hospimedica2

La Asociacion de Retirados de la Guardia Civil (RAGCE) y jubilados de la Policía Nacional (AJPNE) se movilizan para acabar con el COPAGO FARMACEUTICO que siguen pagando los agentes tras su pase a retiro o jubilación

LOGOS RAGCE Y AJPNE

Representantes de asociaciones, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, encabezadas por Lucía Llano y por Rafael López, acaban de firmar un convenio en defensa de los retirados de miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional de España. «No al Copago Farmacético y si al trato igulatorio». Promoverán una Iniciativa Popular recogiendo firmas.

Dentro del amplio abanico de acciones que estas dos asociaciones –RAGCE Y AJPNE– de miembros de las FSE, vienen llevando a cabo, hay que destacar la mantenida recientemente con la directora de Farmacia, doña Patricia Lacruz,  de la Dirección Nacional del sistema pùblico de salud cara a la presentación de una iniciativa Populas  -IP- y a la recogida de firmas.

Dan iniciada una campaña de contactos entre los diferentes grupos de asociaciones de funcionarios al objeto de hacer visible el COPAGO FARMACÉUTICO y poner fin a esta clara discriminación que sufren los miembros retirados de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Estos dos colectivos reivindican el fin del Copago Farmacéutico que existe única y exclusivamente para este tipo de funcionarios que pagan el treinta por ciento de los medicamentos, siendo uno de los pocos colectivos que están discriminados negativamente en todo.

Dentro de estas acciones cuentan con el apoyo de colectivos de funcionarios de seniors «AESFAS», para ayudar decididamente con todos sus medios en el proceso de movilizaciones y sensibilizaciones que sea preciso.

Los miembros retirados de las FSE se movilizan, y nos llama poderosamente la atención de que cuestiones básicas que son problemas endogámicos y viejos, no hayan sido tratados ni atendidos por las asociaciones que están presentes en los consejos de personal de la benemérita y del Cuerpo Nacional de Policía.

No es extraño que en las pasadas elecciones internas de la policía, el varapalo sufrido por los sindicatos dominantes de siempre, especialmmente del SUP, signifique un giro de decencia en sus obligaciones de defensa y mejora de sus miembros. Algo se mueve y esperemos que sea para mejor porque una cosa es predicar y otra dar trigo.


Imprimir   Correo electrónico