hospimedica2

¿Donde están?

guardias civiles heridos en ceuta

Donde están los que se manifestaban contra los guardias civiles de Ceuta, los que los criminalizaban en el Congreso haciéndose la foto con la imagen de los inmigrantes fallecidos. Donde estaban cuando la justicia exoneró a los guardias civiles de Ceuta de las 14 muertes ocurridas cuando los inmigrantes intentaban acceder a nuestro país de forma ilegal.

Donde están los medios de comunicación, las televisiones, las radios, que deciden que noticias, que hechos son mediáticos y cuales no lo son, que deciden que es importante para los ciudadanos, que realizan programas interminables, cansinos,y que ante 22 guardias civiles heridos, que ante el asalto violento a la frontera, que ante hechos ilegales, pasan de costado para no herir sensibilidades, como si nuestra seguridad, la seguridad de los guardias civiles, no fuese importante, donde están esos medios de comunicación de prensa impresa y digital con sus amplios reportajes sobre inmigración y que hoy callan.

Donde están los políticos, donde está hoy nuestro compañero en Podemos, Juan Antonio Delgado Ramos, el que se metió en política para regenerar la Guardia Civil, para apoyar a los guardias civiles, para defenderlos desde el Congreso, que ayer criminalizaba y atacaba a sus compañeros de Ceuta para agradar al macho alfa de su manada, y hoy mira hacia otro lado ante los 22 compañeros heridos tratando de evitar el acceso ilegal a nuestro país de un grupo de inmigrantes, donde están sus manifestaciones de apoyo hacia los compañeros heridos, como las que hacía en favor de los inmigrantes fallecidos. Espero que si vuelve, no tenga que ir a defender la valla y se encuentre de cara con la realidad que viven cada día los compañeros que tienen que vigilarla, aunque no sería un mal destino para él, así podría mostrar su apoyo de forma personal a los inmigrantes recien llegados y darles la bienvenida.

Donde están los políticos que apoyaron el uso de las concertinas y las colocaron para tratar de defender nuestras fronteras, donde están los que aprobaron el uso de material antidisturbios para repeler la entrada violenta en nuestro país de inmigrantes ilegales, donde estan los que siguieron y mantuvieron el mismo protocolo de actuación.

Porque sí, dejémonos de falsa hipocresía, de buenísmo, de ser políticamente correctos, el asalto a nuestras fronteras en Ceuta y Melilla realizado con violencia es ilegal, existen formas legales de acceder a nuestro país, saltar la valla no es una de ellas.

Donde están los diputados, los eurodiputados que se hacían la foto a pie de valla cuando venían a comprobar y cuestionar los medios, los protocolos, los procedimientos para rechazar a los inmigrantes, que en algunos casos ellos mismos habían aprobado años antes.

Donde están nuestros políticos, donde están sus palabras de reconocimiento hacia quienes se les ha ordenado proteger nuestras fronteras, donde están las palabras de apoyo de los políticos europeos porque nuestras fronteras son las de Europa.

Donde está nuestro Presidente de Gobierno, donde sus manifestaciones para interesarse por los guardias civiles heridos, donde está nuestro ministro de Interior, sobre el que tantas esperanzas había depositadas, nuestro Director General que es quien en última instancia debería protegernos y preocuparse por sus hombres, a ninguno de ellos se les ha visto ni oído preguntar por la salud de los guardias civiles heridos.

Ni a unos ni a otros se les espera y es que los guardias civiles en Ceuta y Melilla están solos frente a la valla, una valla que les ordenaron vigilar y defender y para lo que no se les dan instrucciones claras, ni medios materiales y personales suficientes para hacerlo.

Otra cosa son los inmigrantes, para los que el presidente Sánchez, a pesar de que agredieron a los agentes con cal viva, cocteles molotov, lanzallamas caseros, ácidos corrosivos que provocaron 22 agentes heridos, exhibió una vez más sus prioridades, pidiendo para los inmigrantes ilegales respeto y dignidad y olvidándose de los agentes heridos, para los que no ha tenido ni una sola palabra de aliento o de apoyo.

Donde están las ONGs., siempre dispuestas a querellarse contra las cuerpos policiales del Estado, que se rasgan las vestiduras cuando un inmigrante ilegal resulta herido en su intento de acceder de forma violenta, voluntaria e ilegal, esa es la palabra que no debemos olvidar, ilegal, a nuestro país, donde está la ciudadanía, los políticos, las organizaciones que ayer se manifestaban en apoyo a los inmigrantes y se hacían la consabida foto propagandística junto a ellos y que hoy ante la agresión a los agentes mira hacia otro lado,  donde están los que exigían derechos y que hoy no exigen más medidas para evitar una invasión real y en demasiados casos violenta.

Y es que no podemos llamarnos a engaño, la retórica de fronteras abiertas que desde algunos sectores de nuestra política quieren mantener, el “papeles para todos”, el efecto llamada tras las manifestaciones públicas de nuestros políticos, tiene un coste y ese coste lo están pagando ahora nuestros guardias civiles. De momento solo ellos, dentro de poco todos los ciudadanos.

Hoy todos callan ante la agresión masiva y totalmente organizada, contra la Guardia Civil que vigila nuestras fronteras, llevada a cabo por hombres jóvenes, que portaban escudos, chalecos anti-trauma, garfios..., además de cal viva, cócteles molotov, lanzallamas improvisados que no han dudado en utilizar contra los agentes, han actuado de forma coordinada, con grupos establecidos para hostigar desde distintos puntos a la Guardia Civil desplegada para impedir la invasión ilegal, inmigrantes en buen estado de salud y que sin ningún tipo de miramiento se enfrentan a la autoridad, se saltan las leyes, las reglas y exigen derechos, y callan porque unos son cómplices de esos asaltos, otros porque desde la política y con palabras irresponsables fomentan el efecto llamada, los más porque miran hacia otro lado al pensar que el problema de la inmigración no va con ellos.

Los guardias civiles en Ceuta y Melilla están solos frente a la valla, solos política, mediática y socialmente, solos frente a una valla que les ordenaron vigilar y defender y para lo que no se les dan instrucciones claras, ni medios materiales y personales suficientes para hacerlo, y aún así se enfrentan cada día de forma profesional al problema, a nuestro problema, mientras desde la política, se va improvisando de forma demagógica haciendo de la política migratoria en esta país un verdadero fracaso que está comprometiendo la seguridad fronteriza de España y de Europa, política demagógica que hace que muchos de nosotros mire con recelo y temor y rece para que esa demagogia, esa irresponsabilidad, esa improvisación política, no se lleve por delante la vida de algún compañero tan solo por realizar su trabajo frente a la valla.

En el último asalto a punto estuvieron, estuvimos a punto de vivir una desgracia aún mayor, el balance da miedo, 22 guardias civiles heridos, cuatro de ellos de consideración, 13 atendidos en centro hospitalario con quemaduras de diferente consideración, uno de ellos afectado en la visión, 2 guardias civiles atendidos por contusiones, 3 vehículos dañados por apedreamiento, ninguno de los guardias civiles recibió las palabras de apoyo de quienes deberían estar al lado de quienes nos protegen y nunca al lado de quienes delinquen.

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado

Director Benemérita al Día


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Comentarios   

0 #1 jose manuel afonso c 28-07-2018 21:50
Mi solidaridad con los agentes. No están solos. Somos muchos los españoles que estamos hartos de tanta dejadez de nuestros políticos. ¡ Viva la Guardia Civil!
Citar | Reportar al moderador