EL AYUNTAMIENTO DE LILLO (TOLEDO) MENOSPRECIA A AGENTES EN ACTIVO Y RETIRADOS DE LA GUARDIA CIVIL DURANTE EL HOMENAJE A LA INSTITUCION EN SU 175º ANIVERSARIO

guardiacivil lillo homenaje

                El Ayuntamiento de Lillo ha celebrado en el día de hoy, un homenaje por el 175º Aniversario de la Guardia Civil, durante el cual se descubrió una placa en la calle El Convento en homenaje a la Institución, calle donde se sitúa el actual Cuartel de la Guardia Civil.

                El acto que consistió en la izada de la Bandera Nacional en la Plaza de España de la localidad, para posteriormente realizar un homenaje a los caídos en la misma plaza y en el monolito donde se sitúa el mástil de la citada bandera. Una vez finalizado este acto la comitiva oficial se ha desplazado a la c/Convento donde se ha descubierto una placa en honor a la Guardia Civil, y una sección del Cuerpo al mando de un Teniente ha desfilado a lo largo de la citada calle.

                Presidido por el General Jefe de la 2º Zona de la Guardia Civil en Castilla La Mancha, D. Manuel Llamas Fernández, y acompañado por el Subdelegado del Gobierno, D. Carlos Ángel Devia, el Teniente Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo, D. José María Gil, diversos mandos de la Comandancia y por el alcalde de la localidad, ha dado comienzo a las 12:45 horas, finalizando con un vino español en el patio del Cuartel de la Guardia Civil de Lillo, tras descubrirse la placa en la calle donde se ubica dicho acuartelamiento.

                Al evento se invitó a los guardias civiles y militares profesionales naturales de la localidad y a aquellos otros, retirados o en reserva, que han fijado su domicilio en la misma. Lamentablemente no todos fueron invitados.

              El hecho es que un grupo de guardias civiles en activo y retirados no fueron invitados, estos agentes pudieron vivir el menosprecio de su ayuntamiento al ver como se ha invitado a unos agentes y a otros no, sin poder saber el criterio que se ha seguido para excluirlos de este homenaje.

                Conocido este hecho, a través de una reciente entrevista a la Presidenta Nacional de RAGCE, la asociación creada para defender los derechos de los guardias civiles retirados en toda España y publicada por el Diario Digital Benemérita al Día, y puestos en contacto con ella para que nos dé su opinión sobre este hecho, Lucia Llano nos comenta que efectivamente conoce este hecho y que “Como guardia civil y presidenta de RAGCE lamento que tengamos que lidiar aún con estas situaciones donde no se muestra el afecto debido hacia compañeros que han vestido con honor nuestro uniforme, que han sacrificado parte de su vida por una profesión cuya única recompensa siempre ha sido la satisfacción del deber cumplido. Los Retirados siguen formando parte de la Guardia Civil, no son Guardias Civiles de segunda ni de tercera categoría, son hombres y mujeres que a pesar de la situación administrativa en la que se encuentran, por encima de todo continúan siendo GUARDIAS CIVILES”

                Del caso en concreto ocurrido en Lillo, comenta que “conoce el caso porque precisamente uno de los agentes afectados, junto a otros compañeros de esa localidad, es el Guardia Civil Retirado por Accidente en Acto de Servicio D. Antonio Mancera Cárdenas, que además es el Director del Diario Digital Benemérita al Día”.

                 Revela además una circunstancia, que para la Presidenta de RAGCE, como miembro retirada de la Guardia Civil que ha decidido luchar por los derechos de todos los agentes en su misma situación, es de suma gravedad y es que “Mancera, que es un guardia que vive y defiende a la Institución cada día desde su puesto en el Diario Digital Benemérita al Día que dirige, se encuentra vinculado honoríficamente a la Guardia Civil debido a que su pase a la situación de retiro se produjo por un accidente en acto de servicio y se encuentra adscrito al Puesto de Lillo, precisamente debido a esa vinculación honorífica, por lo que independientemente de que fuese o no invitado desde el Ayuntamiento, el responsable del Puesto está obligado por normas internas y externas de obligado cumplimiento, diversos Reales Decretos y Órdenes Generales, a comunicar al menos con dos días de antelación, todos aquellos actos institucionales y protocolarios de especial relevancia en que participe la Unidad y este acto, evidentemente era de especial relevancia, no solo para este guardia civil en concreto, sino para que todos los guardias civiles retirados o en activo naturales de la localidad o que tienen fijada su residencia en Lillo, pudiesen participar en este evento, cosa que al parecer el Ayuntamiento, en algunos casos, no ha permitido”.

                El guardia civil retirado Antonio Mancera Cárdenas, Director de este Diario, que ha atendido mi llamada, al ser preguntado, nos manifiesta que “efectivamente hay un claro menosprecio hacia la Guardia Civil por parte del Ayuntamiento de Lillo a pesar del homenaje, ya que se aparta del evento por parte de los responsables del consistorio, a algunos agentes, lo que demuestra que el homenaje no es sincero”, mantiene que ”el 175 Aniversario lo es de todos los guardias civiles, en activo, retirados o en reserva y no solo de los que el responsable del Ayuntamiento decida”.

                Lamenta la situación, “ya que se ha dejado fuera del homenaje a grandes profesionales, principalmente en activo, por una decisión personal del señor alcalde”, en cuanto a su caso en concreto dice que ya lo tiene asumido, “ya son cerca de seis años los que llevo sufriendo por parte del comandante del Puesto, y del propio ayuntamiento, la humillación permanente y el ostracismo institucional a que en cada acto, en cada Patrona, en que participa la Guardia Civil o se invita a guardias civiles de la localidad. se me viene sometiendo, a pesar de mi adscripción al Puesto de Lillo y de residir de forma permanante en la localidad", pero mantiene que lo peor "es que a buenos profesionales, actualmente en activo, también se les ha negado la posibilidad de disfrutar de este homenaje, realizado en su pueblo, homenaje que es y debería haber sido de todos y para todos los guardias civiles”.

                Se muestra tajante en dejar claro que este tipo de olvidos, humillación lo llama él, no vienen de la Guardia Civil en general, nos dice “que la Guardia Civil está implicada en que no se olvide y se respete la figura del guardia civil retirado, en Toledo por ejemplo, todos los años desde la Zona, a la que ahora se intenta culpar de no enviar las invitaciones, se invita a todos los guardias civiles retirados de la provincia, con motivo de nuestra Patrona, a una comida de hermandad”, pero apunta “que se debería vigilar un poco más, por parte de Comandancias, Tercios, Zonas, incluso de la propia Dirección General del Cuerpo, para que se respeten las normas establecidas, incluso las que conciernen a los guardias civiles retirados, porque todas ellas son de obligado cumplimiento”.

                Mantiene que “entiende que en las grandes unidades, aquellas que se encuentran en grandes ciudades o en localidades importantes, es difícil poder invitar a ciertos actos a todos los agentes retirados, pero en pequeñas unidades, situadas en pequeñas localidades donde todos nos conocemos, el olvido, la exclusión torticera a los actos de este tipo, se convierte en una auténtica humillación pública, es el ostracismo social e institucional del que hablábamos antes, mucho más, cuando, como ocurre en Lillo, solo hay una veintena de guardias civiles en activo oriundos de la localidad y apenas seis retirados, de los que tan solo dos tienen fijada permanentemente su residencia en la localidad y solo uno está adscrito al Puesto”.

                Quiere hacer constar por último, que cuando culpa al Ayuntamiento lo hace con conocimiento de causa, ya que el mismo nos cuenta, como ha podido saber a través de otros compañeros de la localidad, así como por algún militar, con los que ha hablado tras el homenaje sobre este tema, que lo que a ellos le han explicado desde el consistorio, es que desde la Zona se pidió al Ayuntamiento, los datos personales, teléfonos o correos electrónicos de todos los guardias civiles y militares, naturales de la localidad en cualquier situación administrativa, así como de los que residen actualmente en la misma, para ser invitados al evento, por lo que según sus propias palabras, “es evidente que ha sido desde el Ayuntamiento desde donde se ha decidido quienes deben asistir y a quienes excluir de este homenaje, siendo por tanto quienes han organizado este evento, en este caso los responsables del consistorio, los únicos responsables de enviar las invitaciones para el acto”.

Miguel Ángel Muñoz Muñoz


Imprimir   Correo electrónico