A LOS GUARDIAS CIVILES RETIRADOS SE LES NIEGAN SUS DERECHOS

Categoría de nivel principal o raíz: Opinión Redacción Visto: 13972

GUARDIAS CIVILES RETIRADOS

La Asociación Circulo Ahumada, quiere denunciar públicamente la indiferencia, la falta de empatía y en ocasiones el trato vejatorio que viene observando en los últimos tiempos y en ciertas Unidades y Puestos de la Guardia Civil hacia los agentes de la Guardia Civil retirados o en reserva.

Desde hace treinta años Circulo Ahumada ha venido defendiendo el trabajo de la Guardia Civil, pero sobre todo los principios y valores del Cuerpo, conocidos por toda la sociedad, y que son la verdadera esencia de la Institución.

Entendemos en la Asociación que entre esos principios, está el compañerismo, un valor esencial junto al del honor, el compromiso, la lealtad, el valor, la constancia, el espíritu benemérito pilares básicos de la Guardia Civil.

Circulo Ahumada ante la preocupante falta de empatía que muestran ciertos miembros del Cuerpo hacia los compañeros retirados, veteranos que con sus años de servicio han engrandecido la Institución, siendo más grave esa falta cuando proviene de quienes ostentan el mando, y por lo tanto, responsables de fomentar valores y principios, incluidos el compañerismo, no solo entre sus propios subordinados, sino entre estos y aquellos compañeros que por edad, enfermedad o accidente en acto de servicio tuvieron que abandonar el Cuerpo, y viven en sus demarcaciones, quiere denunciar públicamente esta situación, al entender que actualmente es este un colectivo vulnerable dentro de la Institución. Y nos preguntamos si de verdad alguien en el Cuerpo vela por los derechos de los retirados.

Esto sucede, lamentablemente, de forma habitual en algunos Puestos y Unidades, donde en ocasiones no se permite ni el acceso a las instalaciones a los agentes retirados, algo que se hace patente sobre todo en fechas de especial relevancia para el colectivo de la Guardia Civil, como es la celebración del 175 Aniversario de la Institución, donde la falta de compañerismo por parte de algunos miembros del Cuerpo, que no entienden que estas celebraciones, los homenajes que se tributan a la Institución son también de los que ya no están, de los que estuvieron y tuvieron que irse, de los que están a punto de pasar a reserva o retirados, y no solo de los guardias civiles en activo, que son fechas para celebrar por todo el colectivo de la Guardia Civil en su conjunto, son fechas en que hay que hacer valer aún más si cabe, valores como el compañerismo entre todos los integrantes del Cuerpo, en activo, en reserva o en situación de retiro.

Hoy algunos “compañeros”, ante la indiferencia de quienes tienen que velar por hacer que se cumplan las normas, envían, con total impunidad, al olvido institucional a los agentes retirados.

Desconocemos si existen recomendaciones, instrucciones, directrices, sugerencias u órdenes por parte de la Dirección General, de las Zonas o Comandancias dirigidas a evitar ese olvido institucional, para evitar la humillación a la que intentan someter a los guardias civiles veteranos algunos individuos del Cuerpo, con mando en pequeñas unidades, en especial en fechas de especial relevancia, desconocemos si existiendo, estas son seguidas por quienes las reciben y desconocemos en este último caso, si se comprueba por los mandos superiores que las mismas se están cumpliendo, y en caso de que estas instrucciones y directrices no existiesen, solicitamos que las mismas se den, atendiendo a preservar ante la sociedad la identidad, la esencia y el buen nombre de la propia Guardia Civil a través de sus valores y principios tradicionales.

Estos casos de indiferencia, de olvido, en ocasiones de humillación pública, se hacen más patente en los casos donde sí existen órdenes, normas o leyes que regulan la situación de nuestros veteranos y que por lo tanto deberían ser de obligado cumplimiento, es el caso de guardias civiles retirados por accidente en acto de servicio y que mantienen una Vinculación Honorífica con la Guardia Civil y que en su día solicitaron y obtuvieron del Director General, una adscripción a una unidad determinada.

Es el caso de Puestos, donde no sólo no se invita a participar en los actos institucionales de la unidad a guardias civiles retirados que han fijado su residencia en dicha localidad, sino que no se hace con aquellos otros que están adscritos a la unidad, pero además, si estos deciden acudir a título personal, se les humilla públicamente.

Debería la Dirección General dar las instrucciones necesarias para que este tipo de atropellos a los derechos adquiridos por guardias civiles retirados, no se produzcan, y debería investigar los casos en que los mismos han sido reiterativos en el tiempo, ya que esta actitud y estas humillaciones no se producen al azar, sobretodo sabiendo que los Puestos deben de forma obligatoria tener un listado de los agentes retirados de su demarcación y especialmente de aquellos que están adscritos mediante Vinculación Honorífica a dichas unidades.

Ejemplo de este comportamiento anómalo, es el caso de nuestro Vocal de Prensa y Comunicación, Director de Benemérita al Día, guardia civil retirado por accidente en acto de servicio y que mantiene una Vinculación Honorífica con la Guardia Civil, al que se le niegan sus derechos

 Círculo Ahumada

Imprimir
Redacción
Redacción