hospimedica2

LOS GUARDIAS CIVILES DE NAVARRA SEGUIMOS ESPERANDO RESPUESTAS

aprogc logo

En el día de hoy, 2 de agosto de 2019, se prevé que la candidata a presidir el Gobierno Foral de Navarra por el PSN, Doña María Chivite, sea investida presidenta de la Comunidad, tras haber llegado a un acuerdo de gobierno con diferentes fuerzas políticas, algunas de ellas de corte nacionalista.

Si bien desde APROGC nos mantenemos neutrales respecto de cualquier opinión política, no podemos dejar de denunciar uno de los puntos más polémicos del acuerdo programático que han acordado los partidos políticos que hoy investirán a la Sra. Chivite.

De manera textual queda recogido en dicho acuerdo programático que buscarán “acordar con el gobierno central culminar los acuerdos sobre la transferencia a Navarra de la competencia de Tráfico y Seguridad Vial y seguir trabajando para que la Policía Foral sea la policía de referencia en Navarra en materia de seguridad ciudadana y medioambiente”

Por parte de APROGC hemos realizado varias acciones al respecto, incluyendo diferentes cartas a diferentes autoridades del Ministerio del Interior que a día de hoy siguen sin respuesta.

Queremos destacar que los compañeros destinados en Navarra siguen estando extremadamente preocupados por su futura situación ante esta situación de incertidumbre.

Y hemos de advertir que, desde APROGC, no nos vamos a contentar con una vaga promesa de que “no se va a echar a ningún guardia civil de Navarra”, puesto no aspiramos simplemente a que no se nos eche, si no que aspiramos a seguir manteniendo plenamente nuestras competencias para poder seguir haciendo lo que sabemos, que no es otra cosa que servir al ciudadano de Navarra, como lo demuestra los extraordinarios servicios como el prestado con motivo de las graves inundaciones sufridas recientemente.

No vamos a permitir que los Guardias Civiles seamos moneda de cambio para contentar así a partidos que tienen como una de sus mayores expectativas nuestra expulsión, como ya ocurrió en Cataluña y País Vasco, donde nuestra presencia es residual y testimonial.

Por otra parte, exhortamos a las autoridades tanto navarras como estatales que, mucho antes de preocuparse de traspasar transferencias, afronten un problema mucho más acuciante que no es otro que el de la coordinación de las fuerzas policiales presentes en Navarra a través del teléfono de emergencias 112.

No puede ser que a día de hoy se siga haciendo un uso espurio y político de dicho servicio, marginando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para promocionar un cuerpo policial autonómico, en detrimento del ciudadano navarro.

En este sentido, sólo la voluntad política impide que todos los efectivos policiales que prestan servicio en Navarra puedan estar geoposicionados para que atienda la incidencia la patrulla más cercana ¿O es que acaso a una persona arrastrada por la riada le importa el color del uniforme del agente que le rescata? ¿Acaso una víctima de una agresión sexual va a preferir que una patrulla tarde 10 minutos más para que le atienda un uniforme rojo?

Por todo ello, desde APROGC seguiremos insistiendo en que dicha política de descoordinación acabará costando vidas.

Ante esta situación, reiteramos la pregunta, dirigida expresamente al Sr. Ministro del Interior ¿Puede el Gobierno de España asegurar la presencia de todos y cada uno de los compañeros destinados en la Comunidad Foral realizando sus actuales funciones con independencia de lo que puedan acordar las diferentes fuerzas políticas del ámbito navarro?

Exigimos una respuesta clara y sin ambigüedades.


Imprimir   Correo electrónico