El Rey reafirma su compromiso con los españoles y su confianza en un "destino colectivo en democracia y libertad"

rey reina infantas

El Rey Felipe VI ha reafirmado este miércoles, en el quinto aniversario de su proclamación como jefe de Estado, su "compromiso de servicio al conjunto de los españoles" recalcando que "desde el principio" es lo que ha "guiado sus actuaciones" y ha subrayado que este compromiso va unido "a una confianza plena" en el destino colectivo de los españoles "en democracia y libertad".

 Los Reyes, acompañados por la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía, han presidido el acto de imposición de condecoraciones de la Orden del Mérito Civil en el 5º aniversario de su proclamación.

Los Reyes, acompañados por la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, presiden el acto de imposición de condecoraciones de la Orden del Mérito Civil, en el que son condecorados diversos ciudadanos, en reconocimiento de su compromiso personal y contribución social. Al igual que hace cuatro años, en el primer aniversario de su proclamación, el Rey ha apostado por un acto "sencillo pero solemne y lleno de simbolismo" con el objetivo de "ensalzar públicamente los principios cívicos que, en grado de excelencia, representan los 41 condecorados.

Con esta ceremonia, la Corona persigue vincular estos valores con su institución. El mensaje que quiere transmitir el Rey es que su reinado apuesta por abanderar estos principios como pilares de su labor como Jefe de Estado. Unos valores que han tenido su expresión en la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, que han ayudado a regresar a su sitio a Clotilde Veniel, voluntaria valenciana de Cáritas de 107 años, y que se ha llevado uno de los grandes aplausos del acto.

Felipe VI ha recordado los cimientos sobre los que hace cinco años prometió cimentar su reinado. "Con ocasión de mi proclamación como Rey ante las Cortes Generales, subrayé la vocación integradora de la Corona, su independencia y su neutralidad. Señalé entonces que, para ejercer este servicio fundamental al Estado y a la sociedad, es preciso que las acciones del Rey se guíen por la ejemplaridad y la dignidad, por la integridad, la capacidad de sacrificio y la entrega sin reservas a España". Unos valores que ha querido vincularse de nuevo con este acto.

"Con el extraordinario ejemplo y la clara inspiración que aportáis las personas condecoradas-, quiero reafirmar el compromiso de servicio al conjunto de los españoles que, desde el primer momento, ha guiado mis actuaciones como Jefe del Estado. Una responsabilidad que va unida a una confianza plena en nuestro destino colectivo en democracia y libertad", ha sido su mensaje.

Los 41 condecorados proceden de las 17 comunidades autónomas y de las dos ciudades autónomas. Para su selección se ha tenido en cuenta un criterio proporcional de población y se ha considerado también a las comunidades pluriprovinciales, de forma que proceden de provincias distintas. Se ha añadido un criterio generacional, por lo que se incluyen personas de todas las generaciones vivas. La mayor es una mujer de 107 años y la menor, una joven de 19.

Hay igualmente un criterio de género: serán condecoradas 19 mujeres y 22 hombres que proceden de distintos sectores de actividad de España. Siguiendo un criterio sectorial, estas personas configuran una amplia representación de los trabajos que desarrollan los españoles y de los compromisos laborales o sociales presentes en la sociedad española.

"Sois vosotros quiénes, junto a millones de españoles, construís España día a día con esfuerzo, con sacrificios. Vuestra actitud, vuestras acciones y obras alentadoras demuestran que somos un gran país, capaz de superar las adversidades, de avanzar y de progresar; un país generoso, lleno de vitalidad y comprometido con los valores democráticos", les ha dicho Felipe VI a los premiados.

La Orden del Mérito Civil fue instituida por el Rey Don Alfonso XIII, por Real Decreto de 25 de junio de 1926, para premiar "las virtudes cívicas de los funcionarios al servicio del Estado, así como los servicios extraordinarios de los ciudadanos españoles y extranjeros en el bien de la Nación". En el preámbulo de la orden se señala que "tiene por objeto premiar los méritos de carácter civil, adquiridos por el personal dependiente de alguna de las Administraciones públicas" o "por personas ajenas a la Administración, que presten o hayan prestado servicios relevantes al Estado, con trabajos extraordinarios, provechosas iniciativas, o con constancia ejemplar en el cumplimiento de sus deberes.


Imprimir   Correo electrónico