hospimedica2

La Guardia Civil intervino a los miembros de la CUP detenidos una veintena de manuales para la fabricación de explosivos

guardia civil operacion judas

Entre los manuales para fabricar explosivos incautados a los CDR estaba uno para fabricar Goma 2, utilizado por el terrorismo internacional. Los nueve detenidos formaban parte del Equipo de Respuesta Técnica (ERT) de los CDR, el brazo bélico de la organización independentista. Uno de los detenidos sufrió un incendio en su vivienda que los investigadores creen que se produjo mientras "cocinaba" alguno de los productos incautados.

Los partidos independentistas se han pasado toda la semana poniendo en cuestión la detención de los nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) acusados de terrorismo. Incluso el presidente del Parlament, Roger Torrent, insistió este viernes en que "lo más prudente, como mínimo, es dudar" de la Audiencia Nacional tras el encarcelamiento de siete de los activistas radicales.

Pero las averiguaciones de la investigación que la Guardia Civil lideró durante los últimos 15 meses deja poco margen a las dudas. Fuentes de la investigación han revelado este viernes que en las pesquisas se intervinieron hasta 20 manuales para la fabricación de explosivos susceptibles de utilizarse en posibles ataques terroristas, todos relacionados con Jordi Ros, uno de los detenidos, según recoge Europa Press.

Los investigadores sitúan a Ros en el "núcleo duro" del autodenominado Equipo de Respuesta Técnica (ERT) de los CDR, el brazo bélico de la organización independentista. Las fuentes han indicado que Ros tenía en su haber estos manuales, entre los que se encuentra uno para fabricar Goma 2, un potente explosivo que es utilizado por el terrorismo internacional y que se presume pretendían usar en Cataluña.

Ros es uno de los dos miembros de los CDR con abogados de oficio y que declararon este jueves tanto ante la Guardia Civil como ante el juez. Cinco de ellos tienen una defensa coordinada por la asociación independentista Alerta Solidaria y respondieron exclusivamente a sus abogados, mientras que los dos restantes quedaron en libertad con medidas cautelares.

Los siete que no están en libertad se encuentran ahora mismo en la prisión de Soto del Real, en Madrid, después de que este jueves el juez les enviara a la cárcel, una decisión que inmediatamente desató una tormenta en el Parlamento de Cataluña, donde la CUP abandonó el debate de política general y los independentistas de ERC y JxCat acabaron a gritos con los representantes de Ciudadanos.

Los CDR tenían información de un cuartel de la Guardia Civil

Además de los manuales para fabricar explosivos, la Guardia Civil encontró un arma detonadora durante las entradas y registros que se efectuaron en distintos puntos de la provincia de Barcelona. El inventario también incluye termita, entre otras sustancias compatibles con la fabricación de explosivos, y abundante material informático y documentación que analizará la Audiencia Nacional.

Los documentos contienen, entre otras cosas, anotaciones relativas a infraestructuras críticas y edificios públicos, así como información relativa al cuartel de la Guardia Civil en Canovellas (Barcelona). El pasado miércoles, la Unión de Guardias Civiles pidió al Gobierno "medidas" ante el "acoso" de los CDR y alertó de un posible "ataque contra un cuartel".

El juez considera que la facción ERT de los CDR cuenta con una "estructura jerarquizada que pretendía instaurar la república catalana por cualquier vía, incluida la violenta" y por ello les imputa delitos de terrorismo, conspiración para provocar estragos, y fabricación y tenencia de explosivos.


Imprimir   Correo electrónico