hospimedica2

La JEC denuncia a Torra ante la Fiscalía por desobediencia y ordena a los Mossos quitar los simbolos partidistas

fotonoticia 20190321195116 640

La Junta Electoral anunció que le lleva ante la Fiscalía por un presunto delito de desobediencia y ordenó al consejero de Interior, Miguel Buch, que los Mossos retiren todos los símbolos independentistas de los edificios públicos antes de las tres de la tarde de hoy.

 Además, ha dado órdenes a la Consejería de Interior para que encargue a los Mossos la retirada de esas pancartas y ha trasladado el caso a la Fiscalía al apreciar indicios de un delito de desobediencia, lo que podría desembocar en una condena por inhabilitación.

Tras la negativa de Joaquin Torra a aplicar las sucesivas órdenes para retirar esos símbolos contrarios al deber de neutralidad, la Junta Electoral Central (JEC) ha decidido poner en marcha las tres vías de actuación a su alcance.

La JEC considera que Torra la ha incumplido al negarse a retirar símbolos independentistas —como los lazos amarillos— de las instituciones, incluido el Palau de la Generalitat, que representan a todos los ciudadanos, en tiempo electoral. La neutralidad institucional queda rota con esa exhibición. Estos son los criterios que llevaron este jueves a la Junta a trasladar los hechos a la Fiscalía ya que considera que Torra podría haber cometido un delito de desobediencia, tipificado en el artículo 410 del Código Penal.

Igualmente ha requerido al consejero de Interior de la Generalitat, Miguel Buch, para que dé instrucciones a los Mossos con el fin de que retiren esos símbolos partidistas, tanto los lazos amarillos y las 'esteladas' como las otras pancartas de similar contenido y las distintas fotos que se han decidido colocar este jueves como alternativa, ya que siguen vulnerando el deber de neutralidad porque siguen representando a los autodenominados "presos políticos" que son candidatos de dos partidos concretos (ERC y Junts-PDeCAT).

El supervisor da de plazo hasta las 15 horas de este viernes para retirar todos esos símbolos y avisa al conseller de "las responsabilidades administrativas y, en su caso, penales, en que pudiera incurrir si no cumple estrictamente" este acuerdo. "Se le hace saber además que en el caso de que llegado dicho término no se haya producido ese cumplimiento, se requerirá al Prefecto de Policía de ese Departamento, a quien se le notifica también el presente Acuerdo, para que proceda a su inmediata ejecución", advierte.

En su resolución, el supervisor concluye que Torra no ha llegado a cumplir los acuerdos de la JEC, sino que "se ha limitado a aparentar dicho cumplimiento, al haber sustituido o superpuesto en los símbolos inicialmente instalados en los edificios públicos dependientes de la Generalidad por otros con idéntico sentido partidista, manteniendo una simbología que no resulta neutral y que vulnera el principio de neutralidad política recogido en el artículo 50.2 de la LOREG".

"El presidente de la Generalitat ni impulsó ni controló su ejecución, de manera que en las fechas en que se exigió ese cumplimiento, según constan en informes emitidos por la Delegada del Gobierno en Cataluña, los símbolos se mantuvieron en los mismos lugares", subraya la resolución.

La JEC interpreta que la respuesta de Torra ante los ultimátums "no puede entenderse o valorarse ni tan siquiera como un intento de cumplimiento formal" pues "no tiene otra finalidad que eludir o burlar los requerimientos". "Ello es así porque tanto la conformación y contenido de los carteles como la identidad de los símbolos incorporados a ellos evidencian que el significado de la propaganda es el mismo, sin que pueda concederse relevancia material a la maniobra de cambiar el color de los lazos que, con la misma forma y trazado, se incorporan a los carteles", explica.

Por ello, y en segundo lugar, la JEC anuncia la apertura de un expediente administrativo al presidente de la Generalitat por no haber accedido a cumplir las órdenes de retirada de los símbolos, lo que podría desembocar en una sanción de 300 a 3.000 euros.

Y, en tercer lugar, ha dado el primer paso en la vía penal, pues la JEC ha enviado las diligencias a la Fiscalía por las responsabilidades penales en que haya podido incurrir Torra por su "incumplimiento consciente y reiterado" de los Acuerdos de la Junta.

En su opinión, en la actitud de Torra se aprecia "la existencia de una voluntad de desobedecer" la orden del JEC, "llevando a cabo una apariencia de cumplimiento o formas de inejecución directa que vendrían representadas por la ejecución o permisividad de actos tendentes a burlarla abiertamente".

Por último, la JEC encarga a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, para que compruebe el cumplimiento de la resolución, que ya es firme por la vía administrativa y que sólo se podrá recurrir ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo en el plazo de dos meses.


Imprimir   Correo electrónico