hospimedica2

Policías relatan que el 1-O hubo votantes que utilizaron urnas como armas contra ellos

ep agentesla policiallevan urnastarragona1 o 620x350

Cuatro policías han declarado hoy en el juicio del ‘procés’ que durante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 un grupo de individuos utilizaron las urnas a modo de arma contra los policías nacionales que las habían incautado cuando se las arrebataron en medio del forcejeo. Han detallado que estos hechos se produjeron en un instituto de Tarragona.

Los cuatro agentes -el jefe de un operativo de policía judicial y tres subordinados- resultaron lesionados en dicha actuación.

Han narrado al tribunal que ese episodio de violencia y hostigamiento que vivieron en el Instituto Torreforta, sobre todo cuando los votantes les vieron salir cargados con las urnas.

A preguntas del fiscal Jaime Moreno, han dicho que al llegar, casi un centenar de personas trataron de impedirles el paso sentándose en el suelo para que los agentes no lo tuvieran fácil a la hora de poder alcanzar las urnas.

Ahí “empezó la agresividad, la hostilidad” de los votantes, que “sujetaban las piernas” a los policías para que no pudieran pasar y les propinaban “pellizcos”, según han relatado.

Cuando consiguieron llegar hasta las urnas, el equipo de policía judicial se incautó de tres de ellas y en el transcurso hacia la salida se formó “un pequeño tumulto” y los votantes lograron arrebatárselas en unos pocos segundos, provocándoles además heridas de diversa consideración.

“A uno de los compañeros que recuperó una urna, le dieron un puñetazo, cayó al suelo y ahí le patearon. A otro al que yo le había ordenado que grabara con su móvil le dieron un manotazo y el teléfono se le cayó al suelo y cuando se agachó para recogerlo le dieron otro puñetazo. A otro le dieron un golpe en la cabeza con la urna que habían recuperado. Y a otro le rompieron el pantalón cuando intentaba salir, le golpearon y también le quitaron la zapatilla“, ha relatado el jefe del equipo.

Cada uno de los agentes, que han declarado como testigos, han relatado sus experiencias, corroborando los detalles aportados anteriormente por su jefe el 1-O.

El policía que fue agredido con la urna en la cabeza ha detallado que el golpe le provocó “un chichón”, pero no requirió baja médica; y el que cayó al suelo tras recibir un puñetazo se ha mostrado apesadumbrado por el hecho de haber “perdido” la urna que había logrado incautar.

Los agentes han afirmado que mientras todo esto ocurría, la pareja de ‘mossos d’Esquadra’ que vieron justo enfrente del centro ni les ofrecieron su colaboración para ayudarles a cumplir la orden judicial de cerrar colegios e incautar el material usado para el referéndum.

Marina Roig, abogada del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha preguntado si los votantes gritaban “democracia”.

“Sí, gritaban democracia, y también ‘hijos de puta', ‘sólo sabéis hacer esto’, ‘fascistas’, ‘no tenéis verguënza’…”, ha contestado el jefe del equipo de policía judicial.


Imprimir   Correo electrónico