hospimedica2

La Policía Nacional detiene a siete personas por intercambiar pornografía infantil a través de Internet

407

La Policía Nacional ha detenido a siete personas e imputado a otras tres por un delito de intercambio de pornografía infantil a través de internet. Tres de los arrestados ya tenían antecedentes previos por corrupción de menores y abusos sexuales. Uno de ellos contaba con fotos de tres niños de 10 años, dos de ellos hijos de su padrastro, obtenidas sin su consentimiento y reconocía sentir atracción sexual hacia ellos.

La información procedente del cuerpo policial HSI (Homeland Security Investigations) de Estados Unidos puso tras la pista a la Policía que consiguió obtener la identidad de los supuestos pedófilos y su localización geográfica por distintos puntos de España.

Tres de ellos fueron detenidos en Andalucía. El primero, un joven de 25 años de Almería, fue sorprendido mientras trataba de borrar los archivos de pornografía infantil y cuya intención era compartirlos para conseguir créditos por las descargas con los que luego ganar dinero. Otro fue detenido en Granada y ya había ingresado en prisión en el año 2014 por posesión de armas, robos y pornografía infantil. El tercero, de 19 años, se encontraba en Sevilla y entre sus archivos se encontraron fotos de los dos menores hijos de la pareja de su madre.

En Las Palmas de Gran Canaria se detuvo a un hombre de 32, reincidente en la posesión de pornografía infantil y que tenía prohibido desarrollar actividades con menores en un plazo de cinco años. Éste manifestó durante su arresto que había creado un perfil en redes sociales para compartir las imágenes porque no había podido resistir sus impulsos.

El resto de detenidos se hallaban en Madrid. El primero de ellos descargaba los archivos de webs de pedofilia y las distribuía entre sus conocidos para ver los vídeos en streaming. El segundo, de 53 años, con antecedentes por abusos a menores, contaba con un amplio archivo de pornografía infantil que la Policía encontró tras registrar su domicilio. El último, de 20 años, contaba con cientos de archivos en la nube porque su equipo no podría almacenar más archivos en los que menores eran sometidos a prácticas sexuales especialmente degradantes.


Imprimir   Correo electrónico