hospimedica2

La Guardia Civil de Almeria detiene a los autores de la agresión a un vigilante de seguridad

LESIONES 02 300x209

Durante la mañana de este miércoles, agentes de la Guardia Civil de Almería, llevan a cabo la detención de J. A. L. L., de 48 años de edad, vecino de Albuñol (Granada), y de J. J. L. R., de 62, con domicilio en Adra (Almería), como presuntos autores de un delito menos grave de lesiones, detención ilegal y delito de realización arbitraria del propio derecho.

La Guardia Civil inició la investigación el pasado día 4, tras conocer la agresión sufrida por el vigilante de seguridad de una finca invernada, ubicada dentro del paraje Rebeque, dentro del término municipal de El Ejido (Almería).

Los hechos ocurren a primera hora del día 4, durante el desarrollo de la jornada laboral de la víctima, la cual cuando se encuentra en la puerta del almacén de dicha finca, observa como se aproxima por el camino un vehículo, del cual al llegar a su altura, descienden cuatro personas, con la cara tapada, vistiendo ropas oscuras y portando en las manos palos, un bate de béisbol y un spray.

Sin mediar palabra, estas cuatro personas comienzan a agredir a la víctima, que sin poder defenderse logra ocultarse en el almacén, desde donde consigue avisar a un amigo de la agresión, amigo que alertó a la Guardia Civil, si bien estas personas continúan agrediéndolo, llegando a atarle las manos y los pies con bridas.

Finalmente, lo trasladan en un vehículo a unos 5 kilómetros del lugar, donde lo arrojan a la cuneta, logrando la víctima levantarse y avisar a varios conductores que pasaban, los cuales socorren a esta persona y avisan a los servicio médicos, teniendo que ser trasladado al Hospital de Torrecárdenas debido a las heridas que presentaba.

De manera paralela a estos hechos, y atendiendo al aviso del amigo de la víctima, la Guardia Civil se traslada hasta la finca invernada, donde se encuentran con el amigo, así como con los que dicen ser los propietarios de la finca, la cual se encuentra cerrada, con un candado de apariencia nueva, si bien los propietarios dicen no tener la llave, lo que llama la atención de los agentes.

Tras identificar a las diferentes personas, la Guardia Civil lleva a cabo la inspección ocular, tanto del interior de la finca, como del vehículo de una de los propietarios, encontrando dentro de la finca manchas de lo que parece ser sangre en la pared, y en el suelo una mancha de agua, aparentemente de limpiar, así como en el vehículo encuentran otra macha de agua, de limpiar el interior del mismo.

Con la información obtenida hasta el momento los agentes inician la investigación, continuando con la entrevista con la víctima, la cual había sido trasladada fuera del lugar y posteriormente trasladada al Hospital.

Conforme avanzan en las indagaciones, llegan a los agentes nuevos datos, como que en noviembre del pasado año tuvo lugar un episodio similar con otro vigilante, si bien en ese momento no se presentó denuncia, así como que el origen del problema radica en la titularidad de la finca, ya que las personas que la Guardia Civil identificó en la finca manifiestan que la misma es suya, ya que al parecer vendieron la misma, si bien el comprador no le pagó la totalidad.

Una vez cotejada toda la información, y comprobar que la titularidad de la finca no es de estas personas, la Guardia Civil lleva a cabo la detención J. A. L. L y de J. J. L. R., como presuntos autores de un delito menos grave de lesiones, detención ilegal y delito de realización arbitraria del propio derecho.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido entregadas, junto con los detenidos,  en el Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de EL Ejido (Almería).

Escribir un comentario