hospimedica2

Hoteles de Calella echan a los policías y guardias civiles alojados en ellos

hoteles calella expulsan guardia civil

Varios hoteles de Calella (Barcelona), entre ellos el Palmeras, el Catalonia y el Vila, han instado a los 500 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil a que abandonen sus instalaciones después del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional celebrado ayer.

Fuentes policiales han indicado a Efe que en el caso de la Policía Nacional son 250 los agentes antidisturbios que tendrán que buscarse otro alojamiento mientras permanezca el dispositivo desplegado en Cataluña.

En el caso de la Guardia Civil, los agentes son los destinados principalmente en el Vila de Calella, de donde tienen que salir en las ultimas horas ya que este hotel habría recibido amenazas incluso desde el propio ayuntamiento de la localidad para que informasen a los guardias civiles que deberían dejar el hotel, amenazas que incluso han llegado a ser de muerte, desde el entorno mas radical, tanto para propietarios y sus familiares, incluidos los niños pequeños, así como para empleados.

A continuación reproducimos el sentir de los agentes de la Guardia Civil alojados en este ultimo hotel, al tener que abandonar lo que ha sido su alojamiento en estos últimos días, por la presión de los "demócratas" catalanes:

"Nos han pedido en el hotel Vila en Calella que nos marchemos. Se han portado con nosotros maravillosamente pero al final no han tenido mas remedio que ceder.

La alcaldesa de Calella, del PDeCAT ha llamado al director esta mañana y le ha dicho que o nos echa o paraliza el expediente de una licencia de reforma total del hotel.

Ha recibido varias llamadas, una de ellas diciéndole que le van a quemar el hotel, otras amenazando de muerte a sus padres y recordándole que tiene niños pequeños.

Han faltado la mayoría de los camareros a trabajar hoy, por amenazas y presiones.

Han tenido que cerrar con maderas y persianas todas las ventanas... como cuando viene un huracán... han cortado los suministros de comida, supongo que algunos distribuidores por convencimiento propio, otros por presiones. Han tenido que colgar el cartel de Hotel cerrado.

Nosotros, con todo el agradecimiento hacia estas personas que nos han tratado tan bien, nos vamos para que ellos no tengan mas problemas. 250 guardias nos vamos... no sabemos a donde.

Estas son las prácticas mafiosas y totalmente "democráticas" de los independentistas catalanes.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario