hospimedica2

Solidaridad contra el cáncer: alianza entre la policía y 13 superhéroes

policiasolidaridad

Convertir la sexta planta del hospital madrileño de La Paz, oncología infantil, en una enorme nave espacial es la misión que han emprendido juntos la Policía Nacional y trece niños “superhéroes”, protagonistas del calendario solidario 2019 contra el cáncer de la Fundación Juegaterapia

Leire, Asís, Nicolás, Alma, Leisa, Ashley, Lucía, Claudia, Diana, Izan, Mario, Zoe y Olivia son los trece niños que, enfermos de cáncer, han posado junto a otros tantos agentes del cuerpo para este calendario, cuyos cinco euros irán a parar a situar el Hospital la Paz “en órbita” con una reforma integral de su planta de oncología pediátrica.

Presentado hoy por María José Jara, directora del proyecto de la Fundación Juegaterapia, y la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, el almanaque lleva por lema “I will survive”, el mismo que policías, niños y padres han querido lanzar a la ciudadanía para que se anime a comprarlo.

Como si fuera un cómic, cada mes de 2019 incluye una pequeña aventura divertida y positiva en las que cada policía (los hay de las unidades de UIP, UPR, Guías Caninos, Caballería, Tedax, Extranjería, GEO, Subsuelo, Policía Científica y Oficina de Prensa) comparte diálogo con un niño.

Rodeados de tiburones, en un túnel misterioso, a lomos de un caballo, en plena operación para detener “al mayor contrabandista de chuches”, en la búsqueda de supervivientes de un terremoto o tras desactivar una bomba son algunos de los retos de las instantáneas del calendario que guardan, ha dicho Leire, protagonista de la portada, un mensaje común: “Ante cualquier adversidad, adelante, siempre, adelante”.

Ella dejó con sus padres hace un año su casa en Aranda de Duero (Burgos) para ingresar en el Hospital Niño Jesús, donde la Fundación Juegaterapia ya ha adecuado algunas de sus instalaciones a la estancia de estos pacientes.

“Hay luz, hay colores, hay vitalidad. A Leire a veces se le olvida por qué está aquí. La fundación nos da vida, el camino está siendo más fácil con ellos”, reconoce a Efe emocionada su madre, inmersa en una batalla que está segura van a ganar.

Lecciones que también admite haber recibido Juanma, un agente de los Tedax “desarmado” por el coraje de Mario y sus padres. Ambos son la imagen de octubre con una espectacular explosión.

“No podía contener la risa y me tuvieron que repetir las fotos más de diez veces”, dice a Efe sonriente el pequeño, ilusionado porque su ya amigo policía le fuera a enseñar un robot de desactivación de explosivos.

Y así hasta doce historias para que en 2019 se empiece a soñar que los niños ingresados en las 16 habitaciones de la sexta planta de La Paz puedan ser astronautas.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar