hospimedica2

ARMAS DE GUERRA PARA LOS MOZOS DE ESCUADRA

luis maria anson nueva

Tal vez lo de la vía eslovena sea algo más que una boutade. Las informaciones confidenciales que llegan a mi mesa de trabajo subrayan la decisión de la Generalidad de convertir a los mozos de escuadra en un auténtico Ejército, pequeño pero bien entrenado y armado a la última. Ni Carlos Puigdemont ni su marioneta Joaquín Torra quieren una policía autonómica. Lo que pretenden es convertirla en un cuerpo de Ejército.

Para ello necesitan armas de guerra y en eso están, dispuestos a pagar lo que haga falta por ellas. Las autoridades militares españolas tienen noticia de las aspiraciones de los mozos: tanquetas blindadas con capacidad de fuego, vehículos también blindados, ametralladoras, metralletas, fusiles y subfusiles y fusiles de precisión. Armas largas, en fin, que permitan a los mozos enfrentarse a la Guardia Civil e, incluso, a unidades del Ejército.

Desde el punto de vista militar las aspiraciones de la Generalidad resultan por entero inadmisibles. El problema es que los escaños de los que disponen los secesionistas en el Congreso de los Diputados permiten a Pedro Sánchez mantenerse en el poder. Y crece la alarma de que pudiera hacer alguna concesión en este sentido o apartar la vista y esconder la cabeza ante presuntas adquisiciones de armas largas en los mercados internacionales.

Los servicios de inteligencia españoles están alerta y habrá que pensar en denunciar, a través de los medios de comunicación, cualquier veleidad que permita a los mozos de escuadra convertirse en un Ejército. La preocupación en los sectores responsables de la política española se está extendiendo también porque la amenaza de la vía eslovena tal vez no sea la proclamación histérica de un presidente desquiciado sino una meditada operación real que contribuya a fracturar la unidad de España

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

Presidente de EL IMPARCIAL

Socio de Honor de Circulo Ahumada


Imprimir   Correo electrónico