La Guardia Civil de Vigo realiza una exhibición en el Puerto con motivo de su 175 Aniversario

175 anos

175 años después de su creación la Guardia Civil ha logrado adaptarse a los tiempos. Sigue intacta su voluntad de servicio al ciudadano, pero su lucha ha cambiado, al igual que el tipo de delitos que persiguen. Los salteadores de caminos han dado paso a la ciberdelincuencia, el crimen organizado, el narcotráfico o el terrorismo yihadista.

Con 5.000 agentes en Galicia, el Instituto Armado festejó ayer su aniversario en Vigo y organizó diversos simulacros y una exposición de sus unidades más modernas en la Estación Marítima. Equipos de intervenciones subacuáticos de los GEAS, especialistas de rescate en montaña de los GREIM, expertos en explosivos del EDEX, el escáner móvil de la Unidad Fiscal y de Fronteras que cada año localiza algún importante alijo de cocaína, perros especialistas en detectar drogas y explosivos, unidades del Seprona y hasta el helicóptero protagonizaron una jornada de puertas abiertas que, además contó con varios simulacros.

Así, un barco "pirata" fue asaltado en aguas de la ría por una patrullera del Servicio Marítimo que llevaba a bordo a un equipo de los Grupos de Reserva y Seguridad, especialistas en asaltos y rescate de prisioneros. Una de las principales "estrellas" fue Logan, un perro pastor belga de los GRS que interceptó y redujo a un hombre cargado de explosivos y armado en medio de una multitud, por lo que los agentes no podían sacar sus armas.

El teniente coronel Manuel Touceda incidía en que Pontevedra es una de las provincias con menor índice de criminalidad, si bien se dan casi todo tipo de delitos al tratarse de una zona fronteriza, con mucho turismo, muy poblada y con el narcotráfico muy presente.

Además del terrorismo y la ciberdelincuencia, resaltó que uno de los principales retos ahora es acabar con la violencia contra la mujer.


Imprimir   Correo electrónico