hospimedica2

DISCURSO DEL CORONEL JEFE DE LA COMANDANCIA DE MELILLA, ANTONIO SIERRAS CON MOTIVO DEL 174 ANIVERSARIO DE LA FUNDACION DE LA GUARDIA CIVIL

Vista Disposición Autoridades

Excelentísimo señor Delegado del Gobierno de España en Melilla, Oficiales, Suboficiales, cabos, guardias civiles, funcionarios destinados en la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla, familiares y amigos.

La Guardia Civil de Melilla celebra con este acto el 174 aniversario de la fundación del Cuerpo. Los principios que inspiraron la creación de la Guardia Civil se mantienen en estos momentos; por ello, es un hecho la necesidad de contar con un Cuerpo con presencia en todo el territorio nacional que, con su trabajo diario, vertebra y contribuye a la convivencia y al desarrollo económico y social de España.

Los principios y valores que inspiraron al Duque de Ahumada en la redacción de la cartilla del Guardia Civil permanecen inalterables y es en vosotros, los guardias civiles, en los que la sociedad deposita gran parte de su confianza para que la convivencia en paz y libertad no sea solo un anhelo sino una realidad.

Por ello, hoy más que nunca, debo felicitaros a los guardias civiles por vuestro trabajo diario, callado, sacrificado y valorado de manera tan positiva por la sociedad española.

En este acto se ha reconocido la labor diaria de unos pocos Guardias Civiles, solo una pequeña parte, mínima, de los que componéis esta Comandancia. Desde aquí quiero daros la enhorabuena.

Los guardias civiles de Melilla sois un ejemplo en cualquiera de los puestos en los que prestáis servicio: en la lucha contra el crimen organizado y terrorismo, en el trabajo en los pasos fronterizos, el puerto y el aeropuerto en los que, a las tareas de resguardo fiscal, se une la no menos importante de impedir la entrada de armas y explosivos que puedan ser utilizados por los criminales garantizando, con ello, la seguridad de los melillenses.

Quiero en este punto denunciar la actitud de aquellos que día tras día con los lanzamientos de piedras y otros objetos en los pasos fronterizos de Farhana y Barrio Chino ponen en riesgo, no sólo la integridad de las agentes del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, sino también la de aquellas personas que por ellos transitan provocando su cierre.

También quiero reconocer el trabajo diario que venís realizando en el paso fronterizo de Barrio Chino. Desde primeros de año, cuando ya se incrementó el horario para el paso de mercancías, vuestro sacrificado trabajo garantiza el orden público en una actividad en la que más de 7000 personas, a las que se unen diariamente otras 1000 procedentes de los comercios de Beni Enzar, intentan ser los primeros en pasar la frontera y realizar el mayor número de viajes que les permitan ganar un pequeño sustento. Con vuestro esfuerzo, actitud, serenidad y abnegación, se ha reducido el número de incidentes y, por lo tanto, el número de ambulancias que han sido reclamadas para los porteadores; habéis garantizado el orden público en un pequeño recinto por el que durante el presente año se han transportado más de 18 millones de kilos de mercancía incrementándose los riesgos relativos al orden público, pero también las oportunidades para esas personas desfavorecidas que, diariamente, en condiciones laborales más propias de otros siglos, buscan en Melilla el poder transportar algún bulto que les garantice la supervivencia.

Quiero mostrar también mi satisfacción por vuestro trabajo en apoyo de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, que está permitiendo detectar las bolsas de fraude en materia de contratación y Seguridad Social.

Es preciso continuar con esta actividad inspectora que hasta el momento ha permitido la localización de más de 120 personas que ejercían su trabajo de manera irregular. Es preciso poner de manifiesto que aquellos que deshonestamente utilizan trabajadores sin la debida protección, sin la debida seguridad, sin proporcionar la más elemental cobertura sanitaria que es la que garantiza la cotización a la Seguridad Social, lo que realmente están haciendo es poner en riesgo a esos trabajadores y ejercer una competencia desleal y un fraude al resto de los ciudadanos ya que, dejando de pagar sus impuestos realmente lo que se está haciendo es dejar de contribuir a la construcción de hospitales, de carreteras o escuelas y, en consecuencia, lo que realmente están haciendo es perjudicar a la convivencia y al desarrollo.

De igual forma, debo felicitaros por vuestro trabajo diario para garantizar la seguridad ciudadana, el medio ambiente y la seguridad vial, pilares de la convivencia en cualquier ciudad y, en Melilla, es importante asegurarla; por eso, es necesario que sigáis cumpliendo en vuestro trabajo que ha supuesto que en el pasado año se tramitaran cerca de 1400 denuncias por infracciones relacionadas con la ITV, que se localizaran más de 200 vehículos que circulaban sin seguro, que más de 350 personas fueron denunciadas por conducir careciendo del permiso correspondiente o el descubrimiento de más de 50 naves y explotaciones ilegales.

No debo olvidarme tampoco de vuestra actividad Benemérita acreditada con más de 430 auxilios y rescates durante el pasado año. Desde aquí mi felicitación pública a los guardias civiles que en Horcas Coloradas arriesgaron su vida lanzándose a la mar para rescatar a los inmigrantes que las mafias habían abandonado a su suerte en el agua. Igualmente, mi reconocimiento al personal especialista en actividades subacuáticas y en natación y rescate por el trabajo que realizáis todos los días.

Finalmente, reiterar mi orgullo por mandar a hombres y mujeres que, día a día, en todos los puestos de trabajo, no solamente en los que su visibilidad hace que la sociedad valore a la Guardia Civil, sino también en todos aquellos que, de una manera silenciosa, pero también abnegada, trabajan apoyando al resto.

No puedo olvidarme de los veteranos, de aquellos guardias civiles que son nuestra referencia. Quiero tener presente a todos aquellos que han perdido su vida por España en acto terrorista o en acto de servicio. Su ejemplo nos guía en los difíciles momentos que, en ocasiones, nos toca vivir.

Para finalizar, sólo quiero recordar que la Guardia Civil de Melilla celebra este año su 125 aniversario de presencia permanente en esta ciudad. Hoy, en este acto, recuperamos la puerta del antiguo cuartel del Mantelete que la extinta Junta de Arbitrios levantó en lo que hoy es la Plaza de las Culturas. En su interior se ha querido representar nuestra historia y nuestro presente. Agradezco a Gustavo Cabanillas y a la Fundación Gaselec la generosidad que han tenido para recuperar esta puerta símbolo histórico de la unión de la Guardia Civil con el pueblo de Melilla.

Muchas gracias


Imprimir   Correo electrónico