hospimedica2

Carta de despedida del Director General de la Guardia Civil José Manuel Holgado Merino

el director de la guar

“Si es difícil decir adiós, valió la pena…”,

                ... porque durante el tiempo que he tenido el honor de ser el Director General de la Guardia Civil, ha sido mucho lo que he recibido de todos vosotros.

Se me ha permitido formar parte de un Instituto en el que la palabra HONOR cobra un especial significado. Un Cuerpo en el que tanto los cuadros de mando, como los guardias civiles y el personal civil, habéis sabido mostrarme lo que es la LEALTAD, la entrega constante al SERVICIO y la importancia de mantener, a pesar de las dificultades, unos principios y valores que, como ocurría con los soldados de los antiguos Tercios, os hacen “ser lo más, y aparentar lo menos”.

Mi intención, desde el primer momento, fue trabajar para mejorar vuestras condiciones de trabajo y de vida personal. Creo que en este sentido se han alcanzado algunas metas significativas, a pesar del corto espacio de tiempo del que hemos dispuesto.

De entre estas metas, destacó la equiparación salarial; algo que en justicia os debíamos y que os merecéis, sin ningún género de duda.

También se ha avanzado en un campo tan relevante como el de la formación: se ha reglamentado la ordenación de la enseñanza en la Guardia Civil, se han abierto nuevas vías para la gestión del conocimiento y se ha establecido una permanente colaboración con la Gendarmería Nacional francesa con el fin de llevar a cabo un intercambio anual de alumnos, por primera vez en la historia de ambos cuerpos.

En cuanto a cuestiones que afectan a la mejora de las condiciones de vida y trabajo de los guardias civiles, se ha seguido trabajando para hacer real la igualdad efectiva, las medidas de conciliación y se han aprobado diversas normas, como la referente a destinos.

No puedo obviar que han existido momentos complicados, como la denominada "cuestión catalana", en la que nos mostrastéis a todos los españoles que estáis hechos “de otra pasta”, que sois capaces de defender el mandato constitucional ante cualquier amenaza. Y también durante este tiempo, lamentáblemente, hemos perdido a compañeros en acto de servicio: los guardias Cayetano y Rafael, de la

Agrupación de Tráfico; el guardia civil Felipe, de la Comandancia de Cáceres; los guardias Ulises, de la Comandancia de Las Palmas, José María, de la Comandancia de Melilla; los guardias Víctor y Víctor Jesús, de la Comandancia de Teruel, y el Cabo 1º Diego, de la Comandancia de Sevilla.

Ante momentos históricos, como la disolución de la banda terrorista ETA, habéis reaccionado como sólo los mejores saben hacer; y me consta, que no descansaréis hasta que todos los crímenes sean juzgados, en una deuda de honor con todas las víctimas.

Por todo ello, solo puedo agradeceros que me hayáis facilitado en todo momento mi labor, con vuestra profesionalidad y saber hacer.

Siempre me sentiré orgulloso de haber sido, durante algún tiempo, un guardia civil.

Allá donde vaya, tendréis en mí un firme defensor de la Guardia Civil y un amigo incondicional.

Siempre a vuestras órdenes.

José Manuel Holgado Merino

DIRECTOR GENERAL

GUARDIA CIVIL

MINISTERIO DEL INTERIOR


Imprimir   Correo electrónico