hospimedica2

Los CDR fracasan en su intento de acoso al cuartel de la Guardia Civil de Barcelona

radicales frente cuartel barcelona

Tan solo unos 150 radicales se ha dado cita en las inmediaciones de las instalaciones de la Guardia Civil en Barcelona, en la Travesía de Gracia, tras la convocatoria de acoso a los agentes de los los Comitès de Defensa de la República (CDR)

La concentración que convocaron los CDR ante el cuartel de la Guardia Civil de Barcelona para ayer tarde transcurrió sin incidentes. Los radicales, unos 150, según testigos presenciales, coincidieron con una cincuentena de personas que acudieron en apoyo a la Guardia Civil, y que llegados a primera hora de la mañana se situaron frente al cuartel de la Benemérita para mostrarles su apoyo, ambos grupos han permanecido separados durante la hora y media que ha durado la presencia en la zona de los radicales por un significativo número de efectivos de los Mossos d’Esquadra.

Los Mossos estableciern una zona de seguridad que ha hecho que los racicales no pudiesen acercarse a mas de cincuenta metros del cuartel, durante la escasa hora y media que han permanecido en la zona, reclamando la libertad de los políticos presos y proferiendo gritos en favor de la independencia de Cataluña, que fueron acallados con los vitores a la Guardia Civil por parte del grupo que se había concentrado en favor del cuerpo policial mas antiguo y querido de España, también por este grupo de personas se reclamó la encarcelación de Carlos Puigdemont, así como consignas de apoyo a la Constitución y a la Unidad de España, mientras se oían las notas del Himno Nacional.

Los CDR habían convocado la manifestación ante el cuartel de la Guardia Civil para protestar contra los registros efectuados hace hoy dos años en el Departamento de Economia, y que acabaron con la detención de una quincena de cargos del Gobierno catalán.

Precisamente la concentración de los CDR y partidarios de la independencia que tuvo lugar el 20 de septiembre de 2017 ante la Consejería de Economía de la Generalidad supuso para el entonces líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jorge Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jorge Cuixart, la base de las acusaciones del delito de rebelión por el cual fueron detenidos y juzgados en el Tribunal Supremo y cuya sentencia se espera para octubre.


Imprimir   Correo electrónico