hospimedica2

GUARDIA CIVIL MAS DE MIL RAZONES DE AYUDA HUMANITARIA

granada guardia civil rescate patera

Mientras todos estamos pendientes del Aquarius con sus 600 inmigrantes a bordo, obviamos que aquí la Guardia Civil ha rescatado a más de 1000 inmigrantes en tan solo dos días.

La Guardia Civil sigue siendo, después de 174 años de existencia, la única institución que de verdad, sin esperar nada cambio, de forma desinteresada, sin demasiada repercusión mediática o sin ninguna, cada día y en silencio ayuda realmente a los inmigrantes.

Las imágenes no engañan, tres guardias civiles se juegan la vida literalmente para rescatar a 33 inmigrantes, los agentes de la Comandancia de Algeciras rescatan en un sólo día a cerca de 500 inmigrantes, los guardias de Almería y los de Granada han hecho lo mismo estos últimos días,  lo que nos ha llevado a que en los últimos dos días la Guardia Civil haya rescatado a mas de 1000 inmigrantes tan sólo en la costa andaluza, agentes de Cádiz,  Ceuta, Melilla, Almería, Granada..., la llegada de inmigrantes no cesa y la ayuda humanitaria que tanto se reclama y se proclama para los migrantes del Aquaruis, se olvida de estos otros inmigrantes necesitados.

Al parecer para políticos y medios de comunicación hay dos tipos de acciones humanitarias y de migrantes necesitados, la del Aquarius es la ayuda más mediática, una ayuda cubierta por 600 periodistas, en la que trabajan 1000 voluntarios de Cruz Roja, 470 traductores, 165 miembros de la Consejería de Sanidad, con decenas de políticos pululando entre inmigrantes, fuerzas de seguridad y medios de comunicación desplegados durante el desembarco, con un sólo fin, hacerse la foto, además de voluntarios de las más variopintas ONGs, todos ellos intentando “pillar” cámara con sus polos y chalecos nuevecitos con sus logos bien visibles para que se sepan quienes son, la otra, la que apenas tiene repersución mediática es la de los 1000 inmigrantes rescatados por la Guardia Civil en sólo dos dias, se silencia, son de otro mundo, a unos se les abren los puertos, a los otros se les cierran las fronteras, mientras la Guardia Civil, sigue haciendo su trabajo humanitario sin dejar de proteger nuestras fronteras, jugándose la vida literalmente en cada rescate, en ocasiones a pecho descubierto, los guardias civiles no necesitan que se vean sus logos, las emblemas de sus uniformes, quien los ve llegar y actuar sabe quiénes son, no necesitan y no esperan a las cámaras para actuar, no necesitan políticos, ni medios cerca para lanzarse al agua y rescatar a un inmigrante en peligro, a  33 o a 1000.

Son los medios quienes hacen que un hecho sea mediático o no, los rescates de la Guardia Civil, diarios, por demasiado habituales, han dejado de ser noticia, de ser mediáticos, muchos conocemos sus rescates cada día, algunas veces, demasiado pocas, por la espectacularidad de las imágenes de esos rescates, en los que la propia vida de los agentes peligra, podremos verlos en las noticias, pero la mayoría son olvidados, silenciados, hay a quien no le interesa que se sepa que son los guardias civiles y no los voluntarios de ciertas ONGs los que en realidad lo dan todo por salvar una sola vida, lo de la Guardia Civil es un suma y sigue de servicio humanitario diario que dura ya 174 años, un suma y sigue de espíritu benemérito, del espíritu ahumadiano que mantienen los guardias civiles. Es su forma de ser, su vida, la verdadera esencia del Cuerpo.

Y lo hacen sin propaganda, sin publicidad, sin aspavientos para que se les vea, sin postureo, de forma callada y silenciosa, como siempre, como realizan todos sus servicios.

Porque ellos, los guardias civiles, no necesitan que se de publicidad a lo que hacen, lo hacen sin más, como dice su cartilla "sin esperar nada a cambio", tan solo la satisfacción, en estos casos, de un nuevo rescate realizado, de una nueva vida salvada, o de treina y tres o de mil.

Este fin de semana la Guardia Civil ha rescatado a más de mil inmigrantes, mientras medios y ciudadanos, de forma hipócrita miramos al Aquarius con sus seiscientos inmigrantes a bordo, y nos felicitamos, vemos como seiscientos periodistas, cientos de televisiones, radios, medios escritos y digitales nos bombardean con cientos de reportajes sobre el viaje y la llegada del Aquarius y les felicitamos, vemos como se emplean miles de medios humanos y materiales para ayudar, lo necesitan es cierto, a los pasajeros del Aquarius y nos sentimos orgullosos por ello, mientras mil migrantes, rescatados por la Guardia Civil, esperan la ayuda, el mensaje que nos transmiten es claro, existen inmigrantes de primera y de segunda, existen rescates humanitarios mediáticos y otros que no interesa airear mucho, al parecer por quien los realiza, es la hipocresía de una sociedad, incluido el político de turno, que se mueve tan solo a ritmo de titular y de foto.

Antonio Mancera Cárdenas

Director Benemérita al Día


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar