hospimedica2

Desclasificados los documentos sobre el asesinato de Kennedy

15091306432246

Los miles de folios contienen numerosos puzles inconexos con cables y circulares de las oficinas del FBI y la CIA sobre el autor de los disparos, Lee Harvey Oswald, las relaciones que mantenía con el Partido Comunista o su misterioso viaje a México

La desclasificación y publicación de 2.891 documentos sobre el asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy en 1963 no ha arrojado tanta luz como se esperaba. Y no sólo porque cerca de 300 archivos sigan siendo secretos después de que Donald Trump aceptase -como le pedía la CIA y el FBI- que su divulgación podría perjudicar a la seguridad nacional.

Los miles de folios virtuales a los que se puede acceder a través de la página web de los Archivos Nacionales contienen numerosos puzles inconexos con cables y circulares de las oficinas del FBI y la CIA sobre el autor de los disparos, Lee Harvey Oswald, las relaciones que mantenía con el Partido Comunista o su misterioso viaje a México - sobre que se entrevistó a 22 fuentes para aclarar las circunstancias que rodean a la 'escapada' de 'H.O. Lee' como figura en el billete-.

Otros recogen notas y comunicaciones -mecanografiadas y manuscritas- de las conversaciones con informantes, algunos de los cuales aseguraban que habían oído a alguien hablar de que iba a matar al presidente JFK. También se mencionan otras conspiraciones -como, por ejemplo, para asesinar a Fidel Castro- y se sigue de cerca los pasos de miembros del Partido Comunista (PC) en EEUU.

También hay espacio entre tantos documentos para la "bien conocida" relación de Kennedy con Marilyn Monroe a través de la publicación de un libro sobre la extraña muerte de la actriz.

Estos son algunos de los rompecabezas que se pueden encontrar el conjunto de papeles desvelados por Trump:

Los temores del Partido Comunista y la diplomacia cubana

En un documento fechado unas semanas después de la muerte de Kennedy, el FBI reportó sobre una reunión del PC en la que Arnold Johnson -ex presidente de la formación en Ohio- expresaba su preocupación porque "una ola de histeria estuviese a punto de explotar contra el partido" porque Oswald era considerado comunista.

En las notas transcritas figura el envío de ocho "panfletos", algunos de ellos relacionados con la ley 'McCarran Act' de 1952 (La ley de inmigración y nacionalidad), la Guerra Fría, o el "horizonte de un futuro para una América Socialista".

Johnson también manifestó su preocupación en la reunión del PC por las cartas que había intercambiado con el considerado autor de los disparos que acabaron con la vida del presidente el 22 de noviembre de 1963.

Su asesinato generó conmoción en EEUU, sin embargo parece que fue recibido con "alegría" por el embajador cubano Cruz y su equipo, según consta en un cable de la CIA registrado cinco días después del asesinato con origen en Ottawa (Canadá). Ese jubilo duró poco ya que cuando se supo que Oswald había tenido conexiones con la el comité 'Fair Play for Cuba', las autoridades cubanas ordenaron al embajador que "adoptase una actitud más sombría en público". El temor de la legación cubana ante una posible reacción estadounidense queda reflejado en la nota de la CIA.

¿Quién es Ruby?

Otro puzle de la colección de documentos gira en torno a la figura de Jack Ruby - o Jacob Rubenstein entre otros nombres-, que asesinó a Oswald el 24 de noviembre cuando estaba bajo custodia policial, durante el traslado del cuartel general de la policía de Dallas a la prisión del condado.

Una nota del director del FBI, J. Edgar Hoover, con fecha de ese mismo día explica que la noche anterior la oficina en Dallas recibió una llamada telefónica de alguien "que decía que era un miembro de un comité organizado para matar a Oswald".

El FBI informó a la policía de lo ocurrido. El jefe de policía "nos aseguró que Oswald recibiría suficiente protección". Lo cierto, como resalta Hoover, es que el sospechoso fue abatido por Ruby, que dijo "no estaba asociado con nadie".

Decenas de documentos recogen las llamadas a informantes de diferentes estados -sobre todo Chicago (Illinois)- para analizar las posibles conexión de Ruby con la mafia o el Partido Comunista y qué ha
bía hecho los días previos al asesinato.

El presidente Trump señalaba en la circular que envió este jueves a las agencias de Inteligencia antes de levantar el "velo" a estos documentos que el público estadounidense "espera -y se merece- que su Gobierno le facilite tanto acceso como sea posible a los registros sobre el asesinato de JFK".

Los 2.891 documentos desclasificados -más lo que vieron la luz en julio- satisfacen el objetivo de dar información. Pero de aclarar, de momento, pocas novedades.


Imprimir   Correo electrónico