EL CORONEL JEFE DE LA COMANDANCIA DE ALGECIRAS AGRADECE LA CONCESIÓN DE LA MEDALLA DE ORO DE LA VILLA DE LOS BARRIOS A LA GUARDIA CIVIL

Guardia Civil Visto: 1355

ENTREGA MEDALLA ORO LOS BARRIOS2222

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO DEL CORONEL D. JESÚS NARCISO NÚÑEZ CALVO, JEFE DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ALGECIRAS, PRONUNCIADAS CON MOTIVO DE LA CONCESIÓN Y ENTREGA DE LA MEDALLA DE ORO DE LA VILLA DE LOS BARRIOS A LA GUARDIA CIVIL.

Los Barrios, 28 de Febrero de 2019.

Excelentísimas e Ilustrísimas Autoridades Civiles y Militares, Oficiales, Suboficiales, Cabos, Guardias Civiles, Señoras y Señores:

Sean mis primeras palabras para agradecer al Excmo. Sr. D. Jorge Romero Salazar, Alcalde-Presidente del Excelentísimo Ayuntamiento de Los Barrios, así como a todos los miembros de dicha Corporación, la concesión de la máxima distinción de la Villa, su Medalla de Oro, a la Guardia Civil.

Igualmente, no puedo dejar de agradecer muy sinceramente y de todo corazón, a todas aquellas autoridades y personas de diferentes Administraciones y Sectores Sociales de esta localidad, así como del Campo de Gibraltar, que han querido acompañarnos en este sencillo pero emotivo acto.

Para los Guardias Civiles, a los que represento en este momento como Jefe de la Comandancia en el Campo de Gibraltar, acompañado del Teniente Comandante del Puesto Principal de Los Barrios, constituye un inmenso honor recibir el más alto reconocimiento de una Villa en la que nuestro Benemérito Cuerpo lleva 175 años prestando servicio.

Pero no es sólo una distinción sobresaliente a todos los Guardias Civiles que actualmente prestan servicio en Los Barrios, sino también a todos los que los han precedido.

Algunos de ellos, padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos de los que hoy portan con legítimo orgullo el uniforme de nuestro Benemérito Instituto.

Cuando todavía no se había creado el Puesto de la Guardia Civil, ni existía por lo tanto una Casa-Cuartel en Los Barrios, todos los días, desde finales de 1844, año de nuestra Fundación, parejas de guardias civiles a caballo, se desplazaban desde los Puestos de Algeciras y San Roque hasta aquí, para velar por la tranquilidad de sus habitantes.

Los Barrios es uno de los municipios de mayor extensión del Campo de Gibraltar, con más de 330 km². Cuando la Guardia Civil se hizo cargo entonces de su seguridad ciudadana apenas tenía 2.800 habitantes y se trataba de una zona eminentemente rural que gozaba de abundante producción agrícola y ganadera.

175 años después, Los Barrios ha multiplicado casi por nueve su población, con casi 24.000 habitantes, y sin abandonar su importante producción agrícola y ganadera, posee el polígono comercial e industrial más importante de Andalucía, constituyendo uno de los principales motores económicos de la Comarca del Campo de Gibraltar y de la provincia de Cádiz.

En ese desarrollo y prosperidad del municipio ha sido trascendental la permanente presencia y actividad de la Guardia Civil, velando por el mantenimiento del Orden y la Ley así como garantizando la seguridad ciudadana de sus habitantes y transeuntes.

Sin seguridad no hay ni desarrollo, ni prosperidad, ni progreso. Y la Guardia Civil lleva 175 años velando y garantizando que así sea.

Aunque todavía no conocemos la fecha exacta de la creación del Puesto de la Guardia Civil de Los Barrios, si tenemos constancia documental de su existencia en 1851, auque creemos que data de varios años antes.

El 9 de julio de ese año, la fuerza de dicho Puesto, al mando de su cabo, evitaron, y leo textualmente lo publicado entonces en “El Guía del Guardia Civil”, antecesor histórico de nuestro Boletín Oficial, “un horroroso asesinato que iba a cometer un sujeto de aquella población en la persona de su misma esposa; capturando al bárbaro marido en el acto de ir a clavarla una navaja en el pecho después de haberla maltratado y arrastrado por los cabellos”.

168 años después, nuestra Sociedad no ha conseguido, lamentablemente, erradicar todavía la terrible y vergonzosa lacra de la violencia de género, pero la Guardia Civil sigue estando aquí, para combatirla, para perseguirla y para poner a disposición de la autoridad judicial competente a sus autores.

Podía haber escogido cualquier otro de los miles de servicios que la Guardia Civil ha prestado a los vecinos de Los Barrios, pero he seleccionado precisamente éste, el más antiguo de mayor relevancia que conserva la documentación oficial de nuestro benemérito Cuerpo, para reafirmar una vez más nuestro compromiso para con la víctima y como siempre, desde hace 175 años, en defensa del Orden y la Ley.

Por otra parte, podemos afirmar con legítimo orgullo, que la Guardia Civil no sólo es la institución de seguridad pública más antigua de Los Barrios, sino que también es una de las instituciones más antiguas de la Villa.

Aprovecho este acto para recordar y reivindicar la memoria de un desconocido cuartel de la Guardia Civil en el término municipal de Los Barrios, creado en 1852 y que desapareció hace más de un siglo.

Se trata del Puesto de Casas del Castaño, ubicado casi en el límite con el municipio de Alcalá de los Gazules, y que tan brillantes servicios policiales y beneméritos, prestaron sus Guardias Civiles.

Entre sus centenares de servicios, permítanme que recuerde el cumplimentado, tras conocer que el 11 de marzo de 1865, un niño de dos años se les había extraviado a sus padres en la dehesa de Murta.

El cabo comandante de Puesto dispuso inmediatamente que los guardias civiles salieran a buscarlo, organizando batidas con el apoyo de varios vecinos. Tras dos días de infatigable trabajo, sin apenar comer ni dormir, lo localizaron en un brezal, devolviéndolo sano y salvo a sus progenitores.

A veces, el esfuerzo y sacrificio de la Guardia Civil, se ve recompensado con un final feliz.

Tras muchas décadas de velar por la seguridad ciudadana de los habitantes de Los Barrios, la Guardia Civil asumió a partir de 1940 una nueva responsabilidad.

Al desaparecer el también Benemérito Cuerpo de Carabineros, que llevaba en Los Barrios desde su fundación en 1829, sus misiones de persecución del contrabando así como de vigilancia de las costas, fueron asumidas por la Guardia Civil.

También se integraron sus hombres y sus acuartelamientos, que en el caso de Los Barrios fueron el de la propia residencia y el de Palmones. Variasdécadas después se les uniría el también desaparecido Puesto del Muelle de Palmones, ubicado en el interior de ACERINOX.

El servicio que se prestó en esta zona, como en el resto del Campo de Gibraltar, nunca fue fácil para la Guardia Civil, pero como escribió en 1845 a los alcaldes, el jefe político de la provincia, antecesor histórico de la actual figura del Subdelegado del Gobierno:

“La Guardia Civil es el brazo de protección y seguridad que el Gobierno ofrece al hombre honrado, y lo es de persecución y de temor para el delincuente y de mal vivir”.

Para ello, la Guardia Civil fue dotada del mejor código deontológico que ha existido: “La Cartilla”. Redactada por su fundador, el Duque de Ahumada, su artículo 1º rezaba: “El honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil; debe por consiguiente conservarlo sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás”.

Y por este recto e inquebrantable principio se viene rigiendo desde hace 175 años nuestra institución.

Actualmente Los Barrios sigue siendo una zona de interés prioritario para la Guardia Civil y uno de sus escenarios permanentes y principales del servicio que presta en el Campo de Gibraltar.

La Guardia Civil sigue vigilando su extenso municipio, velando por la seguridad ciudadana de sus habitantes, por su valioso espacio natural protegido, su costa, sus carreteras y sus aguas.

Igualmente, en su lucha constante e implacable contra el narcotráfico y el crimen, con el inestimable apoyo de la Policía Local, la Guardia Civil ha venido reforzando sus dispositivos operativos en este municipio, al igual que en el resto del Campo de Gibraltar, con la Agrupación de Reserva y Seguridad, el Grupo de Acción Rápida, el Servicio Aéreo y diversas Unidades de Investigación.

Por todo ello y para todos ellos, los hombres y mujeres que prestan y han prestado su servicio en este municipio, incluidas por supuesto sus familias, constituye un honor y un legítimo orgullo la concesión a la Guardia Civil de la Medalla de Oro de la Villa como la más alta distinción de la misma.

¡Muchas gracias Alcalde!.

¡Muchas gracias Villa de Los Barrios.

¡Muchas gracias por esa Medalla de Oro en el CLXXV Aniversario de la Fundación de la Guardia Civil!.

Imprimir
Redacción
Redacción