guardia Civil, y Pedro Rubira, fiscal de la Audiencia Nacional.

El coronel de la Guardia Civil, con una amplia experiencia en la lucha contra ETA desde los servicios de información, ha ensalzado el "arrojo y valentía" de las víctimas del terrorismo, que "nunca" buscaron "la venganza".

"Ellas han sido el estímulo de mi trabajo", ha destacado. Valentín Díaz Blanco ha señalado que la Guardia Civil ha sido "el colectivo más golpeado por la banda terrorista ETA" y ha lamentado que "hubo épocas" en las que las familias "prácticamente tenían que enterrar a escondidas a sus muertos, ante una parte de la sociedad que miraba a otro lado".

Además, ha destacado "el trabajo y sacrificio" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para derrotar a la banda terrorista ETA, actuando "de forma ejemplar y desde el Estado de Derecho".

"Nunca se permitió ningún atajo", ha subrayado, para negar acusaciones de malos tratos contra los miembros de ETA.

Tras ello, ha mostrado su rechazo a la constitución de comisiones de "la verdad" que "pretenden desprestigiar a los efectivos policiales que lucharon contra el terrorismo".

LA "DISIDENCIA" DE ETA, CON ARMAS DE LA BANDA

Por otro lado, el coronel de la Guardia Civil ha considerado que la "disidencia" de ETA puede disponer de parte del arsenal de la banda terrorista que no fue entregado en el momento del anuncio de su disolución hace un año.

Valentín Díaz Blanco ha considerado no obstante que "a día de hoy" no hay riesgo de que esta disidencia, denominada ATA, pueda cometer atentados, si bien ha planteado la importancia de "monitorizar" a este grupo.

El coronel ha explicado que en el "paripé" del anuncio de su disolución ETA identificó 14 puntos de entrega de armas pero dos puntos quedaron sin localizar, por lo que esas armas podrían estar en manos de la disidencia.

Según ha añadido, los miembros de ATA están identificados y hay una investigación abierta por parte de la Audiencia Nacional.

El "ideólogo" de ese grupo es el etarra Iñaki Bilbao, "ese animal", en palabras de Valentín Díaz. El coronel ha explicado que este grupo de disidentes considera "traidores" a los miembros de ETA que optaron por el anuncio de la disolución y cree que no han conseguido "ninguna de las aspiraciones" que tenían con la violencia. Por ello, aunque no se espera que "a día de hoy" cometan atentados, no descartarían en un futuro hacer uso de la violencia.

Valentín Díaz Blanco ha explicado, para calcular el número de apoyos de esta disidencia, que todos los años en enero la izquierda abertzale organiza una manifestación a favor de los presos de ETA y ese mismo día el grupo de disidentes organiza una marcha en similares términos a la que acuden unas 500 personas.

En el caso del colectivo de presos de ETA, "no llegan a una docena de reclusos" los que apoyarían a este grupo. Se trata de los presos con mayores condenas.


Imprimir   Correo electrónico