hospimedica2

Pánico en la «Madrugá» sevillana, «Alá es grande» y "Goras" a ETA

image content 6377815 20170414181606

El juez ha declarado prisión para tres de los ocho detenidos la pasada madrugada por disturbios en la "Madrugá" de Sevilla, en los que una persona resultó herida de gravedad, acusados de delitos de desórdenes públicos al portar barras metálicas, han informado fuentes de la Fiscalía de Sevilla.

Uno de los ocho detenidos por los disturbios ocasionados durante la "Madrugá" en varias calles de Sevilla, de nacionalidad senegalesa, ha sido puesto en libertad y se ha confirmado que gritó en plena calle varias veces la frase "Alá es grande", este hombre ha sido puesto en libertad con cargos y ha descartado que tenga relación con ningún grupo islamista.

Algunos de los ocho detenidos gritaron consignas a favor de ETA en las calles para crear el pánico en varias zonas y se está investigando si hay relación entre ellos.

Además del ciudadano senegalés, del que no han trascendido datos, los otros siete detenidos son todos naturales de Sevilla, con 47, 46, 45, 19, 19, 22 y 21 años de edad respectivamente.

Asimismo, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento hispalense, Juan Carlos Cabrera, ha informado de que la persona ingresada en la UCI con heridas graves ya ha pasado a observación al haber mejorado su estado y, aunque no ha confirmado su identidad, ha indicado que tiene más de 60 años de edad y fue arrollada cuando estaba en su silla de la carrera oficial.

Cronológicamente, la primera detención se produjo a las 3:30, concretamente la del ciudadano senegalés, que tiene antecedentes penales por delitos comunes, y a las 4,20 horas fueron detenidos tres vecinos de Sevilla en la calle Marqués de Paradas, a los que se imputan delitos de desórdenes públicos.

Se cree que estos tres detenidos fueron "vociferando consignas relacionadas con ETA" desde la calle Alfonso XII a Marqués de Paradas, y a las 6:00 fueron detenidos dos jóvenes más, de 19 años, en la plaza de El Salvador, a los que se imputan delitos por desórdenes públicos y contra el sentimiento religioso.

Las últimas dos detenciones se llevaron a cabo en la calle Argote de Molina, cuando estaba muy cerca la hermandad de La Macarena y gritaron varias veces "Alá es grande", "pero ni tienen que ver con islamistas ni con ningún otro grupo conocido", ha asegurado.

La investigación estudia las redes sociales de los detenidos para ver su movimiento en los días previos a la Semana Santa o bien si hay relación entre los que fueron detenidos en distintas zonas de la ciudad.

Escribir un comentario