hospimedica2

UO: COMUNICADO EN RELACIÓN AL AUTO DEL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 6 DE CEUTA.

Imagen Guardia Civil antidisturbios Ceuta

En relación con el Auto de transformación, de fecha 24/09/2019, emanado del Juzgado de Instrucción nº 6 de los de Ceuta, debemos precisar, lo siguiente:

Lamentamos que, tras dos archivos anteriores, donde se evidenciaba la inexistencia de responsabilidad penal, ahora, la Señora Instructora de la causa, con la misma carga de pruebas, vea indicios de delito en la actuación de los guardias civiles que actuaron en la Frontera del Tarajal (Ceuta).

El Auto que se nos traslada, incurre en no pocas contradicciones. Por ejemplo, al acordar el archivo de las actuaciones respecto a determinados delitos, indica que los agentes obraron defendiendo las fronteras, como es su deber. Del mismo modo estaban actuando cuando trataban de repeler la entrada por el mar, y lo hacían con los medios oficiales dotados por el Estado. Es más, el propio auto reconoce “la complicación que supone para los agentes de la guardia civil el rechazo en frontera en el ámbito marítimo, pues en el mar no hay elementos de contención fronteriza, por lo que mal puede hablarse de arbitrariedad, siendo ésta inexistente en el caso de autos”.

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil, ha estado prestando, desde el principio, asistencia jurídica y apoyo a los compañeros afectados. Dicha asistencia se mantendrá hasta que finalice la causa.

Nuestros servicios Jurídicos ya están trabajando en orden a impugnar el Auto de 24/09/2019, mediante el correspondiente recurso de reforma.

Esta Asociación profesional de mandos del Cuerpo, quiere hacer público que los Guardias Civiles, con independencia de su rango, nos sentimos profundamente desamparados y desprotegidos por parte de los diferentes gobiernos en situaciones como la que nos ocupa, cuando no hacemos otra cosa que cumplir con lo que se nos encomienda, que como en este caso es impermeabilizar la frontera española, y lo hacemos con los medios oficiales con los que el Estado nos dota. Esto evidencia que no solo está en riesgo la vida e integridad física de los guardias civiles, sino también la seguridad jurídica en sus actuaciones.

“NO DEJAREMOS A SU SUERTE, A NUESTROS COMPAÑEROS NI A SUS FAMILIAS”


Imprimir   Correo electrónico