hospimedica2

AEGC ESPERA QUE ESTA NO SEA LA PRIMERA Y ÚLTIMA VEZ QUE MARRUECOS Y ESPAÑA APLIQUEN EL TRATADO DE 1992 QUE PERMITE ESTAS DEVOLUCIÓNES CUANDO SE HAN PRODUCIDO AGRESIONES

AEG

La devolución de los inmigrantes que ayer atacaron con acido y cal viva a los guardias civiles del perímetro fronterizo de Ceuta tiene que ser un mensaje claro y rotundo contra la agresiones a los miembros de las FCSE.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), Asociación que engloba todas las Escalas y Empleos de la Guardia Civil, por medio del presente comunicado pone en conocimiento de la opinión pública en general lo siguiente:

Esta mañana se ha procedido a la devolución a Marruecos de los inmigrantes que habían participado en el último asalto violento a la valla y que habían sido detenidos a lo largo de la pasada noche. Por primera vez, y en AEGC esperamos que este no sea un caso aislado, se ha aplicado un tratado bilateral con el reino Marroquí firmado en 1992 por Felipe González y Abderraman Yusufi y que jamás se aplicó a pesar de que los guardias civiles lo hemos pedido ante el incremento de los asaltos violentos al perímetro fronterizo. 26 años guardado en un cajón a pesar de la agresividad de los últimos años.

Desde AEGC esperamos que lo ocurrido esta mañana sea un cambio en la respuesta a estas acciones violentas en los dos lados de la valla y que no se quede en un hecho aislado. Como representantes de los guardias civiles consideramos que este es un paso importante para que podamos trabajar en la frontera con más seguridad ya que se envía a los emigrantes violentos un mensaje contundente que deja muy claro que no habrá impunidad para los que protagonicen estos asaltos agresivos.

Un primer paso que debe completarse con las demás medidas que desde AEGC venimos reclamando: más medios humanos y materiales porque el mensaje no estará completo si se sigue dejando a los guardias civiles que prestan servicio en el perímetro en minoría y sin material antidisturbios. Pero además la aplicación hoy del empolvado tratado de 1992 ha supuesto también un plus de tranquilidad para los guardias porque consideramos que los emigrantes cambiaran de actitud en sus intentos de entrada.


Imprimir   Correo electrónico